Menú

Miercoles, 20 de Junio de 2018

ENTREVISTA AG

"Mi propuesta va a ser muy arriesgada para Granada porque conozco la ciudad muy bien, sé dónde están las minas"

El presidente provincial del PP, Sebastián Pérez, considera que si recuperan la confianza de los granadinos será alcalde en 2019 · Dos años después del Caso Nazarí sigue creyendo en la inocencia de José Torres Hurtado · Defiende que la seguridad debe prevalecer en la llegada del AVE

Noelia S. Lorca - Luis F. Ruiz | Fotos: Álex Cámara | 13 abril, 2018 | 7:00

Sebastián Pérez Ortiz, en el interior de la sede del PP de Granada. Foto: Álex Cámara

A punto de cumplir un año desde que fuera reelegido como presidente provincial del PP de Granada, Sebastián Pérez también está a punto de cumplir un mes desde que fuera designado candidato a la Alcaldía de Granada para las Elecciones Municipales 2019. En su primera entrevista concedida a ahoraGranada aborda cuál es su planteamiento ante este nuevo reto profesional, además de asuntos de actualidad y lo que supuso el Caso Nazarí justo el día en que se cumple su segundo aniversario.

Pregunta.- ¿Desde cuándo quería ser candidato a la Alcaldía de Granada?

Respuesta.- Sinceramente, no hay un deseo manifiesto. He estado muchos años en el Ayuntamiento de Granada, ciertamente sí tuve gran interés e ilusión, política y personal, de ser candidato a la presidencia de Diputación. Conseguimos aquel logro. Parecía lógico que fuese la persona que, después de una trayectoria del exalcalde, me hiciera cargo de la ciudad. Creo que en aquel momento, ya he dicho que el pasado no lo voy a mirar, que sea la historia y la hemeroteca los que dicten su sentencia junto a los jueces no yo.

Ha tocado este momento, mi partido me lo ha pedido en este momento y aquí estoy. Dispuesto a trabajar por hacer una ciudad más próspera y luchar mucho. Cuando uno es hombre de partido, como es mi caso, hay que estar preparado a que en cualquier momento te pueden destinar a algún sitio. Ahora me han destinado a Granada, una enorme satisfacción y un reto apasionante porque ser candidato en este momento, que salimos en una situación muy delicada, tirar del carro supone una experiencia muy seria y lo admito. Junto a mi equipo salimos a plantar batalla. Salimos en unas circunstancias muy adversas pero creo que podemos remontar.

P.- ¿Qué es lo primero que hará de llegar a ser alcalde de la ciudad?

R.- Lo primero que tenemos que hacer es ordenar la ciudad. La izquierda tiene un poderío inmenso en Andalucía porque es quien controla la economía en Andalucía desde hace 40 años, lo que le permite tejer una tela de araña y unas estructuras que les permiten lanzar sus mensajes abiertamente y hacer daño al PP. La izquierda me ataca sistemáticamente porque le he ganado elecciones. Mi partido le ha ganado todo al socialismo. Nosotros tendremos que hacer un gran esfuerzo y lo haremos con una ventaja. Si lo he hecho en mis pueblos, recorriéndolos, qué no podré hacer en mis barrios. No va a haber ni un sólo granadino que se quede sin conocer el programa de Sebastián Pérez.

“Aquí se forma un escándalo monumental cuando una señora tiene unos problemas con unas asignaturas de un máster pero no pasa nada cuando un Tribunal de Cuentas dice que ha habido sobresueldos en Sierra Nevada”

P.- Después de 16 años, es la primera vez que el PP en Granada capital tendrá que salir a unas municipales para recuperar la Alcaldía, ¿dónde estará la clave?

R.- La clave es plasmar cuáles son los valores y principios del Partido Popular de Granada en la capital, que son nunca perder la humildad, modestia y cercanía. Nosotros si somos capaces de recuperar esa confianza, y creo que lo vamos a hacer, tenemos garantizado el éxito y lo sabe la izquierda. Por eso esta nerviosa y lanza estos mensajes. Yo no he hablado del alcalde desde que fui nominado y, sin embargo, él me está haciendo campaña, circunstancia que yo agradezco porque me beneficia.

Yo voy a lo mío que es Granada. Y creo que lo peor que le esta pasando a Granada es que un señor que, de pronto se encontró con un regalo, ha desdibujado un proyecto de ciudad. No hay proyecto. En la actualidad, la izquierda lo que busca es la fotografía, el momento, cuidar a sus medios, tapar todo lo malo que hace y exaltar lo que ellos dicen que es muy bueno. Los conozco muy bien y no le temo a la izquierda.

P.- Diga algo bueno del actual alcalde de Granada, Francisco Cuenca.

R.- Ha tenido el mérito de, sin ganar nunca unas elecciones, ser alcalde. Eso para mí es meritorio. Yo aspiro a ser alcalde ganando.

“Lo peor que le esta pasando a Granada es que un señor que, de pronto se encontró con un regalo, ha desdibujado un proyecto de ciudad”

P.- ¿Es el actual regidor municipal el adversario más complejo que puede tener el PP de cara a 2019?

R.- No. Yo no quiero mirarme en adversarios, sino hablarle a la ciudad. Mi propuesta va a ser muy arriesgada para Granada porque conozco la ciudad muy bien, me he criado en ella, tengo un sentimiento muy especial de lo que debe ser mi tierra, conozco su historia, tradición y cultura. No me voy a mirar en el espejo de los demás y voy a decir esta es nuestra Granada, quien quiera que nos ayude y creo que lo hará mucha gente.

Conocer la tierra implica, naturalmente, conocer también dónde están las minas, la prueba es que he sorteado muchas de ellas. No estoy aquí con facilidad. Aquí no ha habido sustos. La izquierda sabe que les va a ir mal y no quieren que les quiten sus regalos.

P.- ¿Qué perfil deben tener las personas que le acompañen a usted en la lista?

R.-  Que cualquier persona piense En esa lista, cualquier persona podría ser perfectamente el alcalde de Granada. El perfil va a ser de mucha fortaleza en todos los ámbitos porque son muchos años y experiencia. Voy a tener el honor de llevar el equipo más sólido y solvente, políticamente hablando, de todas las candidaturas que se presenten. Pero eso llegará más tarde… (Sonríe).

“La única persona que tiene garantizada su sitio en esa su candidatura por méritos propios se llama Rocío Díaz, sin lugar a dudas. Estará donde quiera estar”

P.- En ese sentido, ¿puede perjudicarle no estar en el día a día municipal como concejal?

R.- No lo creo, en absoluto. Yo dirigí la campaña de 2003, cuando el partido puso en mis manos un candidato que no estaba vinculado a la vida local ni al ayuntamiento, y nosotros sacamos con solvencia. Yo realmente estoy, nunca he dejado de estar en el Ayuntamiento que es mi casa. Estoy orgulloso de haber estado trabajando tanto tiempo en la institución y espero seguir trabajando. La voz del partido está representada. El PP no puede dejar que todo caiga sobre el peso de un candidato. Debe haber un equipo y proyecto.

Los errores que ha cometido el Partido Popular los ha pagado a un precio muy alto, porque no merecía el PP de Granada ni dejar de ser gobierno en la ciudad ni en Diputación en 2015, era perfectamente evitable y, sin embargo, nuestros errores nos llevaron a no gobernar en ninguna de las dos instituciones. No obstante, la historia te dice que quien mira para atrás se convierte en estatua de sal.

P.- Mirando al próximo año, ¿qué lugar ocuparía Rocío Díaz en su hipotético equipo de Gobierno?

R.- Rocío Díaz ocupará, sin lugar a dudas, un sitio preeminente, aunque aún no lo he configurado. Es una mujer que ha dado testimonio de lealtad y amistad, algo que valoro mucho. Hasta que no se presente formalmente el equipo a principios del año que viene, la única persona que tiene garantizada su sitio en esa su candidatura por méritos propios se llama Rocío Díaz, sin lugar a dudas. Estará donde quiera estar.

P.- En varias ocasiones ha reconocido que quiere recuperar la grandeza de Granada después de 40 años de socialismo, ¿no se ha conseguido con un alcalde del PP durante 13 años?

R.- Lo hemos intentado. No era problema del alcalde del PP. Era problema de la Junta de Andalucía. No voy a tolerar que siga sometiendo y maltratando a Granada. Como lo consintamos un año más nos podemos despedir. Perdemos el tren de la modernidad para los próximos 100 años. El actual alcalde no deja de ser el comisario político en Sevilla, que es quien marca las pautas en Granada. Eso nos ha hecho mucho daño. No es que este mensaje venda, es el sentimiento que tenemos los granadinos. Estábamos mucho mejor en todos los ámbitos antes que ahora. Teníamos unas fortalezas y explotábamos y hoy no dependen de nosotros.

Sigo sin entender por qué el PSOE desde Sevilla tiene que gobernar Sierra Nevada. Aquí se forma un escándalo monumental cuando una señora tiene unos problemas con unas asignaturas de un máster pero no pasa nada cuando un Tribunal de Cuentas dice que ha habido sobresueldos en Sierra Nevada. O cuando ha habido un escándalo monumental de millones de euros en entradas a la Alhambra y no pasa absolutamente nada. Ni con las colas. Eso depende de la Junta.

En el Ayuntamiento se hizo bien, pero esto depende de la Junta de Andalucía, que no es que tenga con Granada una deuda histórica, sino lo siguiente a una deuda histórica. O Granada dice basta o nos quedamos en una situación calamitosa. La gente me lo pide en la calle. Ahora tenemos una campaña que están leyendo todos, con fotos de políticos del PSOE poniendo la primera piedra de la autovía Darro-Iznalloz, o una foto del señor Chaves, sentado en los ERE aunque no lo veamos; en la ópera de Granada hace 15 años… En los hospitales ya hemos visto lo que han tenido que hacer, dar media vuelta y recular.  Con el Albaicín llevan 25 años diciendo que van a recuperar las obras. Son cosas que no se entienden. O despertamos o tendremos un problema, ya no lo digo como candidato a la Alcaldía, sino como granadino.

P.- Los casos judiciales en los que hay ahora mismo implicados concejales del PP van a coincidir en parte con la campaña electoral, ese es el pasado que va a estar presente…

R.- Sí, lo que pasa es que va a estarlo para quien quiera tenerlo presente. Nuestro partido, desgraciadamente, está inmerso en una serie de procesos judiciales, con el anterior equipo de Gobierno, pero la democracia tiene la división de poderes. Yo no voy a entrar ahí, tendrá que ser un juez, cuando así lo determine, quien emita lo que tenga que emitir. Espero que ocurra lo que dije el 14 de abril de 2016, que no quede en nada, que sigo defendiendo la inocencia de mis compañeros y que creo que se trata más de un problema de gestión que de otra índole, pero yo ahí no tengo capacidad.

No voy a estar la campaña hablando de eso. Se equivoca el PSOE, y a mí me interesa que se equivoque, si entra en esa línea porque lo que les interesa a los granadinos es lo que va a hacer el próximo alcalde con la ciudad y eso es lo que yo les voy a explicar.

“Nuestro partido, desgraciadamente, está inmerso en una serie de procesos judiciales, con el anterior equipo de Gobierno, pero la democracia tiene la división de poderes. Yo no voy a entrar ahí, tendrá que ser un juez, cuando así lo determine, quien emita lo que tenga que emitir”

P.- Este viernes se cumplen dos años desde que comenzara el principio del fin del PP en la Alcaldía de Granada, ¿dónde estaba la mañana del 13 de abril de 2016?

R.- Estaba en el Centro Cultural de los Ejércitos en Gran Vía 13 de Madrid y, a las 08.00 horas, recibí una llamada de un policía local avisándome de que habían sido detenidos el alcalde Torres Hurtado y la edil de Urbanismo Isabel Nieto. Cuando cuelgo la llamada, que dura un minuto y medio, me llamó el presidente del PP-A, Juanma Moreno, que me decía que fuese para el Senado inmediatamente y que llamara a Rocío Díaz para ir a su despacho. Vimos muchas imágenes por televisión pero, lo dije en su momento y lo sigo pensando, eran evitables.

Al estar con Juanma y Rocío fuimos viendo aquello con serenidad y a las 15.00 horas nos quedamos más tranquilos cuando supimos que habían sido puestos en libertad nuestros compañeros. Volvimos en avión a Granada Rocío y yo y al llegar, lo primero que hice fue llamar al alcalde al fijo de su casa porque durante la mañana no se podía contactar con él vía móvil. Me dijo que él no había hecho absolutamente nada que no se explicaba lo que había pasado y que saldría en comparecencia pública a las 19.00 horas para decir que no había hecho nada. Y me puse a su disposición.

Después de hablar con él, tuve una llamada de la dirección nacional del partido y que habían sido suspendidos de militancia ambos. Y así fue como viví ese día. Empecé a notar algo raro que nos sorprendió a todos cuando hacíamos el seguimiento de la rueda de prensa y dijo que la dirección provincial no le había llamado nadie cuando estuvimos hablando 20 minutos con el manos libres delante de los que veníamos en la furgoneta que nos recogió en el Aeropuerto. Con el tiempo me dí cuenta de que no había sido un lapsus.

P.- ¿Desde cuándo no se comunica con José Torres Hurtado?

R.- Desde esos días más o menos. Concretamente desde el día en que solicita que para abandonar la vida pública por lo que había ocurrido que yo me tenía que ir. Ni yo ni mi partido lo entendimos.

“Tenía -Torres Hurtado- su sanedrín, personas que hicieron un daño brutal a las siglas a nuestro partido y estaban constantemente minando”

P.- Eso lo ha llegado a calificar usted de chantaje.

R.- Sí, está claro. Yo accedí por el bien de Granada. Mi partido se portó muy bien conmigo y me propuso no aceptarlo, pero yo quería salvar la Alcaldía y quería poner a Rocío Díaz en ese momento de candidata. Se trataba de salvar el bastón de mando. Lo hice sabiendo las circunstancias. Salí en un proceso convulso de esa magnitud acompañado de esas dos personas. Hay mucha gente que fuera decía “si se ha ido será por algo”. Había que remangarse bien, llevo muchos años luchando por estas siglas y mi partido. No podía regalar la Alcaldía al socialismo y a la izquierda radical. Por eso yo acepté aquello. Entonces en mi partido me dijeron que no olvidarían el gesto, al cabo de los dos años el partido ha restituido algo que era justo.

P.- ¿Cree en la inocencia de Torres Hurtado?

R.- Creo que sí. Conozco bien la metodología. Yo he firmado decenas de miles de papeles y llegaba de Madrid y me encontraba un montón. Quién es capaz de leerse 100.000 folios en una semana para una Comisión de Gobierno. Las hay. Qué ser humano en el mundo o robot puede leérselo. O el mismo presidente del Gobierno, los consejos de ministros. No pueden leerse todos los expedientes. Para eso están los habilitados nacionales, los letrados, los asesores y tenemos una estructura funcionarial muy importante. Lo dije al día siguiente de la detención y lo seguiré diciendo. Mientras que un juez no diga lo contrario lo mantendré. Lo que diga la Justicia ahí no entro, ni entro ni he entrado jamás. Al final lo que intentará la izquierda es usarlo contra mí. Entra dentro del juego político.

P.- ¿Se arrepiente de la decisión tomada?

R.- No, no me arrepiento.

P.- ¿Aun si hubiera sabido entonces que no servía de nada dimitir?

R.- De saber que la decisión no hubiera servido de nada no me hubiera ido, obviamente. Me fui de común acuerdo con mi dirección nacional y regional porque confiábamos sí o sí en que salvábamos la Alcaldía y que a Rocío Díaz la hacíamos alcaldesa. Por eso ahora la dirección ha sido generosa. Si sé que al final Ciudadanos va a entregar al PSOE la Alcaldía no hubiera hecho sacrificio.  La estrategia de que yo me fuera la conocíamos desde el viernes.

Tenía -Torres Hurtado- su sanedrín, personas que hicieron un daño brutal a las siglas a nuestro partido y estaban constantemente minando. Tuve tiempo de meditar aquél fin de semana con tranquilidad. No sé qué ocurrirá en otros territorios, pero en Andalucía votar a Ciudadanos es votar al PSOE, quien quiera está en su derecho; pero que le están dando ese día su voto al PSOE.

“Ganar es gobernar. El todavía alcalde de Granada es el alcalde y perdió. Eso lo tengo muy claro y entonces no tiene sentido en proponer a un compañero, si hubiera que coger una papeleta sí”

P.- Usted también tiene el anhelo de recuperar Diputación 2019, si la consiguen junto a la Alcaldía de Granada, ¿qué nombre tiene previsto proponer para ponerlo al frente?

R.- Tengo una ventaja. Me mojaría, como me mojé en otras elecciones, cuando esa elección fuese directa. Hoy sería presidente de Diputación si la elección fuese directa. Dejamos Diputación por 1.400 votos y nos desplomamos en la capital al retroceder 33 años atrás, con 21.000 votos de pérdida. Eso no se ha visto en ningún sitio. Aquello nos arrastró. Pero el sistema ahora sí me permite una ventaja. Como no es elección directa para qué voy a quemar a nada ni a nadie dando un nombre en segunda vuelta y elección.

A mis compañeros les he pedido que trabajen al máximo y a partir de ahí ir a ganar, cuando lo hagamos hay tiempo para decidirlo. Esperaremos porque no tiene sentido designar a una persona que no van a votar. Cuando en 2007 me presentaron nadie sabía cómo votarme. La gente no entiende cómo funciona. El PSOE lo convirtió en una oficina descentralizada de su partido. Nosotros le dimos el esplendor de la institución. No es que no quiera contestar, ni que tenga un as en la manga, primero hay que ganar.

Ganar es gobernar. El todavía alcalde de Granada es el alcalde y perdió. Eso lo tengo muy claro y entonces no tiene sentido en proponer a un compañero, si hubiera que coger una papeleta sí. Esperaremos y sería un día inmensamente feliz. Devolver el prestigio a ambas instituciones. Sería una cura de humildad ante la maldad extrema del que es el peor socialismo de España, el más reaccionario y radical.

P.- ¿Qué pueblos del Área Metropolitana considera que son recuperables en 2019?

R.- Tenemos muchos pueblos que pueden serlo. Albolote, tenemos esperanzas en Armilla, se pueden recuperar La Zubia, Cájar, Alfacar, Vegas del Genil o Gójar, donde es increíble que Ciudadanos le haya dado al PSOE, Podemos y al Partido Comunista la Alcaldía. Es una cosa absolutamente asombrosa, todo eso lo explicaremos en campaña. Esos pueblos que son referentes para el PP, lo hicimos muy bien y ganamos las elecciones, pero los pactos de perdedores nos quitaron.

P.- De los que no ha gobernado nunca, ¿en qué municipios del ‘Cinturón’ tiene el especial deseo de que lo haga en 2019?

R.- Creo que hay tres pueblos que vamos a darlo todo. Vamos a echar mucho en Pinos Puente, aunque en Maracena ya gobernamos pero entiendo que es un pueblo muy importante, en donde daremos mucho la batalla; y en Peligros también queremos. Tenemos una candidata con fortaleza y que puede darnos un resultado magnífico al partido. Nos va a ir mejor que en el 2015. Las Municipales son otras elecciones.

P.- ¿Mejor que en 2011?

R.- No nos engañemos. En 2011 es una situación ficticia. Cogimos un rebufo en el que hay que tener en cuenta que un 20% de esos votos no eran nuestros. Teníamos un Zapatero que dejó a España como la dejó. La situación venía de cara al PP. No existía Ciudadanos ni Podemos. Hoy vemos la política como si estuviera así toda la vida, pero en aquel momento estábamos tres partidos. PP, PSOE e IU. Ahora compito con muchos más. Eso hace que se fraccione más mi voto. Quien piense que irá en mayoría absoluta eso puede ocurrir en municipios pequeños y de menos de 10.000 habitantes. Una mayoría absoluta por encima de los 10.000 habitantes vale su peso en oro.

Me atrevo a decir que no habrá una sola capital en España con mayoría absoluta, porque el voto se ha fraccionado. lo que antes era entre tres ahora es entre cinco, seis o siete y la configuración es distinta. El año 2011 fuimos solos y sin nadie. Hoy vamos con otras fuerzas de acompañamiento.

“Si tengo que dedicarme a Granada no puedo ir por los pueblos, tengo que estar en mi trabajo en Granada. He pedido autorización y mis competencias orgánicas de municipios han sido delegadas”

P.- Dicho esto, estará obligado a entenderse con el resto de ediles de la Corporación municipal si quiere acceder a la Alcaldía de Granada.

R.- Naturalmente. Hoy no se puede pretender gobernar en solitario.

P.- ¿Tiene recelo de Ciudadanos después de lo ocurrido en 2016?

R.- Espero que Ciudadanos, si ganamos las elecciones, respete una promesa. Dijeron que le darían los gobiernos a la lista más votada. En Granada no han cumplido su palabra. Además dijeron que cuando hubiera un candidato imputado inmediatamente sería apartado. Han tardado poco en hablar de la señora Cifuentes o con el presidente de Murcia y en Granada están callados.  Las imputaciones no son grandes ni pequeñas. Son imputaciones. No podían poner a ese alcalde -el de Granada-. La credibilidad de Ciudadanos en Granada está muy mermada. La gente no votó a Ciudadanos para que hicieran alcalde al actual. Honestamente el tema de Granada se les fue de las manos. A nivel nacional esto se comenta. Lo tendrán que explicar en campaña.

También se les ha tomado el pelo a los granadinos con la moción de censura. Quien dice que es una calamidad el actual y todavía alcalde no es Sebastián Pérez, es el propio secretario general de Ciudadanos, con los periodistas delante. Dijo que la ciudad no va bien, no funciona. No lleva el rumbo. Si todo va así por qué no se hizo la moción. Las dos veces que he salido lo he hecho a por todas. Todavía está encima de la mesa la firma de los once concejales y no han querido. Debe haber cuestiones de tipo interno. Juan Marín es el mayor defensor del socialismo en Andalucía.

P.- ¿Cuándo está previsto que renuncie al Senado?

R.- Cuando lleguen las Elecciones y en el hipotético caso de que sea alcalde. Presido el PP, aunque mis competencias las he delegado en José Antonio Robles y Pablo García, porque entiendo que debo ser consecuente conmigo mismo. Si tengo que dedicarme a Granada no puedo ir por los pueblos, tengo que estar en mi trabajo en Granada. He pedido autorización y mis competencias orgánicas de municipios han sido delegadas. Ellos llevan todo el peso político de la provincia.

Tengo que atender mi soporte institucional como es el Senado, que me permite las sesiones y las comisiones hacer iniciativas y propuestas para Granada. Así hemos sacado la llegada del AVE, la T invertida de la A7 o la Segunda Circunvalación. De las cosas que yo estoy más orgulloso como presidente del PP es hacer de Granada la provincia que recibió más inversión de España, cuando nos hemos estado quejando toda la vida.

Cuando venga el presidente Rajoy en el AVE será un orgullo para todos los granadinos. No me vale la demagogia de agarrarme a una pancarta en función me vaya. 150.000 granadinos protestaron por la Sanidad y el secretario general del PSOE de Granada salió diciendo que era una maravilla. Y aún no ha salido para decir que se equivocó. Es una persona que no habla.

“Prefiero que me digan lo que me digan el PSOE o la izquierda radical. No está en manos ni del ministro, ni del presidente del Gobierno ni del PP ni del candidato a la Alcaldía de Granada, sino en manos de la Agencia Estatal de Seguridad”

P.- ¿Cuándo va venir el presidente Mariano Rajoy en AVE?

R.- Más pronto que tarde

P.- ¿Me lo puede fechar?

R.- No, por una razón que se entiende perfectamente. Estuve hablando con el ministro de Fomento en el Senado el otro día. El AVE está terminado, pero ahora están trabajando la Agencia Estatal de Seguridad Ferroviaria. Es un instrumento que tiene el Estado, que es quien examina centímetro a centímetro por dónde va a ir esa alta velocidad. Recordamos todos sobrecogidos el accidente que ocurrió en Galicia con un número de muertes muy importantes. La seguridad no tiene tiempo.

Los políticos hemos puesto el dinero y ejecutado las obras. Ahora, hasta que no me digan los técnicos que no venga. Sería imperdonable. Prefiero que me digan lo que me digan el PSOE o la izquierda radical. No está en manos ni del ministro, ni del presidente del Gobierno ni del PP ni del candidato a la Alcaldía de Granada, sino en manos de la Agencia Estatal de Seguridad. En el momento en que se dé el ‘ok’ pues trenes en marcha y a funcionar.

Hemos estado aguantando carros y carretas diez años, ahora está la gente satisfecha con la incorporación del tranvía y nos ha costado cuatro veces más. Es una decisión técnica exclusivamente. Ahora hay un alcalde con una falta de respeto absoluta, escribiéndole notas al ministro de Fomento. No lo he visto ni con Jesús Quero, ni con Pepe Moratalla ni Antonio Jara. He visto alcaldes socialistas educados y respetuosos, pero no con la falta de respeto de este. Representa a ciudad y se le tiene que presuponer una educación y un respeto a un Gobierno de España y de Andalucía y al prójimo. La seguridad de mis granadinos no es ningún cachondeo. Quieren anteponer un tema político cuando saben que eso ha terminado.


· Noticias sobre las Elecciones Municipales 2019

· Lea noticias sobre política

· Ir a la portada de La Capital

Últimas galerías de imágenes

  • La IX Carrera de la Mujer de Granada | Fotos: Luis F. Ruiz

  • Demostración de la Policía Nacional en la Plaza de Toros de Granada | Fotos: Álex Cámara

  • El ‘5 a las 5’, en imágenes | Fotos: Álex Cámara

  • El desmontaje de las casetas en Corpus de Granada | Fotos: Álex Cámara

  • El ambiente en Los Cármenes durante el Granada CF – Cádiz | Fotos: Álex Cámara

  • Los fuegos artificiales despiden el Corpus 2018 | Fotos: Álex Cámara y Luis F. Ruiz

  • Última noche de feria en Almanjáyar | Fotos: Álex Cámara

  • Penúltima noche en el recinto ferial de Almanjáyar | Fotos: Álex Cámara