Publicidad
Menú

Martes, 19 de Septiembre de 2017

LOS DOMINGOS AG | ENTREVISTA

"El mayor porcentaje de deuda no es de los ayuntamientos y son con los que se es más estricto"

El concejal de Hacienda de Pinos Puente, Sergio García, desglosa las cuentas municipales de su municipio, "centrados" en sostenibilidad financiera, el esfuerzo inversor y la apuesta por programas de bienestar social

| 21 mayo, 2017 | 8:00

El edil Sergio García cumple seis años al frente del área económica de Pinos Puente.

Al frente del área de Hacienda y Personal del Ayuntamiento de Pinos Puente, Sergio García hace repaso a los presupuestos municipales del Consistorio para el ejercicio 2017, recientemente aprobados y centrados básicamente en la sostenibilidad financiera, el esfuerzo inversor y la apuesta por programas de bienestar social. Desglosamos las cuentas del municipio pinero para este año.

Pregunta.- Teniendo en cuenta las limitaciones que tiene por la legislación, ¿sirve de algo a día de hoy un concejal de Economía?

Respuesta.- Es verdad que tiene unas limitaciones muy marcadas, sobre todo a raíz de la Ley de Estabilidad Presupuestaria, a partir de 2012 sobre todo. Es cierto que tiene un ritmo muy marcado porque los ayuntamientos están obligados a tener unos presupuestos equilibrados. A parte se está suministrando constantemente al Ministerio de Hacienda informaciones. Es un ejercicio de transparencia económica bestial.

Nuestro presupuesto es de más de siete millones. Es cierto que hay unos gastos estructurales que poca decisión puedo tomar yo, pero sí es verdad que hay otras decisiones que te permiten ir fijando prioridades y también ir intentando meter criterios de eficiencia y de sentido común. Sobre todo ir planificando actuaciones o inversiones que puedan tener secuencias lógicas en el tiempo y se acaben y no dejar una cosa a mitad y empezar otra. Ahí el concejal de Economía, que es el que más perspectiva tiene, la verdad es que tiene un punto importante.

P.- La Ley de Racionalización, con los desmanes que se han hecho, ¿era necesaria para regularizar la situación?

R.- Es difícil desglosar mi parte de técnico de la parte política. Considero que la cuestión había llegado a un punto insostenible. Muchas de las facturas incluidas por el Ayuntamiento de Pinos Puente en su Plan de Pago a Proveedores estaban en los cajones. Esa situación es insostenible, era una bola que se iba aumentando en el tiempo. En algún momento había que poner pie en pared. Una vez dicho esto es cierto que en general el sector local está siendo el pagano de esta situación porque a los ayuntamientos se les obliga a tener una estabilidad.

El mayor porcentaje de deuda no lo tienen los ayuntamientos y es con los que se está siendo más estricto. El grado de tutela que se está alcanzando ha llegado a ser excesivo, porque a las autonomías no se les dice lo mismo, aunque muchas ni tienen superávit. Hay muchos ayuntamientos que, o tienen superávit o están con sus planes económicos y que se han metido en la senda. Habría que empezar a abrir la mano, porque muchas veces nos dejan sin margen de maniobra.

“No me parece mal que los presupuestos, de salida, se tengan que aprobar con equilibrio, lo contrario es un brindis al sol”

P.- Haciendo el símil, es hora de que los ayuntamientos puedan andar en solitario.

R.- Estoy convencido. Cuando algún Gobierno o alcalde se le va ‘la pinza’ se actúe, pero que no se trate a todos por igual. Nos obligan a hacer proyecciones presupuestarias a tres años vista, pero mientras tanto no nos diga dónde puedo invertir determinadas cosas. A mí no me parece mal que los presupuestos, de salida, se tengan que aprobar con equilibrio. Lo contrario es un brindis al sol.

P.- El presupuesto del Ayuntamiento de Pinos Puente está centrado en sostenibilidad financiera, el esfuerzo inversor y la apuesta por programas de bienestar social, de estos tres pilares, ¿con cuál se queda?

R.- La oposición, en plan de crítica, dice que la más importante es la estabilidad presupuestaria y no es cierto, lo que pasa es que es la base sobre lo que construir lo demás. Si hago ‘trampas’ y presupuesto unos ingresos que no son reales estoy inflando artificialmente el gasto, cuando lo liquido me encuentro con un desfase. El esfuerzo por la estabilidad no puede ser un fin en sí mismo.

Las otras dos vertientes son las importantes. Por una parte, este Ayuntamiento durante muchos años ha incidido en gasto corriente demasiado y no en inversiones, no solo en servicios básicos como alumbrado o asfalto, sino las que puedan generar inversiones a medio y largo plazo. Luego la época que hemos atravesado de crisis económica, que todavía estamos en ella. Una cosa es superarla en la macro y otra en la micro, requiere una apuesta importante por programas de Bienestar Social y Empleo, dentro de nuestras competencias, que no lo son ninguna. El Ayuntamiento tiene un diagnóstico muy cercano y puede orientar para que el resto puedan poner los principales focos de inversión.

“Las bajadas de impuestos deben ser realistas, pero ir por la vía selectiva, a concretos colectivos, no de carácter general”

P.- ¿Cómo se consigue aumentar el presupuesto bajando según qué tipo de impuestos municipales?

R.- Intentando ser lo más rigurosos posibles en la gestión tributaria y teniendo en cuenta que en el caso del IBI hay que recordar que el padrón del impuesto no se actualizaba desde 2000. Nosotros entendíamos que había la obligación de actualizar los valores catastrales. Cada actualización genera un aumento del padrón. Hemos ido amortizándolas con rebajas sucesivas. En 2017 será la última actualización que haya y aún así, nosotros, nos hemos pasado pero nos duelen prendas.

Las actualizaciones catastrales habían sido del 1,10 (un 10%), pero viendo que este año iba a ser lo mismo bajamos el impuesto un 10% para equilibrar, aunque la actualización que toma en 2017 es de un 3%, con lo cual en lo práctico es una bajada del 7% en el IBI. Creo que las bajadas de impuestos deben ser realistas, pero ir por la vía selectiva, a concretos colectivos pero no de carácter general como pensionistas o personas de exclusión social.

P.- Dentro de los límites de la Ley, el Ayuntamiento está bien situado en cuanto al pago a proveedores o amortización de la deuda…, ¿cómo ha cambiado la manera de gestionar a cuando llegó?

R.- Supuestamente el 100% del superávit hay que destinarlo a pagar deuda, pero la Ley permite por excepción dedicarlo a determinadas inversiones. Creíamos que, dado que ese superávit provenía de ese esfuerzo de las áreas municipales y de los vecinos, debíamos revertir la mayor parte y por eso hemos fijado en un 30% la cantidad a amortizar a bancos. Buscamos un porcentaje que luego revierte, porque al final tengo más margen de gasto. El esfuerzo del superávit debía ir a inversiones.

“Cada área especifica sus prioridades a los presupuestos, de los que al final nos hacemos todos corresponsables”

P.- ¿Es este el mejor presupuesto que puede tener el Ayuntamiento de Pinos Puente en inversión?

R.- Lo que no sabe el ciudadano muchas veces son las bambalinas que tiene el presupuesto. Habría que poner luz al proceso de elaboración. Economía pide a todos los concejales sus propuestas de actuación  y que hagan su ‘carta a los Reyes Magos’, en la que deben especificar prioridades porque íntegra será imposible y exista un margen para saber. Luego hay un trámite de negociación arduo con mis propios compañeros. El presupuesto no es más que una relación de prioridades de gasto, seguro que habría para dos presupuestos. Siempre procuro que las que han sido prioridades y se han quedado por el camino se incorporen y se puedan retomar. Dedicamos un día entero a discutir los presupuestos y al final nos hacemos todos corresponsables de las decisiones.

P.- Entre las inversiones financieramente sostenibles (IFS) se encuentran con principales partidas el Comedor Escolar y la Barriada de la Paz, en este último caso, ¿en qué punto se encuentran los trabajos y qué plazos manejan?

R.- Debemos tener en cuenta que se trata de una urbanización con una antigüedad importante y que en más de dos décadas no se había invertida. Hay que tener en cuenta además que la estimación de inversión en cada patio es de 25.000 euros porque en cada patio se están renovando las redes de abastecimiento y saneamiento, que además han sido los primeros patios lo más trabajoso porque no había la más mínima planimetría. Nuestra previsión es que tenemos claro que hay que continuar y cada vez que hemos tenido un margen hemos invertido en la zona. Nuestra previsión es que con los 517.000 euros de las próximas IFS también iremos añadiendo. Nuestro objetivo es estar con más de la mitad de los patios seguro. En la mínima posibilidad que tengamos le estamos arrimando dinero.

Es un proyecto prioritario porque era una urbanización que no se había actualizado en mucho tiempo, porque con los que están hechos hemos visto que merece la pena y porque entendemos que los servicios que tienen que tener esa zona han estado bastante dejados.

“La Barriada de la Paz es un proyecto prioritario, porque era una urbanización que no se había actualizado en mucho tiempo”

P.- Otro proyecto importante es habilitar el antiguo colegio de Las Angustias, ¿qué finalidad cumple?

R.- Este Gobierno se encontró con la Biblioteca cerrada. La pusimos en servicio y los técnicos de Cultura de la Junta nos advirtió de que debía tener en torno a los 400 metros cuadrados. La actual cubre el servicio pero no es la que se merece un municipio como Pinos Puente. Esa era nuestra principal prioridad. Otra cosa que se habla menos es que creíamos que el municipio debía tener un archivo municipal. En el proyecto técnico que se aprobó y ejecutó van ambas previsiones.

Luego queríamos poner en valor un edificio que estaba en desuso, que requería mucha inversión pero daba muchas posibilidades. Por medio de ello era recuperar también Guadalinfo, abandonado con otras corporaciones. Otra cuestión que entendíamos que merecía la pena era la Escuela de Música, que entendíamos que ha sido una demanda ciudadana que se ve por el incremento de alumnos requería una atención especial con una separación de aulas siguiendo unos criterios. Lo único que nos queda es la dotación del mobiliario y tenemos previsto acudir a una convocatoria de subvenciones para, en cuanto nos sea posible, poder acometer el traslado.

Quisiéramos tenerlo para este mismo año, por lo que imagino que en la primavera del próximo año estuviera en servicio, pero depende de la subvención.

El antiguo Colegio Las Angustias ha sido rehabilitado para prestaciones educativas. Foto: Luis F. Ruiz

P.- Otro proyecto con una partida importante es el de eficiencia energética, que supone un ahorro del 60% para las arcas municipales. ¿En qué se traduce esto en datos absolutos?

R.- Actualmente se está ejecutando y no está evaluada. Esta actuación tiene varias ‘patas’. Por una parte el Ayuntamiento se adhirió a la central de compras y el contrato que tenía con Endesa lo adquirió con Iberdrola. En cada una de las actuaciones que ha ido cometiendo se ha ido cambiando luminaria antigua por eficiente, el ahorro acumulado puede alcanzar en torno al 20%. Surgió la posibilidad de acogernos al Fidae, un préstamo que hemos suscrito y que hay que amortizar a tipo de interés cero. Es verdad que es un ahorro para las arcas municipales, pero al tiempo que cumplimos la normativa para la protección del cielo nocturno. Ya no es que estuvieran prohibidas las de vapor de mercurio, que las tenemos erradicadas; sino que lo que hacemos es que todas las luminarias las instalamos con temporizadores que permiten bajarlas de potencia.

Por tanto cumplimos la normativa y hacemos ahorro. Esta actuación tan importante vino precedida de otras dos actuaciones en Fuensanta y Trasmulas que venimos pagando. En esos núcleos no se había hecho la más mínima inversión en años.

“Hemos intentado tener una planificación en la incorporación de personal que alcance a todos los sectores”

P.- En cuanto a la seguridad, el gasto en agentes con la dotación de nuevas plazas, ¿está previsto?

R.- El Ayuntamiento tiene previsto aprobar una oferta de empleo público este año y en ella se aprobará tener a dos agentes nuevos, porque lo que queremos es dar estabilidad a la plantilla. Esas vacantes estaban cubiertas en comisión de servicio. Queremos aprobarla para que al menos incluya estas dos vacantes. Hay que recordar que hemos intentado tener una planificación en la incorporación de personal y que la creación de vacantes alcancen a todos los sectores. Este año hemos querido poner el acento en temas de administración general y en obras y servicios y esperamos que el año que viene se pueda crear alguna plaza neta más. Al menos este año se prevén dos nuevos agentes.

P.- Respecto al gasto social puede parecer que los ayuntamientos pasan ‘de puntillas’ en este asunto, cuando en quizás es todo lo contrario.

R.- Sí, porque manejamos un presupuesto importante entre aportaciones propias y lo que ponen a nuestra disposición se maneja un capítulo importante. Manejamos cuantías importantes que superan el millón de euros. Tenemos los programas de exclusión social, el de situaciones de urgente necesidad de Diputación o todos los programas que se ponen a disposición sobre garantías alimentarias o suministros vitales. Este año nos hemos incorporado a un nuevo programa que es la contratación de un técnico específico en exclusión social que en el segundo semestre apoyará a los Servicios Sociales en la captación de recursos y puesta en marcha.

Luego están los programas habituales, pero no menos importantes, como los de la tercera edad con todas las actuaciones que se hacen; o las actividades relativas a la salud que se mantienen durante todo el año, algunas de ellas premiadas en colaboración con los colegios. Además están los programas que se desarrollan con el Centro de la Mujer, que aunque puedan parecer minúsculos en su cuantía movilizan a la población femenina de una manera particular.

P.- Hay tres partidas que quizás sean la esencia para muchos ayuntamientos como son Cultura, Fiestas y Deportes, ¿cuál es la columna vertebral de cada una?

R.- En el caso de la Cultura partimos de unos clásicos que tenemos en el pueblo que difícilmente son prescindibles como pueden ser el Certamen Literario o la Muestra de Teatro, pero se está intentando innovar con una oferta más global, como el Festival Al Oído, que ha logrado un gran éxito de asistencia. Se ha aumentado el esfuerzo respecto a la Escuela de Música o el de otras cuestiones como el taller de teatro que hemos intentado poner un poco de orden separando las actuaciones semiprofesionales o colectivos municipales que siempre hemos apoyado. Luego está el apoyo al taller de teatro a personas que desde pequeñas quieren iniciarse en esas cuestiones.

En el tema de festejos hemos intentado mantener un nivel digno en todas las fiestas del municipio. Hemos tenido dificultades porque en los anejos de Casanueva y Zujaira en algunas ediciones no hemos contado con el apoyo de mayordomos, lo que ha supuesto un esfuerzo complementario. Hemos intentado incidir no solo en el capítulo de gasto, sino en el de ingresos intentando regularizar la cuestión de los anuncios, de los patrocinios y que haya una absoluta transparencia en todos los gastos que se hacen en las fiestas. Intentamos que sean los mínimos pero que garanticen unas fiestas dignas y que se trabajan durante el año y a las que la concejala le echa muchas horas.

Sobre Deportes ha habido un esfuerzo en reforzar el tema de la colaboración con los clubes de fútbol de todo el municipio, que en el anterior presupuesto ya se les subió la asignación para que pudieran ampliar equipos federados o responder a los requerimientos de las nuevas competiciones. Hemos intentado responder a la programación de todo el año con eventos de todo tipo. También hemos incidido en colaboraciones con el Coviran Granada o el Granada CF. Se ha tenido especial mimo con las escuelas deportivas municipales en verano para que haya una programación completa en verano y se ha incidido en el tema de recuperar la piscina municipal, tanto el uso de nado libre y poner en valor la cuestión del bar de la piscina.

“Las inversiones deben ser proporcionales en los anejos, pero también hay que intentar resolver deudas históricas”

P.- ¿Cómo se maneja un presupuesto pensando en otros cuatro núcleos más como son Fuensanta, Trasmulas, Casanueva y Zujaira?

R.- Antes me refería a la fase de negociación y elaboración. Ahí tienen una parte activa los alcaldes pedáneos que vienen a posicionarse. Por poner un ejemplo debíamos pedir presupuesto de unos 5.000 para unos columpios saludables en Trasmulas. Cuando nos  hemos puesto a pedir presupuesto nos han hecho un ofrecimiento que un paquete de diez los podíamos sacar por un poquito más. El primer pensamiento fue no instalar los cinco columpios que nos ‘sobraban’ en Pinos Puente, sino llevarlos a Fuensanta en el mismo ejercicio. Intentamos que haya una proporcionalidad.

En el caso de Casanueva-Zujaira hay unos estatutos que nos marcan. Yo ya sé que tengo que invertir el 14,45% a ambos núcleos. Lo hemos tenido claro porque son parte del municipio. Las inversiones deben ser proporcionales, pero también es cierto que hay que intentar resolver deudas históricas y la inversión en los anejos, que generan un sentimiento de agravio que está en el origen de otros pensamientos. Hoy día lo que prima es agrupar gastos y no desagregarlos.

P.- ¿Repercute en el ámbito presupuestario el organismo autónomo de Casanueva-Zujaira?

R.- Estamos en una pequeña incógnita, hasta que Intervención no haga el efecto práctico de ese presupuesto. La gente ha visto la cantidad de la transferencia, pero de ella exige una corresponsabilidad en los gastos. Cuando los técnicos empiecen a rellenar el capítulo de gastos y no solo el de ingresos, el efecto práctico será escaso. Si preguntas a un vecino de Casanueva siempre tendrá un agravio respecto al vecino de Castillejo y viceversa. Esas impresiones se pueden rebatir con números, pero a veces son lo más tozudos de entenderse.

P.- Esa sensación de celo en el mismo municipio, ¿a qué obedece?

R.- Los españoles somos muy de mirar que todo lo demás está mejor. Hemos tenido claro siempre que teníamos que apostar por todos los núcleos. Evidentemente el núcleo principal es Pinos Puente, con un factor importante que no lo tienen otros núcleos que requiere de su esfuerzo. Cuando hemos tenido que negociar internamente las memorias del PFEA siempre hemos llegado a acuerdos y las calles de Casanueva, Zujaira, Fuensanta y Trasmulas han ido por acuerdo de todos. No todas las actuaciones se podían volcar en un cesto ni al contrario.

Últimas galerías de imágenes

  • La procesión de la Virgen de las Angustias en Pinos Puente | Fotos: Luis F. Ruiz

  • La Marcha de la Salud, en imágenes | Fotos: Álex Cámara

  • El concierto de Guadalupe Plata, en imágenes | Fotos: Álex Cámara

  • Ofrenda floral a la Virgen de las Angustias | Fotos: Álex Cámara

  • Entrega de los Premios Prestigio Turístico 2017 | Fotos: Álex Cámara

  • El concierto inaugural de temporada de la Orquesta Ciudad de Granada | Fotos: Luis F. Ruiz

  • La etapa 15 de La Vuelta a su paso por Granada, en imágenes | Fotos: Luis F. Ruiz – Dipgra

  • El ambiente en las gradas de Los Cármenes en el tercer partido de Liga | Fotos: Agencia Garnata