miércoles 25 mayo
Tribunales  |   | E.P.

Declaran culpable al procesado por matar a tiros a un hombre en un pub de Albolote

La acusación particular, que representa a dos familiares del fallecido, ha reiterado su petición de un total de 24 años y medio de prisión

Un jurado popular ha declarado este jueves culpable de los delitos de asesinato y de tenencia ilícita de armas al procesado por matar de varios tiros a un hombre en marzo de 2020 en un bar de copas de Albolote, unos hechos por los que la Fiscalía le pide 21 años y medio de prisión.

Así lo ha dado a conocer, según han informado fuentes del caso, el jurado este mediodía, en el edificio de la Real Chancillería de Granada, tras retirarse a deliberar en la tarde de este miércoles, después de que las partes presentaran sus conclusiones definitivas sobre este caso.

Según la tesis que ha defendido la Fiscalía, el crimen se produjo cerca de las dos de la madrugada del 5 de marzo del año pasado en este bar, donde el acusado, de 49 años, se encontró junto a su hermano y se originó un altercado entre este último y la víctima.

En un momento dado, el procesado sacó una pistola que llevaba oculta entre las ropas y la empuñó con la mano derecha diciendo a la víctima "que te mato, que te mato", tras lo que dio un disparo al aire y otro al suelo.

Seguidamente apuntó con la pistola a la cabeza de la víctima y, a una distancia de un metro, efectuado varios disparos que le alcanzaron en el cuello y en la cabeza ocasionándole la muerte casi en el acto, y se marchó del lugar.

Una vez ha emitido el jurado su veredicto de culpabilidad, la acusación particular, que representa a dos familiares del fallecido, ha reiterado su petición de un total de 24 años y medio de prisión, mientras que la defensa, que en sus conclusiones definitivas había vuelto a interesar la libre absolución por haber actuado en legítima defensa y con miedo insuperable, ha pedido que se le aplique la pena de 15 años, la mínima estipulada para el asesinato.

En su declaración del pasado lunes, en la primera sesión de este juicio de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Granada, el acusado mantuvo que disparó en defensa propia, aunque no directamente al fallecido, con una pistola que "cayó" al suelo en el transcurso de una pelea en la que participaba un hermano suyo y que quiso "parar".

Explicó que llegó solo al pub y que estaba en la barra tomándose una cerveza cuando se dio cuenta de que su hermano estaba en el grupo de personas que salía de la zona de los aseos peleándose, por una razón que ha dicho desconocer. "Bien sabe Dios que no lo sé", aseguró.

Antes había estado en otros bares, donde había tomado alcohol, en una noche en que también ha indicado que consumió cocaína, y, apenas había llegado al pub, ubicado en el Polígono Juncaril, le habría sorprendido esta pelea que quiso "parar" al ver a su hermano, y en la que el fallecido, al que no conocía y al que notó "muy nervioso", le habría, según su versión, cogido de brazos y manos tras abalanzársele. Cuando le soltó "lo mismo que cayó él, cayó el arma al suelo".

De acuerdo con su versión, había gritado "basta ya" con el arma apuntando al suelo, y disparó hacia arriba, sin recordar luego bien los hechos, aunque ha reconocido que dio otro disparo hacia abajo y que nunca quiso tirar "de frente" al otro, aunque habría podido hacerlo. Ha reseñado que actuó por "instinto" y que no quiso matar a nadie, afirmando desconocer a quién se le pudo caer el arma.

Tras los hechos, abandonó el lugar, mantuvo ante el tribunal del jurado, "solo" y "asustado", sin llevar el arma consigo, que se quedó en el bar de copas, y que ha dicho que no había visto en posesión de nadie antes.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand