domingo 22 septiembre
Área Metropolitana  |   |

Cinco vías de Armilla quedan restringidas al tráfico por el futuro paso del Metro

El acceso a calle Real, Avenida de Poniente, Aristóteles, Don Quijote y Santa Teresa, que pasarán a denominarse genéricamente 'Vía Acire', estará vigilado por cámaras

La futura puesta en marcha del Metro, anunciada para finales de este año, ha provocado que en Armilla cinco calles queden restringidas al tráfico.

De este modo, y en pleno ordinario, se ha llevado a cabo la aprobación inicial de una ordenanza que contempla el servicio de regulación del acceso a áreas de circulación restringida para el municipio, con el objetivo de regular las autorizaciones que se otorgarán tanto a los residentes para que puedan acceder a sus viviendas o cocheras, como a los servicios de emergencias y abastecimiento para bares y restaurantes de la zona.

Así, las vías afectadas son la calle Real de Armilla, Avenida de Poniente, Aristóteles, Don Quijote y Santa Teresa, travesías que se denominarán genéricamente 'Vía Acire' (Acceso de Circulación Restringida). Pese a que ahora mismo ya están limitadas y el control que se hace sobre ellas es de policía, con la llegada del Metro se instalarán cámaras que sancionarán de forma mucho más rigurosa.

El alcalde de la  localidad, Gerardo Sánchez, ha insistido en que esta restricción viene "obligada" por el Metro que, en Armilla, tiene un trazado "importante" compartido con las vías urbanas. "Todos los grupos municipales votaron a favor de esta propuesta en sesión plenaria. Lo hemos hecho como una ordenanza para ser lo más justos posible y poder hacer las cosas bien desde el principio", ha manifestado.

En este sentido, el regidor armillero ha asegurado que, ya que las pruebas dinámicas del Metropolitano en el municipio se prevén para septiembre y su puesta en funcionamiento para Navidad, según señaló el consejero de Fomento, Felipe López este lunes, la finalidad es que "todo el mundo que necesite de esa autorización la tenga para evitar sanciones".

Aunque aún hay que esperar unos días para posibles alegaciones, si dicha ordenanza queda finalmente aprobada, en un mes el Ayuntamiento comenzará a repartir los permisos con la intención de regularizar la situación y que "todos los afectados tengan su carnet de residente".

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería