viernes 13 diciembre
Área Metropolitana  |   |

Al menos tres investigados por el tráfico ilegal de ansiolíticos para venderlos en Marruecos

Se trata de 'Rivotril', medicamento que en España es adquirido a un bajo precio al ser costeado por la Seguridad Social para ser comercializado tras mezclarlo con hachís · Los cabecillas buscaban en Huétor Santillán a los testaferros

Imágenes de archivo de la Policía de Rivotril incautado en otra operación. Foto: CNP

Al menos tres personas han sido investigadas en Granada en el marco de una operación desarrollada por el Cuerpo Nacional de Policía para desmantelar una banda dedicada presuntamente al tráfico ilegal de Rivotril, un ansiolítico cuyo coste en España es bajo al ser pagado por la Seguridad Social y que es comercializado en Marruecos tras su mezcla con hachís para convertirla en droga.

Fuentes de la investigación han informado a ahoraGranada que esta operación también se ha desarrollado en las provincias de Jaén, Córdoba, Sevilla y la ciudad autónoma de Ceuta, en las que se habría producido la adquisición del medicamento de forma fraudulenta.

Las recetas fueron empleadas de forma fraudulenta para poder acceder al medicamento, para lo que supuestamente se emplearon nombres ficticios de pacientes.

Así, procedió a la adquisición financiada por la Seguridad Social de este medicamento de enero a marzo en varias provincias andaluzas, para lo que además contó con la presunta colaboración de personas de unos 50 años que habían sido localizadas en la localidad metropolitana de Huétor Santillán y a las que se habría abonado cinco euros para que ejercieran de 'testaferros'.

Sellos desde Internet

Para el uso de las recetas falsas también se emplearon sellos de diversos doctores a través de Internet, según las fuentes, que detallan que en Granada están parte de los integrantes de esta red.

De hecho, este medio ha conseguido contactar con el letrado de uno de los 'cabecillas', Félix Fernández, quien sin embargo ha optado por no hacer declaraciones sobre estos hechos.

En los últimos años, la venta del fármaco ha crecido en varios puntos del país, hasta el punto de que este producto se ha convertido en un elemento lucrativo para las mafias. De hecho, el pasado marzo en Cartagena fue detenido un hombre con hasta 24.165 comprimidos de este tranquilizante junto a la conocida marca 'Trankimazín'.

La intención de esta fórmula es exportar el producto a Marruecos, donde es vendido mucho más caro que en España para su posterior mezcla con hachís y obtener la droga denominada 'karkubi'.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Diseño Web La Sastrería