martes 27 septiembre
Granada CF  |   | Redacción AG

¿Cuatro fichajes en siete días?

La idea de Caparrós de llevarse a la plantilla cerrada a La Manga choca con la llevada a cabo en las últimas temporadas por Cordero y Pina, quienes siempre aguardan al final del mercado

Tres de los nuevos: Babín, Juan Carlos y Márquez durante un entrenamiento. Foto: Álex Cámara

Tres de los nuevos: Babín, Juan Carlos y Márquez durante un entrenamiento. Foto: Álex Cámara

El Granada partirá el próximo lunes –en siete días justos- hacia La Manga (Cartagena), donde permanecerá concentrado durante 10 días para preparar la nueva temporada, una de las más ilusionantes tras la llegada de un técnico con contrastada experiencia en la máxima categoría, Joaquín Caparrós.

La idea transmitida, y al parecer consensuada con la dirección deportiva, es la de contar con casi toda la plantilla cerrada y poder hacer grupo en tierras murcianas para iniciar la campaña en el mejor estado de unión y compenetración posible. Sin embargo, esa idea contrasta claramente con la vista en las tres pretemporadas vividas en Primera División por Pina y Cordero.

En ellas, el cuadro rojiblanco siempre ha tenido jugadores a los que buscar salida y sobre todo posiciones en las que buscar a jugadores contrastados tras regresar incluso de la concentración en La Manga, lugar de pretemporada para los rojiblancos desde la llegada de la dupla murciana en 2009.

Esta pretemporada aún quedan por llegar al menos cuatro futbolistas más, después de la contratación de Oier como meta suplente de Roberto. Las llegadas de Rochina y Lisandro López parecían muy cercanas, pero, sin embargo, el club está a la espera de que el atacante cuente con la carta de libertad desde Inglaterra –según se ha publicado en los últimos días-, mientras que por el central se buscan más nombres antes de la posible llegada del argentino en calidad de cedido, aunque en el club lo ven como una buena opción.

Tras lo vivido en el pasado, lo de esperar hasta última hora teniendo el mercado de fichajes abierto tampoco le ha ido mal a los rojiblancos, poniendo como el último ejemplo la llegada hace dos temporadas de Yacine Brahimi, quien llegó el último día de agosto, con la Liga comenzada, en calidad de cedido, y este mismo verano se le busca una salida por una cifra que podría superar los 10 millones de euros.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand