jueves 21 febrero
Área Metropolitana  |   | Noelia S. Lorca | Fotos: Álex Cámara | Vídeo: Luis F. Ruiz

De Federico a Juan

El recuerdo y la figura de Loxa centran un '5 a las 5' en el que el Pozo de Plata fue recogido por el personal del Museo Casa Natal de Fuente Vaqueros

“El día no quiere venir para que tú no vengas ni yo pueda ir. Pero yo iré entregando los sapos mi mordido clavel. Pero tú vendrás por las turbias cloacas de la oscuridad. Ni la noche ni el día quieren venir para que por ti muera y tú mueras por mí”. En la voz de Enrique Moratalla, ‘Gacela del amor desesperado’ ponía punto y final a un ‘5 a las 5’ en el que, más que nunca, García Lorca y De Loxa se sintieron presentes.

De Federico a Juan y de Juan a Federico. Un diálogo permanente entre ambas figuras que brotó, desde el inicio del acto, en boca de quienes compartieron vivencias con el que fuese el fundador y primer director de la Casa Natal de Lorca en Fuente Vaqueros, fallecido en diciembre de 2017.

Amigos de Juan tomaban la palabra para acercarlo, más si cabe, a los asistentes. El profesor de la UGR, Juan Antonio Díaz, destacaba que De Loxa “parecía pequeño” en las distancias cortas “pero conforme se ha ido alejando, su figura y su obra han ido creciendo cada día más”.

“Ahora que hemos tenido tiempo de pensar en él, de recordarlo, de releerlo hemos comprobado no sólo su talla como poeta y activista cultural, sino esa unión íntima y fértil entre Federico, su amigo, y él. Ambos eran prestidigitadores, sabían sacar palomas, sueños y versos de sus sombreros. Ambos llenaban los espacios con su forma de ser, su sentido del humor y su delicada relación con todo el mundo”, aseguraba emocionado al tiempo que hacía hincapié en que cualquiera que entre por las puertas “de este pequeño paraíso sentirá la presencia de Federico y el eco acumulado de las palabras de Juan hablando de él”.

Antonio Fernández Ferrer, quien inició con Juan de Loxa ‘Manifiesto Canción del Sur’, traía hasta el patio de la Casa Natal los comienzos, junto a la locutora Elodia Campra, en el mítico programa de radio ‘Poesía 70’. También Antonina Rodrigo, llegada de Barcelona, tenía palabras de elogio y comentaba que lo más importante para el genio granadino fue “la poesía, la amistad y los libros que llegaron a desbordar su vida y su casa”.

“Conocí a Juan de Loxa de la mano de Elena Martín Vivaldi en la Alhambra, en uno de esos atardeceres luminosos que nos brinda nuestra generosa ciudad. Fue un encuentro decisivo para la amistad y la complicidad lorquiana”, subrayaba Rodrigo.

El patio del Museo Casa Natal de Federico García Lorca volvió a llenarse en este ‘5 a las 5’. Foto: Álex Cámara

Por su parte, Carlos Manso confesó que saldaba la deuda que la Granada antigua tenía con él. “Yo vine a conocer Granada en diciembre de 1962 y una pena me dio porque lo primero que hice fue entrar a un café y preguntar dónde estaba la casa de Federico García Lorca. Nadie lo sabía. Yo, que desde los 16 años leía la obra de Federico que me había comprado mi padre, no podía creer lo que encontraba en esa Granada cuando habían matado al cuerpo de Federico y a su historia”, relataba mientras los presentes escuchaban atentamente.

Manso reconocía que gracias a Juan la figura de Federico “se reivindicó”. “Por eso, Juan fue para mí un mecenas, un padre, un consejero, un maestro en todo. Me llevo su pícara sonrisa, su honesta palabra que siempre fue una caricia. Gracias, Juan, hermano mío”.

Pero el recuerdo al poeta granadino no terminaba en las palabras de quienes lo conocieron, ya que el Pozo de Plata fue entregado al personal de la Casa Museo como reconocimiento a su memoria y a la labor “discreta y poco visible” de un reducido grupo de personas que han logrado, con sus ideas, sus esfuerzos y su trabajo, que los proyectos alrededor de Federico hayan dado sus resultados a lo largo del tiempo.

Alejandro Gorafe, Inmaculada Hernández, Patricio Santiago, Pedro García, José Rodríguez y Mercedes García recogían de mano del presidente de Diputación, José Entrena, el prestigioso galardón. Era Gorafe quien, con los nervios a flor de piel, conseguía agradecer en nombre del grupo un premio “tan especial”.

“Cuando nos enteramos de que nos entregarían el Pozo de Plata no dábamos crédito porque siempre había recaído en grandes valores del mundo de la cultura. Nuestro compromiso con Lorca es seguir trabajando por el bien de Fuente Vaqueros. Juan, tu proyecto sigue dando frutos aunque ahora seamos nosotros los que los recogemos”, terminaba visiblemente emocionado.

Fuenterinos de nacimiento y adopción

El ‘5 a las 5’ volvía, en el 120 aniversario del nacimiento del fuenterino más ilustre, al patio de la Casa Museo después de que el pasado año tuviese lugar en el Teatro Municipal con el objetivo de abrirse al pueblo. El alcalde de la localidad metropolitana, José Manuel Molino, resaltaba el “valor e integridad” que mantuvieron a Lorca y a De Loxa “durate toda su vida”.

“Ambos eran fuenterinos de nacimiento y de adopción. Nunca nadie jamás ha logrado silenciar de los labios de un fuenterino el nombre de Lorca ni la defensa de su obra. Los fuenterinos somos guardeses vivos del entorno físico que contiene el espíritu de Lorca”, afirmó.

Igualmente, Molino abogó por continuar en la senda de la “colaboración” y el “esfuerzo” de todas las instituciones, que han dado lugar al conglomerado que hoy forma la ruta lorquiana, “atractivo cultural y turístico para el visitante y parte del motor económico de la Vega”.

El presidente de Diputación, tercero por la derecha, fue el encargado de cerrar el acto. Foto: Álex Cámara

El encargado de cerrar el acto fue el presidente de la Diputación de Granada, José Entrena, quien, además de ensalzar el trabajo del personal galardonado, manifestó que el Patronato García Lorca es un espacio “de libertad” y herramienta “esencial” para extender la influencia de Lorca en las letras y cultura universales.

Este ‘5 a las 5’ sí contó con la presencia de Laura García Lorca, sobrina del poeta fuenterino, además de delegados de la Junta de Andalucía, diputados de la institución provincial y alcaldes de diferentes municipios del Área Metropolitana -Jun, Valderrubio, Pinos Puente, Santa Fe- y la capital.

Así las cosas, el recuerdo de Juan de Loxa seguirá presente también durante los próximos días en la exposición ‘La poesía más revoltosa’ y en la antología poética ‘Resistir en el margen’.

· Más noticias sobre la localidad metropolitana

Galería de la noticia

Publicidad
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Diseño Web La Sastrería