sábado 24 septiembre
Magazín  |   | Redacción aG

La Alhambra avanza en los trabajos arqueológicos de la acequia de Romayla

Se están llevando a cabo tareas de movimiento de tierras, con el objetivo final de devolverlo al estado original en que estaba en el siglo XI

Estas tareas en la Acequia de la Romayla están en el marco de un proyecto de una "gran envergadura", que hay que hacer "sin precipitaciones". Foto: Álex Cámara

El Patronato de la Alhambra y el Generalife avanza en los trabajos arqueológicos que se están desarrollando en torno a la antigua acequia de Romayla, en el entorno del afamado Paseo de los Tristes de Granada, en la cual, con los límites técnicos que marquen dichos estudios, está previsto que vuelvan a llegar en superficie aguas sobrantes del monumento, hoy entubadas, hasta el río Darro.

Estas tareas están en el marco de un proyecto de una "gran envergadura", que hay que hacer "sin precipitaciones" al ser "la intervención paisajística más importante que se ha hecho en esta ciudad en mucho tiempo", ha explicado el director del Patronato de la Alhambra y el Generalife, Reynaldo Fernández Manzano, en una entrevista con Europa Press, en la que ha especificado que ya se ha definido el trazado original de la acequia para su recuperación.

En torno a la zona del acueducto, se están llevando a cabo tareas de movimiento de tierras, con el objetivo final de devolverlo al estado original en que estaba en el siglo XI, pues en la actualidad está en parte "enterrado" hasta cinco metros por debajo de la superficie de entonces. En cuanto a la recuperación del cauce "libre" del arroyo --y con un fin "estético"-- que llevaba originalmente las aguas sobrantes de la Alhambra, conllevará también la construcción de un pequeño puente.

También se recuperarán los molinos del entorno, ya ubicados, la Fábrica de Cordelería y el Hotel Bosque de la Alhambra, popularmente conocido como Hotel Reuma, que se habilitarán para la organización de actividades socioculturales.

Seguimiento arqueológico

Según ha agregado Reynaldo Fernández Manzano, se desarrolla en paralelo el "seguimiento arqueológico", que va a marcar "hasta dónde se puede" actuar, conforme a los restos que aparezcan y el tratamiento que haya que darles. Si fuera algo "muy excepcional, habría lógicamente que recuperarlo y ponerlo en valor", ha agregado.

El proyecto del acueducto en el que se está trabajando es del arquitecto Carlos Sánchez, mientras que el de la Fábrica de Cordelería es de Antonio Tejedor, y se va a sacar a licitación en todo lo referente a saneamientos -llevará unos pequeños aseos-. El de consolidación del Hotel Reuma se ha articulado desde los servicios técnicos de la Alhambra.

Están todos dentro de un proyecto más amplio que se coordina desde el Ayuntamiento de Granada y abarca desde el puente de las Chirimías hasta esta zona de la ladera de la Alhambra hacia el Darro, que se convertirá en paseo peatonal con zona verde y espacios para ocio y columpios. Dicho proyecto está pendiente de su aprobación en las comisiones patrimoniales pertinentes.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand