sábado 17 abril
UEFA EUROPA LEAGUE | GRANADA CF - MANCHESTER  |   | Nacho Santana

Dos errores acercan el despertar del sueño

El Granada CF pierde ante el Manchester United por 0-2 · Rashford abrió la lata, mientras que Bruno Fernandes convirtió un penalti de Yan Eteki en los últimos minutos

Yangel Herrera se lamenta tras el tanto del Manchester. Foto: Álex Cámara

Encontró mucho castigo un Granada CF valiente. Los rojiblancos supieron dar la cara ante el Manchester United, pero los ingleses supieron decantar la balanza a su favor haciendo valer su condición de grande. Con dos errores locales, los visitantes atinaron para convertir dos tantos que les dejan la eliminatoria de cara.

Abrió el marcador a la media hora Marcus Rashford para los mancunianos tras una diagonal excepcional mal defendida y un control exquisito. El marcador no volvería a moverse hasta los últimos minutos del encuentro, cuando Bruno Fernandes convirtió un penalti casi infantil de Yan Eteki. 

No se esperaba un partido fácil para el Granada CF y no lo tuvo. Pese a un inicio de ‘toma y daca’ con más voluntad que tiros a puerta por parte de ambos conjuntos, los rojiblancos se vieron pronto relegados a cerrarse en defensa ante el juego en estático del Manchester United, con galones de grande. 

Casi veinte minutos tardó en llegar el primer disparo, a cargo de los ‘red devils’. Sucedió mediante una falta favorablemente situada, que mandó alta Marcus Rashford. Tras él, Shaw probó desde fuera del área, pero su tiro corrió la misma suerte que el de su compatriota. Dio la réplica Kenedy, que tampoco llegó a incomodar a De Gea con un disparo desde dentro del área.

Al filo de la media hora de un intenso partido, con los ingleses dominando el balón, tuvo el Granada CF una de sus mejores ocasiones en la primera mitad. Se dejó el alma por la banda derecha Antonio Puertas, que apuró hasta la línea de fondo para sacar un centro raso al que se anticipó bien Roberto Soldado. Sin embargo, el toque sutil del nueve se marchó al lateral de la red. 

Soñaron los locales con dar la campanada, pero en la jugada siguiente la dieron los visitantes. Corría el minuto 30 en el marcador cuando Lindelof lanzó un balón en largo a la espada de Domingos Duarte. Allí se coló con una diagonal Marcus Rashford, presente y futuro de la selección inglesa, que la pinchó con un control exquisito y pisó área para cruzar ante la salida de Rui Silva, abriendo el marcador con un certero zarpazo.

No se amedrentaron los rojiblancos. Pese a su rol de equipo teóricamente pequeño, los de Diego Martínez reaccionaron como un grande. Se enrabietaron los rojiblancos y, sin descuidarse en defensa, salieron a buscar el empate con latigazos que incomodaron por primera vez a un David De Gea que volvía a la titularidad en el conjunto mancuniano. 

Primero asustaron con una conexión entre Yangel Herrera y Roberto Soldado, que recibió dentro del área y sin marcaje un preciso pase del venezolano, pero no atinó a controlarlo. Después avisó Víctor Díaz a través de un centro que se paseó por el área sin encontrar rematador ni despeje alguno. 

No habría más avisos, sino disparos que obligaron a intervenir al meta del conjunto británico. Montoro encontró el hueco para que Herrera recibiese dentro del área y disparase de primeras al poste. Le siguió Soldado con un tiro que se marchó fuera antes de que David De Gea atrapase el último disparo de la primera mitad, de Kenedy

Gonalons en un lance del partido. Foto: Álex Cámara

Del susto a la lesión

Quiso seguir el Granada CF en la segunda mitad con la misma intensidad con la que finalizó la primera. Encadenaron dos saques de esquina consecutivos, que terminaron en un disparo potente de Kenedy desde fuera del área que atrapó bien el guardameta de los mancunianos. 

En la siguiente jugada, Domingos Duarte se ganó la cartulina amarilla por una dura entrada en la que, además, se hizo daño en la rodilla. Pidió de inmediato el cambio el central luso, que tuvo que dejar su lugar en el campo a Germán. De llegar al partido de vuelta, el portugués no podría disputar el choque por sanción.

Se enfrió el partido y, para devolverlo a su efervescencia anterior, acudió el técnico visitante, Ole Gunnar Solskjaer, al banquillo. Entró por parte del Manchester United Edinson Cavani, más pólvora arriba, por un Rashford tocado pese al gol. 

A punto estuvo el Granada CF de ver puerta a 20 minutos del final. Primero fue con un disparo de Kenedy que se marchó alto, luego con una internada de Neva que tocó en un rival y se envenenó, pero finalmente se marchó a saque de esquina a favor de los rojiblancos, especialmente poco inspirados en este aspecto. 

Intentó agitar el avispero Diego Martínez con cambios. Foulquier y Machís entraron a poco más de 15 minutos del pitido final para tomar el lugar de Carlos Neva y Kenedy, manteniendo el esquema y buscando una mayor profundidad por la banda izquierda, donde se situó también el lateral galo. 

Adquirió el encuentro un ritmo ramplón, propio del dominio de balón del conjunto mancuniano, por delante en el marcador y con necesidad de dosificar fuerzas. Se redujo el número de ocasiones para ambos equipos, centrando el foco en la medular de un Manchester United adormilado. 

Rashford en el momento en que se dispuso a marcar el gol. Foto: Álex Cámara

Despertó de la anestesia por momentos el partido a medida que se acercó el final del partido. Convertido de forma intermitente en un correcalles, acertó el equipo mancuniano a encontrar a Bruno Fernandes dentro del área, que pudo anotar el segundo tanto en un mano a mano con Rui Silva, que tapó a la perfección para evitarlo. 

Con solo 5 minutos por delante, el Granada CF mandó al campo a Yan Eteki y Luis Suárez, que volvía de lesión. Abandonaron el césped Gonalons y Soldado, dando al equipo un punto más en velocidad y renovando el músculo en una medular plagada poco antes por Solskjaer con la entrada de Van de Beek. 

Precisamente el centrocampista camerunés, recién entrado al campo, cometió penalti a escasos minutos del final. Soltó un manotazo a Bruno Fernandes dentro del área y lo señaló el colegiado portugués. Precisamente lo lanzó el mediapunta luso, que no logró engañar a su compatriota desde los once metros, pero logró anotar de igual manera para duplicar la distancia en el marcador. 

No logró despertar el Granada CF de este último varapalo antes del final del encuentro. Los rojiblancos dieron la cara en un partido complicado ante un rival de envergadura, pero no encontraron premio alguno a su eterna lucha. Los ‘red devils’ supieron castigar a los rojiblancos donde más les dolió.

Así, dos errores inclinaron la balanza del lado mancuniano. Los rojiblancos acudirán a Old Trafford, el ‘Teatro de los sueños’, con el suyo agonizante, pero aún con algo de vida. Restan 90 minutos de un partido de 180 y todo es posible, si bien el marcador de la ida no invita al optimismo para los granadinistas.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería