miércoles 7 diciembre
SUCESOS  |   | Redacción aG

Cae un laboratorio clandestino para fabricar hachís en un complejo de turismo rural de Güéjar Sierra

La Guardia Civil se ha incautado de 17,5 kilogramos de picadura de marihuana para la extracción del hachís y de 3,8 kilos de marihuana, entre otras sustancias

La Guardia Civil, en el marco de la operación Green Kartoffen, ha desarticulado un laboratorio clandestino para la fabricación de hachís por el método BHO (Butano Hash Oil), que se ocultaba en un complejo residencial para turismo rural ubicado en el Parque Nacional de Sierra Nevada, en el término municipal de Güéjar Sierra.

En esta operación, han sido intervenidos 17,5 kilogramos de picadura de marihuana para la extracción del hachís, 3,8 kilos de marihuana dispuesta para la venta, 215 gramos de aceite de hachís y 642 plantas de cannabis sativa de interior en proceso de crecimiento y de 20 plantas de cannabis sativa de exterior de gran tamaño, según ha informado el Instituto Armado en una nota de prensa.

Así, han sido detenidos un hombre de nacionalidad sueca de 50 años, así como una mujer y un hombre de nacionalidad inglesa de 40 y 27 años respectivamente, como presuntos autores de un delito contra la salud pública por cultivo, elaboración y tráfico de sustancias estupefacientes y por defraudación de electricidad.

El responsable de este laboratorio también ha sido investigado por un delito de robo de un turismo en Suecia.

Los investigadores del Grupo Antidroga de la Compañía de la Guardia Civil de Armilla han estado trabajando en esta operación desde el pasado septiembre sobre una información que hablaba del cultivo y elaboración de droga en un complejo turístico ubicado en el Parque Nacional de Sierra Nevada.

Las pesquisas de los investigadores concluyeron que los arrendatarios de este complejo turístico contaban con la infraestructura necesaria para cubrir todo el proceso de fabricación de marihuana y hachís.

La fase de explotación de la operación tuvo lugar el pasado 27 de septiembre. Los agentes del grupo antidroga de la Compañía de Armilla, apoyados por una patrulla de la Guardia Civil de Güéjar Sierra, registraron el complejo residencial y descubrieron un plantación de cannabis sativa de interior donde crecían 642 plantones; una plantación de exterior con 20 plantas de cannabis sativa de gran tamaño, 17,5 kilos de picadura de hachís congelada, 3,8 kilos de marihuana elaborada y un laboratorio con todo lo necesario para elaborar hachís donde los agentes encontraron 215 gramos de aceite de hachís.

La fabricación del hachís se hacía por el método BHO (Butano Hash Oil). Este método consiste en inyectar el gas butano por un tubo de acero inoxidable relleno con la picadura de marihuana para que el gas a su paso arrastre los cannabinoides.

Esta es una práctica especialmente peligrosa para la integridad del que los está manipulando y para la propia vivienda donde se realiza el proceso, porque son habituales accidentes. En el registro la Guardia Civil encontró un turismo Mercedes sin placas de matrícula y al comprobar su número de bastidor en las bases de datos, los agentes averiguaron que el coche había sido robado en Suecia.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand