lunes 29 noviembre
EL REPORTAJE AGR  |   | Noelia S. Lorca

Cuando el hambre se viste de inocencia

Unos 42.000 menores granadinos están en riesgo de pobreza, según los últimos datos del INE · Muchos tienen los comedores escolares como única fuente de alimentación

La comida nos siempre llega a todos los hogares por igual. Foto: Álex Cámara

La comida nos siempre llega a todos los hogares por igual. Foto: Álex Cámara

Vestida de inocencia, del blanco más inmaculado, respira pureza, juega con sus trenzas, corre contra el aire. Espera la llamada, pero esa llamada no llega. El mismo trozo de pan de ayer, vacío por dentro, junto a un vaso de agua. Ya no es extraño. Sabe que no es por ella, la situación entre esas cuatro paredes no es fácil. Intenta imaginar su contenido. Esos sabores que algún día probó, esos que le hicieron no poder parar. Su boca, todo su cuerpo, reaccionaban como nunca antes lo habían hecho. Pero fue pasajero, unos minutos, una sola vez. Ahora, solo le queda el recuerdo de haberlo probado, de haberlo saboreado y de haber sido testigo de esa sensación de saciedad que ya no ha vuelto a tener.

Con ese recuerdo, si es que llega a serlo, conviven casi 42.000 niños en toda Granada de los 174.593 que hay. Los últimos datos publicados en el Instituto Nacional de Estadística (INE), ponen de manifiesto las penurias que, día tras día, soportan miles de menores solo en la provincia. En esta ocasión, como en tantas otras, esas cifras tienen una cara, una mirada y un cuerpo de menos de metro y medio que sufre las consecuencias de una crisis que parece no tener fin y que castiga, de la forma más dura, a aquellos que ni siquiera han llegado todavía a saber qué es.

Los comedores escolares eran, durante el curso, la única fuente de alimentación para muchos de esos niños. Con la llegada de las vacaciones y el cierre de los comedores escolares, la situación se complica. Ni siquiera podrían hacer esa comida al día.

Armilla pone solución
El Ayuntamiento de Armilla ha aprobado en Junta de Gobierno Local, el 'Plan de Apoyo a la Alimentación Infantil', que garantiza la apertura de los comedores escolares durante la temporada estival dirigidas a niños en riesgo de exclusión social, desde el 1 de julio hasta el inicio del próximo curso escolar. El plan contiene las medidas y recursos suficientes para garantizar que las familias con menores a su cargo, y que se encuentren en situación de necesidad, tengan cubiertas sus necesidades básicas de alimentación y facilitar el acceso a una dieta lo más equilibrada posible para evitar problemas de malnutrición infantil.

Con la intención de garantizar la correcta alimentación de los niños y velar por la seguridad e integridad de los pequeños trabajan, de manera incansable, en Aldeas Infantiles de Granada -único centro en toda Andalucía-, donde aseguran que durante el verano se “doblan las tareas para cubrir la ausencia de colegio”. Según el responsable territorial de Aldeas Infantiles, Francisco Javier González, “105 niños y 80 familias acuden a nuestros centros de día donde se les presta atención. Las necesidades de menores y familias han incrementado considerablemente en este tiempo, por eso, durante todo el año pagamos becas de comedor, comida a la familia directamente, ropa y material escolar. Hemos destinado más de 700.000 euros a la cobertura solo de necesidades básicas en los centros de día. A través de un estudio coordinado entre los centros educativos y Asuntos Sociales se seleccionan las familias que más requieren esa ayuda”.

De igual modo, confirma que ha aparecido un perfil nuevo que, en épocas anteriores a la crisis, no existía y que es el de extrema pobreza. "Hay padres que quieren a sus hijos, desean cuidar de ellos, pero no tienen recursos; y otros que, posiblemente los amen mucho, pero no saben ejercer el rol de padres. La situación económica por la que atravesamos también ha traído aparejado un aumento de los casos de maltrato infantil y para su prevención se trabaja con los niños a través de talleres en los que se les enseña a decir no, y a las familias tratamos de darles herramientas para que nunca tengan que llegar a un maltrato -escuela de padres, sesiones individuales y otras estrategias-. Herramientas que no solamente van dirigidas a personas en riesgo de exclusión social, sino también a colegios con el objetivo de educar en valores. En Granada hay un alto nivel de maltrato infantil, tanto físico como psíquico”, manifiesta González al tiempo que ha destacado que en la Aldea Infantil hay 67 niños que viven, de forma permanente, en el recinto, además de 151 jóvenes inscritos en el programa homónimo. “Todos unidos, son unas 400 personas a las que se atiende diariamente”.

En Andalucía, el 24,7% de los niños menores de 16 años vive en riesgo de pobreza -INE-, un porcentaje que se eleva a 31,9% en el caso de exclusión social. Con carencia material severa llegan al 8,4% y viviendo en hogares con baja intensidad en el trabajo, el 13,4%. Con la intención de dar cobertura a las necesidades básicas de niños y mayores, la Junta de Andalucía aprobó, este pasado miércoles, el Decreto-Ley de Inclusión a través del empleo y medidas extraordinarias de solidaridad. Este decreto, del que se beneficiarán 22.000 granadinos, estima atender a más de 1.200 menores de Granada mediante prestaciones temporales, dinerarias o en especie, de carácter preventivo, que se conceden a familias para la atención de las necesidades básicas de menores a su cargo cuando carecen de recursos económicos suficientes. Tal y como expresó la delegada de Gobierno, Sandra García, “el objetivo es prevenir, reducir o suprimir los factores que generan situaciones de dificultad social en las familias. Un importante pilar del nuevo decreto es el ‘Plan Extraordinario de Garantías Alimentarias’, que certifica a los colectivos menores y personas mayores más vulnerables el acceso a la alimentación”. De este modo, la administración autonómica prevé que este año más de 2.600 menores granadinos recibirán tres comidas diarias en los colegios públicos de Educación Infantil y Primaria. “Durante el período vacacional volverán a funcionar las escuelas de verano, donde se atenderán alrededor de 500 menores de la provincia”, precisaba García.

En este sentido, el pasado año 570 menores acudieron a estas escuelas de verano con comedor. Desde la Delegación de Salud y Políticas Sociales de la Junta, constatan que fueron un total de "506.160 comidas -entre desayunos, comidas y meriendas- las que se dispensaron en ocho escuelas, tres de ellas en la capital y una en Pinos Puente, Loja, Motril, Baza y Guadix.

Por desgracia, los datos anteriores no son reflejo de un problema aislado, forman parte de los más de 2,8 millones de menores que hay en España en riesgo de pobreza, un tercio de la población infantil española. Una realidad ante la que es imposible volver la cara porque para Unicef, "la pobreza ya tiene, definitivamente, rostro de niño".

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Navidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería