lunes 16 septiembre
SALUD  |   | Redacción aG

Cinco claves para comer sano en casa todos los días

Existen consejos nutritivos que sirven para todo tipo de cuerpos y rutinas, tanto las más activas como las más sedentarias

El estilo de vida actual dificulta poder seguir una dieta sana y completa. Foto: Comunicae

Para gozar de una buena salud existen dos factores fundamentales, como el ejercicio y la alimentación. El cuerpo humano necesita una dieta saludable para desarrollarse de manera correcta, pero hoy en día cada vez más consumidores tienen dificultades para comer sano debido a las rutinas, el trabajo y la facilidad de consumo de la comida basura.

Sin embargo, con conocimientos sobre recetas saludables y alimentos nutritivos, cualquier consumidor puede comenzar a comer sano.

Según un grupo de expertos en innovación gastronómica, los pilares de una alimentación saludable en casa pasa por no consumir aceites hidrogenados y los famosos aditivos E (E-102, E-104, E-122, E12); comer frutas y verduras a diario; vigilar los alimentos "lentos"; nada de refrescos; y buscar alternativas a los alimentos que se consumen mucho.

A la hora de comprar, es esencial decantarse por alimentos frescos. En caso de adquirirlos envasados, se deberá comprobar que no contengan estos aditivos. Suelen encontrarse en forma de colorantes y conservantes.

El secreto de una vida saludable reside en la cantidad de frutas y verduras que se consumen. Especialmente en época estival, comer fruta y verdura aporta energía y vitaminas, no tienen ningún efecto negativo en una dieta equilibrada y deben comerse todos los días.

Por otra parte, los hidratos y proteínas animales -pasta, huevos, trigo, así como algunos pescados y carnes- son necesarios en una dieta equilibrada pero su consumo debe depender de la actividad física que se realice, ya que son de absorción lenta y cuentan con bastante cantidad de azúcares y grasas naturales. Deben consumirse con moderación.

Cambiar la dieta es complicado y acarrea problemas como la falta energía y el hambre, pero es una apuesta segura por la salud. Para mantener la vitalidad y el ritmo de vida es necesario buscar sustitutivos a los alimentos no tan sanos que más se consumen. Por ejemplo, si se come mucha carne, se puede considerar consumir otro tipo de proteínas como las del atún, el huevo o las proteínas vegetales.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería