sábado 1 octubre
Sucesos  |   | Redacción aG

Cae una banda dedicada a la compraventa fraudulenta de coches de alta gama

Las investigaciones se han llevado a cabo en Granada donde se localizó una gestoría desde la que se habrían llevado a cabo las operaciones

La Policía Nacional ha llevado a cabo la operación Chasis contra el fraude en las adquisiciones intracomunitarias de vehículos de alta gama importados desde Alemania, y en la que ha sido investigado un grupo criminal formado por seis personas que presuntamente habrían cometido delitos de usurpación de estado civil, falsedad documental, estafa y pertenencia a organización criminal.

Según ha informado el cuerpo policial en una nota de prensa, tres de ellas han resultado detenidas, un cuarto ya se encontraba en prisión por otros hechos y, sobre otras dos, se siguen las pesquisas para su localización ya que, por el momento, se encuentran en paradero desconocido.

Una reclamación realizada por la Agencia Tributaria fue el desencadenante que hizo que un ciudadano de Almería tomara conciencia de que se estaban matriculando vehículos a su nombre, motivo por el que interpuso las correspondientes denuncias.

La investigación policial iniciada en esta ciudad llevó a los agentes hasta una gestoría ubicada en Granada que formaría parte de la organización criminal. La dinámica utilizada por la organización ha consistido en la adquisición de vehículos de alta gama en el mercado de segunda mano alemán, generalmente vehículos con menos de un año de antigüedad.

La compra de los mismos se hacía mediante interposición de empresas vinculadas o de terceros, aprovechando exenciones comunitarias o acogiéndose a un régimen especial de IVA, lo que conllevaba una menor tributación y un mayor beneficio para la organización. De esta manera habían conseguido introducir los vehículos en España eludiendo, "de manera fraudulenta", una tributación importante que podía llegar a suponer un 21% del valor del vehículo.

Una vez en España, los vehículos se habrían matriculado a través de segundas sociedades relacionadas con la compraventa de vehículos y éstos se ponían a nombre de personas a quienes previamente se había usurpado su identidad o la de menores de edad, alguno de los cuales contaba con tan solo dos años.

La organización habría obtenido mayores beneficios al matricular los vehículos en España mediante la presentación de facturas falsas de cara a minorar la base imponible del impuesto sobre determinados vehículos a motor. Esta actividad habría supuesto un fraude por cada vehículo de entre 2.000 a 12.000 euros.

Posteriormente, se habrían sucedido transferencias con el objeto de generar “compradores de buena fe” para dar apariencia de regularización de la situación tributaria. Cuando la Agencia Tributaria reclamaba las cantidades impagadas al titular del vehículo en el momento de la matriculación, resultaba tratarse de un titular al que se le había usurpado su identidad.

Una vez matriculados los vehículos en España, con el consiguiente ahorro en elusión de tributos, procedían a la venta a particulares a un precio muy competitivo que superaba con creces el valor inicial de adquisición.

Las distintas fases en las que se ha llevado a cabo la investigación, centralizada en Granada, han requerido de la realización de gestiones en distintas provincias del territorio nacional Madrid, Sevilla, Córdoba, Almería, Toledo, Ciudad Real y Albacete, donde este grupo criminal habría desarrollado su actividad.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand