lunes 14 octubre
EL REPORTAJE AGR  |   |

Aferrados al acta de concejal

Catorce ediles del Área Metropolitana se mantienen como 'No Adscritos' en los ayuntamientos · La elección directa de alcaldes que plantea Rajoy afectaría a tres consistorios del 'Cinturón'

Gráfico-Gobernabilidad-en-el-Área-Metropolitana

Pulse para ampliar

Cuando hace cuatro años se presentaron bajo las siglas del partido político con el que simpatizaban y al que defendían, probablemente ninguno de ellos era capaz de augurar que el devenir de los acontecimientos modificaría su estadio político para ser, tres años después, concejal 'No Adscrito' en el Ayuntamiento.

En el Área Metropolitana, hasta catorce ediles se mantienen firmes en su asiento sin entregar el acta de concejal que consiguieron con unas siglas, ejerciendo su política de mejor o peor manera y, en algunos casos, poniendo contra las cuerdas a algunos de los alcaldes del 'Cinturón', cuya situación ha sido vinculante para presentar su renuncia.

Así lo aseguró hace unas semanas el ya exalcalde de Santa Fe, Sergio Bueno, quien tras tres años intentando guiar el timón del municipio ha tirado la toalla por motivos personales, sí; pero también políticos, principalmente propiciados por la situación de ingobernabilidad que se produjo en la Alcaldía al perder el apoyo de Ana Bella Camacho y quedar en minoría el equipo de Gobierno frente a los apoyos puntuales que pudieran alcanzar PP y la concejal 'No Adscrita'.

Éste es solo uno de los diez casos que componen la lista de situaciones que se han vivido en estos tres años en hasta cinco localidades diferentes y en situaciones vividas en las tres grandes formaciones políticas. Así, en Atarfe, se han producido situaciones inéditas, al haber perdido dos ediles IU y otros cuatro el PP, principalmente por desavenencias con las direcciones de sus respectivos partidos. En esta localidad, incluso, tuvo que intervenir la Justicia para permitir a Rosa María Félix y a Francisco Rodríguez tener voz y voto como el resto de concejales durante los plenos.

En el caso de los cuatro ediles del PP, estos abandonaron las filas tras abrirles la formación un expediente por las disputas internas en la formación, 'llevándose por delante' a su portavoz, José Manuel Aranda, y dejando la formación en cuadro a un año de los comicios.

En Otura el PP ha vivido en primera persona otra situación no menos compleja que la registrada en Atarfe, después de que dos de sus tres alcaldes que ha tenido en lo que va de mandato hayan sido condenados. Sin embargo, pese a la situación, ambos se mantienen en el consistorio. Ignacio Fernández Sanz, como 'No Adscrito', mientras que Pedro Cabanillas, como concejal del PP. En este municipio, la formación política, sin embargo, sí ha tenido sus diferencias con otro edil, Agustín Porras, número 9 de la lista al que se le abrió expediente por la disciplina de partido.

En Jun los 'populares' también tienen a otra edil que se niega a dejar el acta de concejal. Se trata de María Ángeles Puertas, quien forma parte del grupo de 'No Adscritos'.

Por último, Armilla cuenta con hasta cuatro ediles 'No Adscritos' en el consistorio. Tres de ellos provienen del grupo de UPyD, del que fueron expulsados después de apoyar al PP para garantizar su gobernabilidad en el municipio a cambio de un salario para uno de sus concejales. Manuel Megías, Sonia Moreno y Juan Moreno no son los únicos casos, ya que José Luis Castillo y Juan Manuel Torres mantienen sus disputas en IDEA, la formación independiente que apoyó en principio al PP para darle la Alcaldía y que en 2013 se resquebrajó tras romperse el pacto para que el socialista Gerardo Sánchez fuera investido alcalde.

Más de 50

Pero esta quincena de casos es una excepción que confirma la regla y que en más de otros 50 no siempre se ha cumplido.

Más de medio centenar de concejales que fueron electos en los comicios municipales de hace tres años o bien renunciaron a su acta de concejal antes de tomar posesión en junio de 2011 o bien lo han hecho durante este mandato.

El PSOE se lleva la palma en cuanto al número de personas que han llevado a cabo esta práctica, con hasta 23 renuncias en tres años; seguidos de los 19 ediles del PP que decidieron renunciar al acta de edil, 3 de IU, 2 de UPG, y 1 de PIHO.

Ante este panorama, las situaciones han sido para todos los gustos, como por ejemplo en Alfacar, en donde hasta cuatro ediles han dejado las filas desde que fueron elegidos en 2011: María Josefa Pino, María del Pilar Puente, Constantino Luis Mota y José Gabriel Castillo. Algo similar ocurrió en Armilla, donde los números 2, 4 y 9 de la lista han dejado las siglas en este mandato: Victoriano Cid, Sergio Baena y Miguel Mata.

En Atarfe, Montserrat Padial (PSOE) dejó paso a Elisabeth López; en Cenes de la Vega María Isabel Espinar (PP) en favor de María Dolores Arollo y en Churriana la número 4 del PSOE, María Soledad García, dejó su acta para la número 6 de la formación, María Palomares.

El número 1 del PP en Cijuela, José Francisco Muñoz, cedió el acta al número 3 de su partido, Miguel Ángel Sánchez; al igual que ha ocurrido hace poco en Cúllar Vega, en donde la dimisión del alcalde Juan de Dios Moreno (PSOE) ha propiciado la llegada de Sara Martín.

La exsocialista Ana Bella Camacho (centro) vota la elección del nuevo alcalde de Santa Fe hace unos días. Foto: Álex Cámara

La exsocialista Ana Bella Camacho (centro) vota la elección del nuevo alcalde de Santa Fe hace unos días. Foto: Álex Cámara

Pedro Antonio Clavero y Rafael Calero, dos ediles del PSOE dejaron su acta en Gójar; en la Granada capital se marcharon las 'populares' Marifrán Carazo y Cristina Almagro; y en Güevéjar, Juan Antonio Ricardo Ruiz y Antonio Fernández (UPG) y la socialista María Zoraida Gálvez.

José María Medina Jorges sustituyó al 'popular' Juan Manuel Roldán en La Zubia, en donde el número 3 de IU, Antonio Francisco Arquelladas cedió en favor de María Alicia García. En Láchar se han producido hasta dos nuevas posesiones en este mandato con tres renuncias de Andrés Jiménez, Estefanía Heredia y Pedro Santana, que tuvo la ocasión de tomar posesión pero optó por no hacerlo.

Dos socialistas y tres ediles del PP renunciaron a su acta de concejal en Las Gabias; y Luis Samos (PP) en Maracena. En Monachil, la salud obligó al alcalde Cristóbal Delgado a dejar su cargo y acta de edil, mientras que la socialista Norberta Rodríguez fue la otra que también renunció a estar en el consistorio.

Entre los últimos casos se encuentran Rafael Bédmar en Ogíjares, número 1 de la formación que declinó la opción de ser concejal para que tomase posesión José Ramón Roldán. En esta localidad, la candidata socialista Herminia Fornieles se marchó, así como su número dos, Eugenia Calvo.

En Otura han dejado su acta dos ediles del PP tras la situación que vive el partido en el municipio mientras en Peligros renunciaron al acta otros dos concejales del PSOE. Arsenio Garcelán Fuentes no tomó posesión en Pinos Puente como edil de IU en favor de María Mora Sierra, mientras que en Santa Fe, la dimisión de la número 3 del PSOE, Trinidad Encarnación Vellido provocó la entrada de Carlos Alberto Marcos.

La reforma de Rajoy

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ya ha planteado en el debate político diario cuál es una de sus propuestas que pretende llevar a cabo en la administración local, aunque tratará de hacerlo con el consenso del mayor número de fuerzas políticas posibles.

La intención es la elección directa de los alcaldes, de modo que solo tuviera garantizada la Alcaldía aquella formación política cuyo número 1 ganara las elecciones.

Esto, en el Área Metropolitana se hubiera traducido en las últimas elecciones municipales en la asignación directa de tres municipios a partidos que ahora no lo tienen.

Se trata de Peligros, en cuyo municipio ganó el PP pero en donde IU consiguió la Alcaldía para situar al frente a Roberto García; Güevéjar, en la que venció el PSOE con cuatro ediles, pero un pacto entre UPG y PP mantiene a María del Carmen Araque con el 'bastón de mando'; y Ogíjares, en el que el mapa político complicado de descifrar deja al independiente Francisco Plata como alcalde con el apoyo de otro independiente (PIHO) y los votos en la investidura del PSOE en detrimento de la lista más votada, la del PP.

En el resto de las 30 poblaciones de Granada y su 'Cinturón' no se producirían cambios con esta nueva legislación, aunque sí podrían dar al traste con un hipotético escenario de pactos en la plaza del Carmen.

En el consistorio capitalino, el PSOE accedió por última vez a la Alcaldía, con José Moratalla al frente, gracias a una coalición en la que también estaban IU y PA. El 'temido' tripartito para el PP podría tener los días contados en este hipotético escenario, ya que la formación de centro derecha vence en Granada capital con mayoría -simple o absoluta- desde 1991.

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería