miércoles 19 enero
SUCESOS  |   | Redacción aG

Desarticulados cinco centros de producción de marihuana en Santa Fe con 1.316 plantas

En la segunda fase de la operación Buscetta diez personas han sido puestas a disposición judicial por delitos contra la salud pública y de defraudación de fluido eléctrico

La Guardia Civil en colaboración con la Policía Local de Santa Fe, en el marco de la segunda fase de la operación Buscetta, han desarticulado cinco nuevos centros de producción de marihuana en la localidad metropolitana, en los que se han intervenido 1.316 plantas de cannabis sativa.

Según ha informado el Instituto Armado en una nota de prensa, en esta segunda fase se ha puesto a disposición judicial a diez personas a las que se les atribuyen delitos contra la salud pública por el cultivo de sustancias estupefacientes y delitos leves de defraudación de fluido eléctrico.

Durante la fase de investigación de esta operación, la Guardia Civil averiguó que había 18 viviendas en las que se sospechaba que estaban cultivando cannabis sativa de manera clandestina y en las que se había detectado un consumo inusualmente alto de electricidad.

Una vez identificadas las viviendas sospechosas, la Guardia Civil de Santa Fe desplegó un dispositivo en torno a ellas procedieron a registrarlas: 11 viviendas en la primera fase y siete en la segunda.

Los agentes encontraron 250 plantas de cannabis sativa en el primer registro; 191 plantas en el segundo; en el tercero 247; 300 en el cuarto y 328 en el quinto. En el resto, los agentes encontraron acometidas ilegales a la red eléctrica y restos de antiguas plantaciones.

La Guardia Civil de Santa Fe ha concluido con esta actuación la operación Buscetta, cuya primera fase se explotó el pasado 8 de noviembre y se saldó entonces con la intervención de 3.080 plantas de cannabis sativa, la desarticulación de 11 centros de producción de marihuana y la puesta a disposición judicial de 11 personas por delitos contra la salud pública.

En las actuaciones llevadas a cabo para el desmantelamiento de estos 18 centros de producción de droga, la Guardia Civil ha contado con el apoyo de técnicos de la empresa eléctrica Endesa que han certificado la existencia de enganches ilegales a red de suministro eléctrico. La colaboración entre Guardia Civil y Endesa garantiza, no solo el suministro de energía eléctrica para el resto de ciudadanos, sino también su seguridad.

Los cuatro investigados en esta nueva operación contra el cultivo de drogas han sido puestos a disposición del juzgado de instrucción número 4 de Santa Fe, acusados de sendos delitos contra la salud pública y defraudación de fluido eléctrico.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrolado por La Sastrería