domingo 19 septiembre
GRANADA CF | ENTREVISTA   |   | Luis F. Ruiz | Fotos: Álex Cámara

"A mí me gusta un modelo más de control, en el que puedas ser más protagonista"

Robert Moreno admite que llevará un tiempo encontrar el equilibrio entre su estilo y el que los futbolistas tienen adquirido · Dice no notar la sombra de Diego Martínez y está convencido de que Machis no se irá

Robert Moreno

Robert Moreno es consciente de la dificultad que entraña el proyecto del Granada CF. Debe mantener la expectativa generada tras tres años idílicos en su primer gran examen en España como entrenador de un club. Todo entremezclado con la idea de tratar de imponer un estilo propio que conviva con los automatismos adquiridos por gran parte de la plantilla estos años.

El técnico rojiblanco es exigente consigo mismo y con lo que le rodea, fruto de ello reconoce que no está satisfecho al 100% con el cierre del mercado. Tras el 'revolcón' de Vallecas asegura haber aprendido e intentado enderezar los errores de las primeras jornadas. Así afronta el técnico granadinista el regreso a la competición del próximo lunes.

Pregunta.- ¿Qué cambia de ser seleccionador nacional a entrenar a un club de fútbol?

Respuesta.- Cambia todo. Cuando eres seleccionador no eres entrenador la mayor parte del tiempo, eres responsable de una secretaría técnica y lo que haces en tu día a día es ver muchos partidos, analizar jugadores e imaginarte cómo puedes juntar a un grupo de jugadores que hagan al mejor equipo posible y eso a veces no coincide con juntar a los mejores jugadores. Tratas de imponer un estilo y hay gente que ve a determinados jugadores como idóneos para la selección, pero analizando el puzle que quieres montar quizás crees que no son los idóneos. Por eso hay que dedicar muchas horas a ver partidos, a viajar.

Ser entrenador es 24 horas al día pensar en el siguiente rival, cómo ha ido el último partido, cuando tienes el mercado abierto y tienes que fichar. Cambia bastante la dinámica que tienes en el día a día. Se parece solo en la semana o solo diez días que estás con el equipo, pero es muy distinto una cosa y otra.

P.- ¿Echa de menos algo de ser seleccionador?

R.- Estaba más tiempo con mi familia. Cuando estás de seleccionador ves el partido, haces el análisis y poco más. Ahora mismo al ser entrenador estoy muchas horas en la Ciudad Deportiva y cuando llego a casa sigo viendo partidos. Mis hijos lo están sufriendo estos días porque me preguntan: “¿Otra vez tienes que ir a trabajar?”, cuando de seleccionador era de otra manera, diferente. Ahora estoy con ellos por momentos físicamente pero no mentalmente, porque estoy pensando en cómo mejorar al equipo, qué ha pasado en el entrenamiento o en el siguiente partido. En eso cambia.

"He estado 14 años esperando este momento"

P.- Este es su segundo proyecto como entrenador de un club, ¿le genera más ganas el hecho de que sea en España y su presentación oficial en la Liga?

R.- Son dos situaciones bastante diferentes. A Mónaco llegué a mitad de temporada, algo que no es deseable para ser la primera vez como entrenador, entraña más dificultades. Vas a un grupo que no está al rendimiento que se espera, tienes que cambiar cosas, lo haces con un mercado cerrado, teniendo que competir enseguida. Eso lo hace diferente. Pero Mónaco para mí fue muy ilusionante porque es un grande de Europa y resultó atractivo en ese momento.

Llegar a España era importante, es mi país, donde hablas tu lengua y es con la que mejor te expresas. Es verdad que desde pequeño quería ser entrenador. Hace unas semanas cuando me senté en el campo del Villarreal cumplí uno de mis sueños. También reconozco que dentro de dos lunes voy a cumplir un reto que me marqué hace más de 20 años con un amigo cuando fui de visita al Camp Nou, que me hizo una foto en uno de los banquillos y dije que algún día me sentaría como entrenador. Eso lo voy a cumplir con el Granada CF, con lo que imagina qué va a suponer este club para el resto de mis días. Tengo muchas ganas de hacerlo bien y estoy centrado en este proyecto que para mí es muy ilusionante.

P.- Dicen que solo es capaz de cumplir sus sueños aquel que, cuando llega la hora de la verdad, sabe estar despierto, ¿usted está despierto para este momento de su vida?

R.-  Completamente. He estado 14 años esperando este momento. Tengo una experiencia bastante larga en otro nivel, eso te hace coger las cosas con perspectiva, analizar las situaciones que te encuentras a diario. Soy consciente de que estoy desarrollando la profesión que a la vez es mi pasión. Eso hace que no lo considere un trabajo. Estoy completamente despierto, atento y sabiendo lo que supone, las victorias y las derrotas. Disfrutándolo en el día a día, tratando de solventar los problemas que van surgiendo e intentando ayudar a los jugadores.

P.- ¿Qué es lo que más impone de entrenar al Granada CF?

R.- La responsabilidad de hacer feliz a la gente. En la reunión que tuve con las peñas y lo que me encuentro por la calle te das cuenta de la ilusión con la que la gente te ha recibido. Eso es una responsabilidad. El otro día un hombre me dio las gracias por venir a Granada, cuando tengo que ser yo el agradecido porque me reciban. Para mí que la gente me reciba así, con ilusión, después de tres años de tanto éxito, es lo que me impone. La responsabilidad y ocupación por hacerlo posible y devolver ese cariño a la gente.

“Si tienes retos altos puedes conseguirlos o quedarte cerca, si tienes retos bajos puedes conseguirlos o quedarte por debajo”

P.- ¿Es alargada la sombra de Diego Martínez, hasta el punto de percibirla constantemente?

R.- A mí me ha estado dando el sol todos los días en el campo de entrenamiento, no hay sombras en la Ciudad Deportiva. Nos estamos asando de calor (sonríe). No hay ninguna sombra que note, yo me voy a comparar conmigo mismo porque el momento es diferente. Cuando un entrenador ha conseguido la mejor época en la historia de un club es evidente que la gente tenga el cariño y esa referencia y quieran eso. Eso es bueno.

El saber que es posible el poder desarrollar ese tipo de rendimientos, para mí no está mal tener ese reto aunque sea muy alto. Creo que si tienes retos altos puedes conseguirlos o quedarte cerca, si tienes retos bajos puedes conseguirlos o quedarte por debajo. Quedarte por debajo supone algo desagradable para el club. Como dije en mi presentación, ojalá que lo que había hecho Diego sea el primer peldaño de una escalera que vaya hacia arriba y se mantenga en el mismo nivel, para eso estamos trabajando.

P.- ¿Cuál es el estilo de su Granada CF?

R.- El estilo será tratar de generar muchas más ocasiones de las que hemos generado y que nos generen muchas menos de las que nos están generando y eso, al final, está condicionado por los futbolistas que tienes. A mí me gusta un modelo más de control, en el que puedas ser algo más protagonista. La experiencia me dice, y nos pasó en Roma, en el Celta…; que el proceso de cambio de un estilo de juego más directo a uno que genera algo más de control de balón tiene esos pasos que nos estamos encontrando.

Se verá que hay momentos en los que pase y momentos en los que no, el equipo por momentos va a responder con el estilo que le ha dado éxitos en los últimos años, pero es un proceso de crecimiento, de cambio, como cualquier otro. Cuando hay un cambio en tu vida lo primero es la resistencia hasta que no empieza a darte resultados. Veo a los jugadores muy convencidos, con ganas de hacerlo bien.

También digo que hay rivales delante y que el poder imponer un estilo depende de tu nivel y tu capacidad para imponerlo. Cuando he hablado en rueda de prensa sobre ese tema, una de las cosas que es más importante y así lo siento es tratar de que los jugadores hagan lo que mejor saben hacer y no lo contrario. Vamos a buscar ese punto de encuentro, entre ser un equipo que tenga control y genere ocasiones y que defienda mejor que el día del Rayo Vallecano.

Moreno quiere mostrar ante el Betis una mejora notable respecto al último partido. Foto: Álex Cámara

P.- En su cabeza, ¿tiene un plazo marcado para que esto suceda?

R.- Si me pregunta por lo que me gustaría es que el lunes se viese ya contra el Betis. Si me pregunta bajo mi experiencia cuánto se necesita, nosotros cuando lo hemos tratado de hacer en otros sitios hemos tardado entre tres y cuatro meses, el hecho de que un grupo asimile, haga suyo y domine esa forma de jugar. Un punto intermedio entre el límite máximo y las tres jornadas que llevamos sería lo ideal. Estamos trabajando en ello, sobre todo los jugadores están con muchas ganas de que sea así. Así me lo han transmitido, que se sienten cómodos y que quieren tratar de jugar de esa manera que les permite tener algo más de control y que no tienen que estar tanto tiempo defendiendo. Lo conseguiremos o no, pero la intención va a estar.

P.- Una de las cuestiones que más se comenta del vestuario del Granada CF es la calidad humana, ¿cuánto repercute esto en los 90 minutos de un partido?

R.- Cien por cien. Para mí es una de las claves. Después de conocer el vestuario entendí parte del éxito de los últimos años a qué se debía. Este es un grupo que sufre junto y se divierte juntos. Es un grupo muy maduro que sabe afrontar los problemas que se encuentra y que se dan cuenta y saben que solo sumando todos en una misma dirección se consiguen las cosas. La gente que está llegando nueva así lo está viendo y haciendo. Para mí es clave. En el alto nivel hay muchos momentos de tensión, de sufrimiento, de alegría. Cómo afecta o cómo sabes vivir y afrontar esos momentos es como se crece como equipo y como se avanza como grupo. La calidad humana de este vestuario es impresionante.

“Lo que me he encontrado con los jugadores son las ganas de cambiar el lunes la imagen que no fue nada agradable el día del Rayo”

P.- Quedan tres días de trabajo antes del partido del Betis, ¿ha dado tiempo a enderezar todo lo que tenía en su cabeza después del partido ante el Rayo Vallecano?

R.- Sí. Estoy muy contento. Hemos estado trabajando. Hicimos un análisis muy profundo de las tres jornadas no solo del partido del Rayo. Lo que marca es el resultado, pero es cierto que los resultados de ese día ya se venían repitiendo contra el Valencia y contra el Villarreal, lo que pasa es que esto no es una varita mágica que de repente le dices una cosa a un jugador y se cambia. En ese proceso de conocimiento de los jugadores no es lo mismo estar en pretemporada y jugar con rivales de igual o menor nivel, que la tensión de la competición. Ahí te das cuenta que conoces mejor a los jugadores.

Con ese trabajo se lo hemos exportado a todos los jugadores salvo Domingos Duarte y Abram. Se lo diremos claro y sin adornos cuando vengan, sobre lo que se ha hecho bien y lo que se ha hecho mal. Hemos hecho mucha autocrítica, yo el primero. Todos somos conscientes de lo que hay que mejorar. Lo que me he encontrado con los jugadores son las ganas de cambiar el lunes la imagen que no fue nada agradable el día del Rayo.

P.- Ha sido caprichoso el destino para que después de su primera goleada se produzca el parón de selecciones y con ello haga la espera más larga.

R.- Yo lo he visto de forma positiva. No sé si hubiéramos podido hacer todo el trabajo que hemos hecho la semana pasada y está teniendo un partido inmediatamente después. Esto también da calma, distancia sobre la competición, quita algo de tensión. Haber ganado 4-0 hubiera sido mejor, pero quizás también nos hubiera confundido y no nos hubiera hecho ver exactamente todo lo que ha sucedido las tres primeras jornadas. No tendría que ser así, pero al final las personas funcionamos por resultados. Cuando ganas parece que todo es maravilloso y no es verdad y cuando se pierde parece que todo es desastroso y tampoco lo es. Nos ha venido bien como grupo y como ‘staff’ y equipo poder hacer un trabajo de afianzar conceptos, estructuras, ideas, que creo que se verá reflejado el lunes contra el Betis.

P.- ¿A qué hay que temerle más que nada del Betis?

R.- Es el equipo con más posesión de la Liga, con lo que es difícil quitarles el balón, eso hay que tenerlo en cuenta. Es un equipo de jugadores con mucho talento, como Canales, Fekir, Borja Iglesias… Tienen muchas variantes en toda la parte de ataque. Ellos los goles lo han hecho a balón parado, no han tenido excesivo acierto de cara a portería. En ese sentido será un partido complicado. Si ellos tienen el balón y tú no, eso para mí es malo porque significa que ellos pueden marcar y tú no. Esa es la parte que vamos a tratar de, alguna manera, contrarrestar.

El hecho de que esas posesiones sean efímeras y poco productivas y que nos hagan poco daño y cuando tengamos el balón nosotros tratar de hacerles daño en los puntos débiles que tienen. El plan está ahí, debemos acabar de entrenarlo, y esperamos poder sacar un buen resultado y darle una alegría a la gente.

"Nos ha faltado un 10% por conseguir en el mercado de fichajes"

P.- ¿Cómo de importante es contar con casi el doble de aficionados en la grada?

R.- Ahora serán casi 11.000. Los necesitamos. Está comprobado con estudios. El hecho de jugar en casa o fuera hace que los resultados cambien. Se ha notado con la pandemia, con los campos vacíos, ha cambiado la proporción de los resultados y la tendencia de los arbitrajes. Todo lo que sea llenar esas 11.000 localidades y espero que pronto se pueda llenar el estadio entero y tratar de que la gente nos empuje y ayude será bienvenido.

P.- La Dirección Deportiva y General del club están satisfechos con el mercado de fichajes, ¿está usted igual de satisfecho?

R.- Satisfecho no estoy nunca. Siempre creo que se puede mejorar. Creo que el darte por satisfecho en cualquier momento supone poderte relajar y yo no me quiero relajar. Sí que es verdad es que, dentro de los objetivos que nos habíamos marcado y por eso creo que han transmitido que están satisfechos, hemos conseguido un 90% de las cosas que queríamos. Nos ha faltado un 10% por conseguir. La realidad económica es la que es, la situación es la que es. Hemos trabajado con esas limitaciones para tratar de equilibrar al equipo y tener un par de jugadores buenos por puesto prácticamente. Tenemos una plantilla competitiva en todas las posiciones, no hay nadie que se pueda relajar. En ese sentido sí que estoy casi al 100% contento. Pero al 100% contento no porque no me gusta hablar de 100%.

P.- ¿Le puede poner posiciones a ese 10%?

R.- No lo voy a hacer, pero porque sería una falta de respeto para los que están. Hablar ahora de algo que ya no se va a producir porque el mercado está cerrado sería una falta de respeto para los jugadores que sí que están que para mí son los mejores y es lo con los que vamos a sacar todo adelante.

P.- ¿Pero sí lo tiene en su ‘carta’ a los Reyes Magos?

R.- Vamos a ver. Porque luego el rendimiento de los jugadores puede variar. Te generas algo en tu cabeza que crees que es lo mejor y luego el día a día se encarga de quitarte la razón. Eso me está pasando en los entrenamientos con algunos jugadores que yo tenía una percepción de ellos por lo que había visto en vídeos o en partidos y ahora me está cambiando al verlos trabajar a diario. Me encanta que me quiten la razón y que me quiten una opinión quizás no todo lo positiva que tuviera sobre algún jugador.

P.- Una de las prioridades que usted tenía en el mercado era tener competitividad en todos los puestos porque entiende que eso eleva el nivel de la plantilla.

R.- Esa es la realidad. Además de tener la competitividad, demostrarlo. Que el jugador no se sienta titular indiscutible, que en cualquier momento un compañero le puede quitar el sitio si se duerme o no está a su mejor nivel. Trato de poner siempre a los mejores jugadores para el partido en cuestión, dependiendo del rival también. Es la forma de funcionar. Todos necesitamos competencia. Eso te mantiene activo, el hecho de tener garantizado cualquier situación en la vida te relaja. Es difícil mantener la autoexigencia si no ves amenazada esa pérdida.

“Me gusta que se sientan con la posibilidad de entrar en el ‘once’ titular cada semana”

P.- ¿Va a costar saberse un once de memoria de este Granada CF?

R.- Ojalá. Será señal de que los futbolistas me están dando argumentos en los entrenamientos como para poderse quitar el puesto uno a otro, de que, independientemente de quien juegue, el nivel se mantiene alto y creo que eso es positivo y hace que la gente se sienta parte del grupo. Una Liga es muy larga. 38 partidos, los de Copa, hay lesiones, sanciones y necesitamos tener a todo el mundo activo. Cómo voy a hacer para tener el mismo once y de repente vienen lesiones o sanciones y que tenga que jugar uno que no ha jugado y tenga que dar rendimiento. Lo harán porque son grandes profesionales y porque es su obligación, pero me gusta que se sientan con la posibilidad de entrar en el ‘once’ titular cada semana, teniendo en cuenta el tipo de partido.

P.- ¿Cómo le trastocaría que le quitaran a Machis en dos semanas?

R.- Trastocar como tal… Creo que no hay nadie imprescindible, pero siento que eso no va a pasar. A Darwin lo veo superimplicado con el equipo. Ha estado sufriendo con esa pequeña lesión que no le ha dejado ir con la Selección y entrenar con continuidad en el grupo. Tiene unas ganas enormes de ayudar, los compañeros lo quieren y sinceramente si se busca un poco en la hemeroteca, estas navidades pasadas yo era el entrenador del América de México y a mí no me llamó nadie. Fueron cosas de agentes. Invito a buscar las portadas de esos días de varios deportivos de México y se verá quién era el entrenador antes de que escogieran a Solari. Yo veo al jugador muy implicado, que es lo que me interesa, y del resto de cosas se encarga Patricia y Pep.

Moreno se ha empadronado en Granada. Foto: Álex Cámara

P.- Se ha empadronado en Granada.

R.- Sí, me siento parte de la ciudad cuando llego a un sitio y más cuando me acogen con cariño y nos hemos empadronado toda la familia. Cuando vengo a un sitio vengo con el convencimiento de que lo he hecho pensando en que voy a estar tiempo. No lo entiendo de otra manera. El respeto a una ciudad, a una afición y a una gente hay que hacerlo como toca. Estoy encantado de poder estar aquí empadronado, de que mis hijos puedan estar aquí en esta gran ciudad.

P.- ¿Le piden autógrafos por la calle?

R.- Sí, algunos me piden y fotos. Es lo normal. Espero que me sigan pidiendo muchos porque será señal de que lo estamos haciendo bien y va para adelante. A la gente la veo muy animada. Supongo que quienes no están de acuerdo no dicen nada porque la calle no es Twitter y no lo harán por educación. Todos los que me saludan lo hacen de forma positiva. Entiendo que no es la realidad al 100%, siempre se agradece recibir este tipo de comentarios.

P.- Cuándo no está viendo fútbol o imágenes de entrenamientos, cuando no trabaja, ¿a qué dedica su tiempo?

R.- Leo muchísimo, me gusta. Trato de hacer bastante deporte y me centro en mi familia. Ahí tengo alguna guerra con mi mujer y tratar de ver alguna serie juntos y tratar de ver ese espacio sin los niños, que nos permita estar juntos. Básicamente eso, a estar con la familia, a leer y sigo viendo mucho fútbol. Cuando no trabajas hay que aprovechar para estar actualizado.

P.- ¿Conocía Granada turísticamente?

R.- No, no había venido, solo cuando el Barcelona ganó aquí una Liga. Volamos el día anterior y tuve la oportunidad de darme un paseo grande por la ciudad y tratar de conocerla. La estoy conociendo, ya he ido a la Alhambra con la familia. Conozco el Centro porque vivo en él. Es una ciudad acogedora, pequeña para lo que estoy acostumbrado. Con todo lo que necesitas y mucho calor, ya vendrá el frío. Es todo como muy fácil. Está todo al alcance sin recorrer grandes distancias. Para alguien como yo que ha vivido en Barcelona, Milan o Madrid, no tener tanto tráfico y según qué tensiones debido a las multitudes te ayuda a estar más tranquilo.

P.- ¿Tiene tapa favorita?

R.- No me ha dado tiempo. Es algo que choca a los que venimos de fuera el hecho de que te sientes, pidas algo de beber y te pongan una tapa. He visitado algunos restaurantes, es uno de los pequeños placeres que me puedo permitir, pero aún no tengo tapa favorita.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería