jueves 21 febrero
TRIBUNALES  |   | E.P.

A juicio el acusado que intentó matar a su madre en Darro

Le asestó por la espalda varias puñaladas con un cuchillo de cocina cuando la mujer de 83 años estaba durmiendo en la cama de su dormitorio

El juicio se desarrollará en la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada. Foto: Álex Cámara

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial juzga este lunes a un hombre para el que la Fiscalía pide siete años de prisión acusado de intentar matar a su madre, de 83 años, en la vivienda que compartían en Darro, asestándole por la espalda varias puñaladas con un cuchillo de cocina cuando estaba durmiendo en la cama de su dormitorio.

El Ministerio Público, en su escrito de conclusiones provisionales, también interesa para este acusado de un supuesto delito de asesinato en grado de tentativa una orden de alejamiento de al menos 300 metros de la víctima y la prohibición de comunicarse con ella durante diez años, así como libertad vigilada por ese mismo periodo de tiempo.

El acusado, en prisión provisional por estos hechos, aprovechó supuestamente que su madre “no podía defenderse” para actuar “de forma sorpresiva y en estado de gran agresividad”, alcanzando las cuchilladas las zonas de tórax, mama derecha, y axilas, con las que le causó “graves lesiones y secuelas”.

El suceso se remonta a las 0.50 horas del 24 de julio de 2017, y, para tratar de lograr su objetivo, el acusado se sirvió de un cuchillo de 14 centímetros de largo y cinco de ancho. Para su recuperación, la víctima precisó de 122 días, de los que tres estuvo ingresada en la Unidad de Cuidados Intensivos.

“Las heridas penetrantes en tórax comprometieron la dinámica ventilatoria y hemodinámica, lo que, unido al riesgo potencial de infección, hicieron que las lesiones supusieran un riesgo para la vida de la paciente”, agrega el escrito.

El fiscal indica que el acusado padecía en el momento de los hechos de un trastorno mental de años de evolución, de carácter obsesivo compulsivo, y de conducta, consistente también en retraso leve, con una minusvalía del 65 por ciento. Conservaba, en cualquier caso, “la suficiente capacidad intelectiva para distinguir lo bueno de lo malo”.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Diseño Web La Sastrería