viernes 12 agosto
Área Metropolitana  |   | Redacción aG

Critican la actitud del PSOE en Santa Fe, donde "Sergio Bueno es quien aún controla el partido"

El PP censura el silencio sobre la presunta trama de sunbvenciones

El PP de Santa Fe ha achacado el silencio mantenido por la dirección provincial del PSOE de Granada, con la “complicidad” de su secretaria general, Teresa Jiménez, respecto a la "trama" de subvenciones que salpica al municipio santaferino, a que el que fuera alcalde de la localidad, Sergio Bueno, “es quien realmente sigue controlando el partido en Santa Fe”.

“Hoy no han salido a dar explicaciones ni el PSOE de Santa Fe ni el PSOE de Granada, con Teresa Jiménez a la cabeza, porque Sergio Bueno es quien sigue dirigiendo al PSOE santaferino y al actual alcalde. Aunque oficialmente ya no lo sea, Bueno es quien dirige desde la sombra todos los movimientos del PSOE”, ha replicado Juan Cobo, portavoz del PP de Santa Fe, quien ha señalado que el alcalde de Santa Fe, Manuel Gil, debería actuar como tal y dejar de ser un “alcalde teledirigido en las manos de Sergio Bueno”, ha informado el partido en un comunicado.

El PP, en todo el tiempo que ha durado la investigación, se ha dedicado a dejar trabajar a la justicia y que tuviera el fin que correspondiese. Juan Cobo ha afirmado que, en lugar de comparecer el PP exigiendo explicaciones al PSOE de Santa Fe, “tendrían que haber sido los socialistas los que deberían estar dando explicaciones, y exigiendo responsabilidades a sus compañeros por su mala gestión en la empresa y en el Ayuntamiento de Santa Fe”.

Los populares han exigido una explicación pública sobre la situación que envuelve a la Empresa Municipal de Suelo de Santa Fe (EMUSA), para presuntamente favorecer a determinadas personas de Santa Fe, en perjuicio de otros, "tras la concesión de subvenciones sin reunir los requisitos, sin dar la correspondiente publicidad, de forma arbitraria y sin que los expedientes de adjudicación de las subvenciones contasen con todos los documentos preceptivos, según establece la Ley de Subvenciones y la ordenanza municipal que la rige".

Esto derivó en la la detención de los exalcaldes socialistas de Santa Fe, Sergio Bueno y José María Aponte, una trabajadora social de la empresa y el gerente de la misma, a raíz de la denuncia formulada contra ellos por el consejo de administración de EMUSA al detectarse presuntas ilegalidades en la concesión de subvenciones. La Policía Judicial de la Guardia Civil, a instancias del juzgado de Santa Fe, ha sido la responsable de la investigación, que concluyó con la detención y posterior puesta en libertad de los cuatro acusados, investigados por la presunta comisión de los delitos de prevaricación, malversación, falsedad documental y tráfico de influencias.

La empresa pública EMUSA no podía otorgar las subvenciones y tenía que ser el Ayuntamiento de Santa Fe el encargado de ello. Sin embargo, según ha puntualizado Juan Cobo, finalmente fue la empresa la que acabó concediendo las subvenciones. “De ahí viene la malversación”, ha apostillado. Cuando EMUSA exige al Consistorio el pago de estas ayudas, el Ayuntamiento “dice que no se las paga a la empresa”.

En el momento en el que se produjeron estos hechos, el presidente de EMUSA era Sergio Bueno; José María Aponte ocupaba el cargo de consejero delegado, y la empresa contaba además en su plantilla de personal con una trabajadora social y el propio gerente de la empresa. Los cuatro fueron detenidos al formar parte de esa presunta trama de adjudicación de subvenciones sin criterio ni rigor jurídico, “concedidas a quienes su dedocracia ha estimado oportuno”.

El PP ha incidido en que según el informe de la Guardia Civil, esto siempre se ha hecho beneficiando a unos ciudadanos en perjuicio de otros, al no existir publicidad. “Solamente han tenido conocimiento de esas subvenciones el círculo más cercano a la familia socialista del PSOE de Santa Fe”, ha recriminado Juan Cobo.

Ante las acusaciones de “criminalización” por parte del PP hechas por Sergio Bueno, Cobo ha contestado que la supuesta “criminalización” la haría en todo caso el consejo de administración de EMUSA, del que era miembro el actual alcalde socialista de Santa Fe, Manuel Gil, quien votó en contra de que se investigaran todos estos hechos. “Lo que pretendía, siguiendo las órdenes de Sergio Bueno, era ocultar toda esta trama, que no saliese a la luz pública y defender a sus anteriores jefes políticos”, ha afirmado.

El portavoz popular ha ido más allá y ha asegurado que EMUSA fue utilizada como un “tentáculo más del PSOE”, con Sergio Bueno a la cabeza, para una supuesta compra de votos. Cobo ha recordado que tanto Bueno como Aponte tuvieron que abandonar sus cargos como alcaldes de Santa Fe “y marcharse por la puerta de atrás” tras descubrirse una trama de correos electrónicos que aludían a supuestas colocaciones a dedo en el Ayuntamiento de Santa Fe de personas pertenecientes o vinculadas al PSOE, bajo el mandato de ambos dirigentes.

“Desde el propio Ayuntamiento tenían articulada una trama para proteger y beneficiar a las familias socialistas, en perjuicio del resto de ciudadanos. Solamente otorgaban subvenciones a aquellas personas vinculadas de forma directa con el PSOE, solamente daban trabajo a quienes tenían relación con los socialistas, y si no tenían vinculación con el PSOE no tenían opción ni derecho a trabajar en el Ayuntamiento de Santa Fe. Eso no lo dice el PP, sino los correos electrónicos que se enviaron Sergio Bueno y José María Aponte, y que les costó la dimisión de sus cargos”, ha aludido Juan Cobo.

El portavoz del PP ha subrayado que ésa era la forma de gobernar y gestionar el Ayuntamiento de Santa Fe con los socialistas, con el silencio “cómplice” perpetuo de Teresa Jiménez.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand