sábado 16 enero
ELCHE - GRANADA CF  |   |

Aire fresco en tierra 'santa'

El Granada CF se impone al Elche por 0-1 en el Martínez Valero · Los rojiblancos vuelven a la senda de la victoria encontrando nuevamente su versión habitual en Liga

Luis Suárez celebra el tanto que supuso la victoria ante el Elche. Foto: Granada CF

El Martínez Valero será siempre tierra de reencuentros para el Granada CF. En el coliseo donde volvían a verse las caras con un rival ya histórico, lograron también volver a encontrarse con esa versión del conjunto rojiblanco agresiva, con llegada y que busca la victoria desde el primer minuto.

Sucedió en sentido literal, pues con poco más de sesenta segundos de partido ya había sumado Luis Suárez su primer disparo, aunque se marchó desviado por mucho. Sería el primero de los muchos avisos que dejarían los granadinistas sobre la portería de un Edgar Badía que salvó a los seis minutos un cabezazo a bocajarro de un Yangel Herrera que ya cantaba el gol cuando salvó el guardameta.

Con dos formaciones calcadas, el Elche se centró en controlar el balón y generar peligro desde la posesión, con llegadas medidas que no terminaban de incomodar a Rui Silva. Por su parte, el Granada CF buscaba el espacio y las bandas para sacar jugo a la velocidad punta que atesoran sus hombres de banda.

Tuvo que hacer acto de presencia el guardameta rojiblanco tras una serie de rechaces en los que anduvo falto de contundencia en la zaga su equipo. Gonzalo Verdú se encargó de fusilar al portugués, que respondió con una excepcional parada. 

La respuesta llegó con un mano a mano entre Luis Suárez y Edgar Badía. Peinó en banda Darwin Machís y dejó al colombiano solo dentro del área, pero el ariete llegó demasiado forzado para buscar el golpeo o driblar a su rival. Metió la puntera el cafetero, pero mandó fuera un esférico que, pese a que no tocó en el portero del conjunto ilicitano, acabó en saque de esquina.

Entró el partido en una fase de mucho fútbol pero pocas llegadas. Ambos conjuntos pasaron a asomar de forma asidua por las áreas de sus rivales, pero no encontraron la forma de materializarlos en un peligro de magnitud real. Cada uno con su estilo, los dos equipos sobre el césped entraron en un valle de intensidad que se rompería minutos después.

El encargado de romperlo, junto con el empate en el marcador, fue nuevamente Luis Suárez. Se coló por banda Machís tras un pase de Yangel Herrera, se libró de su par en dos toques y puso un balón medido al primer palo, tan raso como tenso. Allí entró el delantero, que sacó un disparo con el interior para mandar el balón al fondo de las mallas. 

Con el tanto al borde del descanso, no tuvieron tiempo de reaccionar los locales y tampoco arriesgaron los visitantes. Corrieron los pocos minutos restantes y se finalizó una primera parte eléctrica, de reencuentros y en la que el Granada CF volvió a dejar su sello.

Con la segunda mitad llegaron los cambios en el Elche. Almirón movió a dos de sus fichas para dar empaque a los suyos y buscar una marcha más, aunque no surtió demasiado efecto. Los rojiblancos siguieron percutiendo por la banda de Machís, que encaraba a un nuevo lateral y tardó menos de cinco minutos en hacerle ver la cartulina amarilla. 

Brillando en el barro

Se enturbió el partido en torno a la hora de juego. A los rojiblancos les interesaba bajar el ritmo del partido y los locales entraron al trapo de un encuentro que se fue calentando por momentos y en el que incluso se llegó a pedir penalti en el área del cuadro ilicitano. 

Empezaron a aparecer las camisetas rojiblancas en el área defendida por Edgar Badía. Primero, en la ocasión en la que se revisó la pena máxima, a punto estuvo Soldado de conectar una volea; tras él, un cabezazo de Luis Suárez se marchó desviado por poco a los 65 minutos. 

Volvió a tener el colombiano la oportunidad de anotar percutiendo por banda izquierda gracias a una diagonal hacia el centro. Disparó desde lejos y respondió con un blocaje en dos tiempos el guardameta rival. Tras él, Roberto Soldado encontró el espacio en el área para ponérsela a Machís, que no terminó de cazar el pase del delantero y vio cómo se esfumaba la oportunidad.

Con el partido donde lo quería el Granada CF, Diego Martínez retiró a Luis Suárez para dar entrada a Antonio Puertas. Le valió el partido al colombiano para recibir la felicitación del técnico tras retirarle del campo, con una gran actuación a sus espaldas y un nuevo gol en sus botas. 

Entró poco después Jorge Molina en sustitución de un Roberto Soldado que poco antes tuvo la ocasión de ampliar la diferencia en el marcador con una recuperación tras un mal pase del Elche. No eligió bien el ariete, con opciones de pase, que prefirió rematar a portería. Yan Eteki y Quini también ingresaron al campo en lugar de Gonalons y Machís. 

Se fortificó atrás el Granada CF, cerró filas y orientó la presión hacia las bandas. Bailó desde entonces el Elche en sus manos, dejando el tiempo correr y finalizando el encuentro con el resultado favorable para los rojiblancos, reencontrados con su mejor versión, desplegando nuevamente su fútbol habitual. Tres nuevos puntos, un soplo de aire fresco para un equipo que toma distancias con respecto a los puestos del descenso.  

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada6Años
#AHORAGRANADA6AÑOS

Seis años de historias que ya son historia

'ahoraGranada' cumple su sexto aniversario con la misma implicación del primer día en llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Diseño Web La Sastrería