sábado 23 noviembre
SUCESOS  |   | Redacción aG

A disposición judicial dos personas por estafar a varios vecinos de Padul y Pinos Puente

Uno de los detenidos es propietario de un establecimiento de compraventa de vehículos de importación, el otro alquiló una vivienda ficticia en Málaga desapareciendo una vez cobró la reserva de alquiler

La Guardia Civil de Padul ha procedido a la detención de una persona de 37 años y con antecedentes policiales, como supuesto autor de dos delitos de estafa cometidos como consecuencia de la venta de vehículos en el establecimiento que regenta.

En diciembre de 2016 se presenta en el establecimiento del detenido un cliente con la intención de adquirir un vehículo, llegando al acuerdo de compra de un determinado turismo de importación, confeccionándose el correspondiente contrato de compraventa y para lo que el cliente le ingresa al vendedor mediante transferencia bancaria 10.500 euros.

En abril de 2017, otra persona también compra en circunstancias similares al caso anterior otro vehículo al detenido, realizándole un pago, en este caso, de 9.000 euros mediante transferencia bancaria.

Transcurrido el tiempo el vendedor no les entrega a sus clientes los vehículos acordados en los contratos de compraventa, dándoles siempre que los reclamaban distintas excusas, negándose también a devolverles el dinero abonado.

Presentadas las correspondientes denuncias ante la Guardia Civil, se procede a la detención del propietario del establecimiento como supuesto autor de un delito de estafa, si bien este reconoce los hechos alega que las causas que han dilatado la entrega de los vehículos son como consecuencia de la homologación e importación de estos.

En Pinos Puente

La Guardia Civil de Pinos Puente ha procedido a la investigación de una persona de 43 años, vecino de Granada y con antecedentes policiales, como supuesto autor de un delito de estafa cometido como consecuencia del alquiler de una vivienda en Málaga.

La victima denuncia ante la Guardia Civil, que había contactado con una persona con la que había llegado al acuerdo de alquiler de una vivienda en la ciudad de Málaga, formalizándose el correspondiente contrato de compraventa, abonando 500 euros de reserva entre alquiler y comunidad.

A partir de ese día, la denunciante intentó ponerse en contacto con el arrendador para hacerse cargo de la vivienda, no consiguiendo hacerlo, por lo que supone que ha sido estafada.

Presentada la denuncia, por la Guardia Civil se procede a la localización y detención del denunciado, al que se le imputa un posible delito de estafa, reconociendo el mismo no ser el propietario de la vivienda alquilada, incluso desconociendo si esta existe.

· Más noticias sobre sucesos

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Diseño Web La Sastrería