jueves 22 agosto
SUCESOS  |   | Redacción aG

Cae una organización que regularizaba ilegalmente a extranjeros mediante matrimonios de conveniencia

Un total de 14 personas han sido investigadas por estos hechos, de las que 13 han sido detenidas, todas ellas en Granada y entre las que se encuentran un abogado y un gestor

La investigación se enmarca en la operación Casamentera, cuya primera fase se llevó a cabo en marzo. Foto: Policía Nacional

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Granada  a 13 personas y han investigado a otra más por presuntos delitos relacionados con el "favorecimiento" de la inmigración clandestina y falsedad documental.

Según ha informado la Policía Nacional en una nota de prensa, la investigación se enmarca en la operación Casamentera, cuya primera fase se llevó a cabo en marzo con la detención de cuatro personas por delitos relacionados con el favorecimiento de la inmigración clandestina y falsedad documental mediante la realización de matrimonios de conveniencia. El objetivo, obtener autorizaciones de residencia y trabajo como beneficiarios de cónyuges de ciudadanos de la Unión Europea.

Como resultado del análisis de la documentación intervenida en los registros practicados en la primera fase, se amplió la investigación y esta segunda ha culminado con el descubrimiento de un total de cinco parejas de hecho falsas más, una de las cuales habría logrado regularizar al ciudadano extranjero que se trasladó de inmediato a otros países de la Unión Europea tras obtener su permiso de residencia con pruebas falsas. Además de constituir falsos trabajadores autónomos y dar altas ficticias para acreditar, que disponían de solvencia económica y empadronarse falsamente.

El entramado delictivo, integrante de un grupo criminal, estaba compuesto por varias personas, siendo la “cabecilla” una mujer de origen marroquí, y nacionalidad española, que se encargaba de buscar extranjeros en situación irregular y de su mismo origen. Además de otra mujer que buscaba chicas jóvenes españolas con problemas económicos; un abogado que realizaba los trámites oficiales y suponía una garantía para los extranjeros que pagaban entre 5.000 y 12.000 euros por regularizarse; un gestor que tramitaba las altas ficticias; y otras personas que autorizaban los empadronamientos falsos.

Agentes del Grupo UCRIF de la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de Granada han obtenido indicios de autoría sobre un total de 14 personas de las cuales 13 han sido detenidas y una más investigada, entre las que se encuentran el abogado y el gestor. También se han anulado o denegado todos los expedientes de regularización de los ciudadanos extranjeros, dado de baja todas las parejas registradas y declarado ficticias y nulas todas las altas en Seguridad Social.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
Diseño Web La Sastrería