lunes 16 septiembre
Cájar  |   | Redacción aG

Denuncian la situación del San Francisco de Cájar ante el inicio del curso

En el colegio se están realizando unas obras de mejora y ampliación, que comenzaron a finales del mes de junio, con previsión de finalización para principios de septiembre

Los sindicatos han denunciado cómo se encuentra el colegio. Foto: CCOO

El Sindicato de Enseñanza CCOO de Granada denunciado la situación en la que se encuentra el CEIP San Francisco de Cájar, "muy lejos de estar en condiciones, ni siquiera aceptables para la recepción del alumnado" para el inicio de las clases el próximo 10 de septiembre.

En el centro de Cájar, del Área Metropolitana de Granada, se están realizando unas obras de mejora y ampliación, que comenzaron a finales del mes de junio, con previsión de finalización para principios de septiembre.

"Fue más tarde, con la obra ya empezada, cuando se le comunicó al centro que el periodo previsto se iba a alargar más y no iba a ser posible terminar a tiempo para el inicio de curso", ha explicado la secretaria General de CCOO Enseñanza Granada, Mercedes González Liñán, tras la visita que desde los sindicatos se ha llevado a cabo al mismo para comprobar el estado de estas reformas.

“Estamos acostumbrados a que las obras a menudo se alarguen más allá de lo planificado, pero cuando hay que meter a niños y niñas de 3 a 12 años en ese espacio no se pueden dejar las cosas al azar", ha querido enfatizar González, que también ha explicado que en este ámbito "la planificación es esencial y si se detecta que va a haber retrasos, en primer lugar hay que tomar medidas contundentes para evitarlos, contratando más personal, y en todo caso hay que garantizar la seguridad de los menores”.

La responsable sindical asegura que en la visita al centro han detectado un número importante de irregularidades relativas a la recepción del alumnado. "Hablamos de montones de arena a la entrada del colegio, pilas de ladrillos, vallas y hierros por todos lados, herramientas y cables por los suelos". Desde los sindicatos, aseguran que se trata de "lo normal" en una obra, pero "algo inadmisible para un centro educativo que está a las puertas del inicio del curso escolar, esperando la recepción de su alumnado", concluye González.

Según el sindicato, el centro además se enfrenta en estos días a otros problemas derivados de las obras. Uno de ellos es que muchas aulas están inhabilitadas al "encontrarse sucias, utilizadas como almacenes de material, con las mesas apiladas e incluso sin pintar o terminar".

El otro problema fundamental es que los materiales de la obra han ocupado los espacios exteriores del centro, por lo que en estos momentos los niños y niñas no contarían con un patio para el recreo, en su tiempo de descanso, o pistas deportivas.

“El problema es que a estas alturas, y por mucha prisa que se den, es dudoso que sea posible tener unos espacios mínimos para acoger adecuadamente al alumnado”, asegura González.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Publicidad
Diseño Web La Sastrería