domingo 26 mayo
Opinión  |   |

Visto para sentencia

Estos días se está celebrando el juicio que clarificará después de diez años si el alcalde de Gójar, Francisco Maldonado, es declarado culpable o no de prevaricación y tráfico de influencias. Una mancha más que añadir a las numerosas causas que acumula el Partido Popular en todo el territorio nacional.

Hemos tenido que leer en prensa titulares como “Juzgan desde este martes al alcalde de Gójar...”, “El alcalde de Gójar asegura que desconocía que su hermano fuera socio de la constructora...”, una presencia en los medios que repercute muy negativamente en la imagen de nuestro municipio, que provoca la vergüenza de quienes lo habitamos.

Con un desarrollo urbanístico descontrolado, carente de estructura lógica que permita la actividad comercial, Gójar es hoy un oasis en el área metropolitana sur, desde donde apreciamos el desarrollo de los pueblos vecinos con una mezcla de halago y envidia, mientras que nos resignamos a ser un pueblo dormitorio, gobernado como si tuviera los mismos 2000 habitantes de los años 80 sin tener en cuenta la realidad actual, donde más de 5300 personas esperan que el pueblo donde residen alcance el nivel de servicios que corresponde a un municipio de su tamaño.

Al margen de la culpabilidad o no del alcalde, lo cierto es que hay motivos más que suficientes como para desear un cambio de gobierno: reiterado incumplimiento de las propuestas aprobadas por el Pleno, rechazo continuo a propuestas de colaboración en cualquier ámbito, omisión de informar a la oposición con anterioridad a realizar modificaciones que después tienen que ser ratificadas por el Pleno... etc.

No sólo se trata de la figura personal del alcalde ni de su situación judicial. El problema reside en las formas, reside en las prioridades, reside en la escasa voluntad que muestra todo un equipo de gobierno por adaptarse a una nueva manera de funcionar, centrándose en las ideas y no tanto en el partido, pensando en las personas como personas, no como votantes.

Sea cual sea la sentencia que emane de esta causa pedimos al resto de partidos de la oposición que, dos años más tarde, consideremos seriamente apoyar una alternativa de gobierno que nos permita avanzar sin obstáculos, que sepa entender la diversidad dentro de la corporación como una ventaja y no como un inconveniente, que aproveche las aportaciones y la ilusión que aún nos queda, antes de que el desánimo y la resignación se transformen en indiferencia, y tras ésta, todo siga igual.

Estamos a tiempo de revertir esta situación, sólo se necesita la valentía necesaria para afrontar las responsabilidades que las urnas nos encomendaron en las pasadas elecciones municipales.

Jesús Gutiérrez
Portavoz del grupo municipal Asamblea Ciudadana de Gójar 

Publicidad

Comentarios (1)

  1. Beatriz Contreras Medina dice:

    Se puede decir más alto pero no más claro.
    Enhorabuena y felicidades estoy contigo en q se puede y se debe revertir esta situación ,y en lo q pueda te apoyo y te respaldo.

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Diseño Web La Sastrería