jueves 22 agosto
TRIBUNALES  |   | EUROPA PRESS

Condenado a 17 años de prisión el acusado de pegar un tiro en la cabeza a su sobrino en Cartuja

La Audiencia de Granada considera probado que 'El Chelines' se dirigió a la calle Soto de Rojas donde estaba su familiar, y le disparó a bocajarro · También deberá de indemnizar con 125.000 euros a la madre del fallecido

Familiares y allegados de la víctima se concentraron el día del juicio a las puertas de la Audiencia Provincial. Foto: Álex Cámara

La Audiencia de Granada ha condenado a 17 años de prisión al hombre al que un jurado popular ha declarado culpable de asesinar en febrero de 2017 a su sobrino de un tiro en la cabeza en el barrio granadino de Cartuja, tras lo que se produjeron momentos de tensión en la zona con la quema de vehículos y otros hechos violentos que se saldaron con varias detenciones.

En la sentencia, la Sección Primera de la Audiencia considera probado que el acusado, L.C.E. alias 'El Chelines', se dirigió a la calle Soto de Rojas donde estaba su sobrino, le colocó el arma en la cabeza y le disparó a bocajarro, provocándole la muerte. También ha sido condenado a indemnizar con 125.000 euros a la madre del fallecido.

Los hechos ocurrieron el 22 de febrero de 2017 en plena vía pública, a raíz de que la víctima, de 27 años, discutiera minutos antes con su tía y su prima, esposa e hija del acusado, que fue a pedirle explicaciones de lo ocurrido.

El acusado declaró en el juicio a principios de abril que no apuntó directamente a su sobrino sino que fue a pegarle con el arma y se le disparó accidentalmente. Explicó que el día de los hechos recibió varios mensajes de texto en los que se le decía que su mujer y su hija habían recibido una "paliza" de su sobrino político.

Así, "irritado", y sin ponerse en contacto antes con ellas, cogió un arma, se montó en el coche y fue a buscarle. Afirma que "no tenía intención de hacerle daño" pero que cuando fue a pedirle explicaciones se le abalanzó "como un loco". "Me tiré a pegarle con la pistola en el hombro y accidentalmente el arma se disparó", aseguró.

Ha sido condenado a 16 años de prisión por asesinato y a otro año más de cárcel por tenencia ilícita de armas. La sentencia, contra la que cabe recurso, también le prohíbe comunicarse y acercarse a los familiares de la víctima durante 22 años. La Fiscalía pedía para él 22 años de cárcel y la acusación particular, que ha ejercido la madre representada por el letrado Antonio Mazuecos, de Aránguez Abogados, elevó la petición a 27 años de cárcel. La defensa pidió 16 años de prisión.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
Publicidad
Diseño Web La Sastrería