domingo 25 septiembre
SUCESOS  |   | Redacción aG

Atraca una pizzería en Pinos Puente armado con una escopeta y se lleva 900 euros

Las cámaras de seguridad detectaron que, antes de entrar al local, el detenido comprobó que el arma estaba cargada y se quitó el casco para colocarse una bolsa de basura que tapara un tatuaje

La Guardia Civil ha detenido en Pinos Puente a un "peligroso delincuente", de 37 años y con numerosos antecedentes policiales, como presunto autor de un delito de robo con violencia e intimidación con arma de fuego.

El robo se produjo el pasado 18 de febrero sobre las 22.00 horas en una pizzería del municipio de Pinos Puente. El ahora detenido irrumpió en el establecimiento ocultando su rostro con un casco de moto integral y armado con una escopeta de cañones recortados, se dirigió a la caja registradora, encañonó a la empleada y se apoderó de unos 900 euros. Huyó después en una motocicleta, según ha informado el Instituto Armado en una nota de prensa.

La Guardia Civil de Pinos Puente al saber del robo acudió inmediatamente al establecimiento. Los investigadores realizaron una inspección ocular y obtuvieron una copia de las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad en las que, a pesar del casco de motocicleta que llevaba el atracador, creyeron reconocerlo pues se trata de "un conocido delincuente" al que habían detenido en otras ocasiones anteriores por hechos similares.

Posteriormente, los agentes localizaron a varios testigos que han resultado claves para conseguir identificar al atracador. A través de las declaraciones de estos testigos la Guardia Civil ha sabido que el detenido, tras bajarse de la moto y antes de entrar al establecimiento, comprobó que el arma estaba cargada y se quitó el casco un momento para colocarse una bolsa de basura en la cabeza que le tapara un tatuaje muy característico que lleva en el cuello. Los testigos "vieron perfectamente" tanto su rostro como el tatuaje.

Las sospechas de los investigadores fueron corroboradas por las declaraciones de los testigos del atraco. En un reconocimiento fotográfico posterior estas personas han reconocido sin ninguna duda al sospechoso como la persona que irrumpió armada en la pizzería.

Una vez detenido, la Guardia Civil registró el domicilio de este varón para buscar la escopeta de cañones recortados y las ropas que vestía en el robo y los agentes encontraron un chaleco compatible con el que se ve en las imágenes grabadas por las cámaras de seguridad.

El detenido, tras su paso por el juzgado de guardia de Granada, ha ingresado en la prisión de Albolote.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand