jueves 5 diciembre
La Capital  |   | Noelia S. Lorca - Luis F. Ruiz

'Balón de oxígeno' para el Gobierno local tras la aprobación del plan de ajuste con la abstención del PP

La posición de los once ediles 'populares' permite al ejecutivo de Cuenca sacar adelante el proyecto para los próximos cinco años · Ciudadanos, Vamos e IU recalcan que las medidas repercuten negativamente sobre los granadinos

Momento exacto en el que Cuenca coge el brazo de Baldomero Oliver tras conocer el resultado de la votación. Foto: Álex Cámara

La abstención del PP y el voto de calidad del alcalde han permitido este lunes la aprobación del plan de ajuste del Ayuntamiento de Granada y el proyecto inicial de las Ordenanzas Fiscales 2018, lo que da un 'balón de oxígeno' a la gestión de Francisco Cuenca al frente del Consistorio capitalino.

El portavoz del equipo de Gobierno, Baldomero Oliver, ha insistido en que el objetivo es tener un plan en materia de ingresos y gastos que posibilite y “nos comprometa a esta Corporación municipal, y a las que vengan en los próximos cinco años, a ajustar la política económica a unas previsiones que garanticen poder absorber el remanente de tesorería negativo”.

En un pleno que se ha prolongado durante casi dos horas, Oliver ha explicado que el esfuerzo para la ciudadanía y para el propio Ayuntamiento va a suponer “un 20% del remanente de tesorería”. “Hay un esfuerzo en materia de ingresos y de gastos, como contención de gastos en materia de personal, ahorro en gastos corrientes y una reordenación de la propia deuda del Consistorio que supondría el 80% de los 90 millones de euros”, ha detallado al tiempo que ha subrayado que este documento “deberá ser vivo y revisable año a año”.

El edil de Economía ha hecho hincapié en que sería una condición “imprescindible” contar con el plan de ajuste para poder aprobar un presupuesto “para el próximo año y siguientes”. “Esta medida puede significar no el arreglo de la situación económica del Ayuntamiento, pero sí un gran alivio porque permite refinanciar la deuda, más de 36 millones de euros de desahogo”, ha indicado Oliver, quien ha calificado de “fundamental, esencial, necesaria e ineludible” esta iniciativa dada la actual situación de la economía municipal.

Oliver ha reiterado en varias ocasiones que "quien quiera ver más allá en el plan de ajuste, un documento para mitigar la situación económica municipal, tendrá primero que demostrarlo a la hora de presentar las enmiendas".

El PP ha recordado al grupo socialista que ahora se han dado cuenta de la "responsabilidad" Foto: Álex Cámara

El PP apela a la "responsabilidad" para abstenerse

Con la duda de hacia dónde se iba a decantar el voto de los once concejales del PP ha comenzado su intervención su portavoz económico, Francisco Ledesma, quien ha ironizado al inicio de su turno asegurando que sentía "cariño y respeto" por su homólogo en el Gobierno local, a quien le ha dado la "bienvenida a la responsabilidad".

El PSOE ha acudido al PP para sacar adelante el plan de ajuste, ha considerado Ledesma, cuando han visto que "el periodo medio de pago ha pasado de 44 a 140 días", entre otros motivos, al tiempo que les ha reprochado haber perdido 17 meses después de que el Ejecutivo municipal haya aparcado su "política de retrovisor con la herencia que han recibido".

El PP, ha recordado, pidió hasta "la saciedad" a todos los grupos políticos y a las fuerzas sindicales sacar adelante el presupuesto de 2016 que posteriormente tuvo que prorrogarse, por lo que los populares han ejercido su "responsabilidad" pese a que el plan de ajuste no gusta "a nadie".

En el segundo turno la intervención ha sido de Rocío Díaz, la portavoz del grupo popular que ha recalcado que se ha perdido un "tiempo valioso" y ha reprochado a Francisco Cuenca de ser alcalde de un equipo que está "agotado políticamente" y que lo "primero es el interés general, no el de cada uno de los grupos".

Así, ha recordado a Ciudadanos, Vamos Granada e IU, que han votado en contra, que ellos respaldaron la investidura de Cuenca y les ha instado a que sin "tan descontentos están y tan mal les parece" dejen gobernar a la lista más votada en las Municipales de 2015.

Manuel Olivares lamenta que ya se estén desarrollando dos planes de ajustes y no "se cumplan". Foto: Álex Cámara

“Una telenovela” para Ciudadanos

El grupo municipal de Ciudadanos ha rechazado el plan de ajuste planteado por el ejecutivo municipal, pese a que Oliver le ha recalcado en varias ocasiones que algunas de sus propuestas se incluían en el documento.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos, Manuel Olivares, ha criticado que el Ayuntamiento “incumple continuamente” y lo único que sabe hacer “es subir los impuestos”. Además, ha afirmado que no se cumplen los planes de ajuste como el de 2012 y 2013.

“Los informes de intervención dicen que se continúa con el modelo continuísta. Los granadinos son los únicos que han cumplido el plan de ajuste. Es una telenovela porque seguimos año tras año en el mismo punto. Lo único que está explicado en el plan son las medidas de ingresos, no las de gastos”, ha reiterado.

Pilar Rivas ha defendido que el proyecto planteado repercute negativamente en los ciudadanos. Foto: Álex Cámara

Vamos Granada alerta del "saqueo" de las arcas municipales

Como era de esperar, los tres concejales de Vamos Granada han votado en contra de la medida planteada por el Gobierno local porque no comparten la decisión de seguir "endeudándose" a cinco años para una economía local que está "estancada y en absoluto colapso".

La portavoz de la formación, Pilar Rivas, ha considerado que el plan de ajuste municipal servirá para "esconder las deudas" y ha incidido en que la solución solo pasaba por "o cambiar las prioridades o que los ciudadanos se sigan abrochando el cinturón".

Los servicios públicos son "deficitarios", a juicio de la edil de Vamos, quien también ha alertado del "saqueo de las arcas públicas" con un plan que además "rompe la convivencia y la cohesión social", ya que se pretende cuadrar "mediante recortes" las cuentas para solventar el déficit.

Puentedura considera que se mantiene la "red clientelar" en el Ayuntamiento. Foto: Álex Cámara

Los servicios públicos, "en riesgo" según IU

Por último, el concejal y portavoz de IU-AS-PG en el Ayuntamiento, Francisco Puentedura, también ha votado en contra de este plan de ajuste porque pone "en riesgo" los servicios públicos municipales y no se "resuelven los problemas estructurales" que han llevado a la economía a una situación con 350 millones de euros de deuda.

Puentedura ha acusado al PSOE y PP de elaborar un plan "cocinado" y por "la puerta de atrás", que imposibilita los objetivos de un plan de saneamiento en el que se garantice la suficiencia financiera de todos los servicios.

Del mismo modo, el edil comunista ha alertado de que a la ciudadanía se le aplica una "subida injusta y abusiva" de sus impuestos, al tiempo que se contempla una reducción de más de un centenar de trabajadores municipales. "Mantiene las redes clientelares del anterior equipo de Gobierno, con cada vez más puestos singularizados y una pirámide invertida reduciéndose el número de empleados", ha recalcado.

El proyecto aprobado permitirá un plan de ajuste que define el marco presupuestario los próximos cinco años, con "recorte en empleo público y subidas abusivas, injustas y antiprogresivas", ha concluido Puentedura al tiempo que se ha preguntado cuál es el pacto "acordado debajo de la mesa" para que el PP se haya abstenido.

En el mismo pleno se han aprobado, con los mismos votos, el proyecto inicial de las Ordenanzas Fiscales 2018.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Diseño Web La Sastrería