viernes 19 julio
La Capital  |   |

Bronca en la comisión sobre el Centro Lorca por unos documentos privados

El Gobierno local se enfrenta a grupos de la oposición después de que estos consultaran anotaciones personales del funcionario e incluso hicieran fotos de ello

Raquel Ruz, en el momento de la discusión con ediles del PP y Ciudadanos. Foto: Álex Cámara

Raquel Ruz, en el momento de la discusión con ediles del PP y Ciudadanos. Foto: Álex Cámara

Los documentos personales del secretario de la comisión de Cultura dedicada a la situación del Centro Lorca de Granada han provocado una bronca política entre el Gobierno local y grupos de la oposición a raíz de que estos consultaran información que el funcionario tenía anotada.

La discusión se ha producido este jueves después de que el empleado municipal se hubiera dejado en una mesa del Salón de Plenos, en la que había estado preparando la comisión, documentos en los que él había realizado anotaciones relativas a la situación del Centro Lorca.

Tras cambiar de sitio, para pasar a la presidencia de la Comisión, al funcionario se le han olvidado los documentos en la mesa y han caído en manos de la portavoz del grupo municipal del PP, Rocío Díaz, que los ha consultado y ha comentado con su homólogo en Ciudadanos, Manuel Olivares.

Posteriormente el propio funcionario ha advertido que los papeles eran de su propiedad y de uso privado, en los que habría documentación reveladora sobre la situación del Centro Lorca.

Ha sido el momento en el que se ha producido una tensa discusión entre la presidencia de la Comisión, que recaía sobre la edil de Cultura, María de Leyva; su compañera Raquel Ruz y los ediles de PP y Ciudadanos, de los que alguno ha llegado a tomar una fotografía incluso a los papeles.

"Es el derecho a la intimidad de unos documentos privados que no porque estuvieran encima de la mesa son públicos, son privados, ya lo ha dicho el secretario", gritaba la edil de Seguridad, Raquel Ruz, durante la discusión, en la que ha acusado a grupos de la oposición de haber pasado "por encima" del "derecho a la intimidad" del secretario.

En plena encontronazo dialéctico, la edil del PP Rocío Díaz ha afirmado que no ha hecho ni dicho nada que no pudiera realizar como corporativa municipal; mientras que el concejal de Ciudadanos Manuel Olivares ha instado al ejecutivo municipal a que si se ha traspasado alguna línea de legalidad se acuda a los juzgados, "aunque vamos a ir todos".

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=79602