domingo 16 mayo
SEVILLA FC - GRANADA CF  |   | Nacho Santana

Dos errores no forzados pierden el juego

El Granada CF pierde ante el Sevilla por 2-1 en un partido en el que se señalaron dos penaltis · Los jugadores tuvieron que volver al campo tras pitarse el final un minuto antes de lo indicado

Roberto Soldado lanza el penalti del gol del Granada CF. Foto: Pepe Villoslada (Granada CF)

Como si de tenis se tratase, el Granada CF perdió el juego frente al Sevilla por dos errores no forzados. Planteando un 'rally' desde el inicio en el que tuviesen ocasiones de asestar un revés a los de Nervión, los visitantes trataron de luchar de tú a tú frente a un rival que terminó por aprovechar los errores no forzados de los rojiblancos.

Pese al buen inicio de los granadinistas, Rakitic adelantó a los locales tras un penalti cometido por Gonalons. Duplicó distancias el conjunto local con un gol de Lucas Ocampos ya en la segunda mitad y Roberto Soldado anotó desde los once metros para poner el 2-1 definitivo. De Burgos Bengoetxea dio la nota pitando el final antes de tiempo.

Comenzó el partido lanzado el Granada CF. Los visitantes, con todo en juego aún, salieron a buscar al Sevilla antes de que tuviesen tiempo de acomodarse en el partido. Con la presión en campo rival por bandera, los de Diego Martínez gozaron en el primer minuto de su primera ocasión gracias a una mala cesión sobre Bono que complicó Luis Suárez, a punto de ver puerta como premio.

Se sacudieron los locales como pudieron la presión rojiblanca y probaron suerte desde la frontal del área. Primero fue Rakitic quien golpeó, pero se le marchó alto; tras él, el 'Papu' Gómez estuvo a punto de encontrar la escuadra de la portería defendida por Rui Silva en un tiro que se fue alto rozando el larguero.

La reacción del Granada CF llegó en forma de gol anulado. Centró por banda izquierda Carlos Neva y se elevó Yangel Herrera para dejársela con la testa a Antonio Puertas. El de Benahadux definió a la perfección con el interior para superar a Bono, pero la jugada quedó invalidada por falta del centrocampista venezolano en el salto.

De lo que pudo ser y no fue, a lo que fue y atormentó. Al cuarto de hora, Ocampos recibió un balón en profundidad e hizo un traje en carrera a Nehuén, excesivamente blando, antes de dejar atrás para el 'Papu' Gómez. Cuando iba a recibir el centrocampista, se cruzó en su trayectoria Gonalons, que cometió penalti sobre él. Se encargó de transformar la pena máxima Rakitic, que superó a un Rui Silva que llegó a tocar el balón.

Desde el tanto sevillista, el partido entró en esa fase que de un tiempo a esta parte atormenta al Granada CF. Imprecisiones y errores no forzados dificultaron a los rojiblancos, desconectados del partido por su incapacidad para hilvanar una jugada. Así, el Sevilla tomó el ritmo de la ofensiva y arrinconó a su rival en su mitad de campo.

Sin lograr los rojiblancos optar siquiera a un ligero atisbo de esperanza, se marcharon al vestuario antes de poder incomodar a Bono nuevamente, pero con la buena noticia de no haber vuelto a encajar pese a al superioridad local. Sufrieron en la medular y se vieron desbordados los de Diego Martínez durante toda la primera mitad.

Carlos Neva disputa el balón antes de abandonar el campo lesionado. Foto: Pepe Villoslada (Granada CF)

Distinto esquema, misma historia

Entraron en el descanso Machís y Quini por Kenedy y Nehuén Pérez, buscando la reacción con un dibujo de cuatro defensas. Se repitió la historia de la primera mitad, con un Granada CF que mejoró su imagen buscando presionar al rival, pero nuevamente castigado.

Sucedió a los 52 minutos de partido, cuando Foulquier se despistó en un saque de banda y permitió al 'Papu' Gómez ganarle la espalda. La puso el argentino al área, donde llegó Ocampos para empujarla y fusilar a placer a Rui Silva ante la pasividad de la defensa visitante, haciendo el segundo tanto del partido.

Se quiso recomponer el equipo visitante dando entrada primero a Montoro y después a Roberto Soldado. Abandonaron el campo Gonalons y Luis Suárez en cada respectiva sustitución. Más tarde, a veinte minutos del final, Carlos Neva dejó la nota negativa saliendo del campo lesionado. Entró en su lugar Jorge Molina, enviando a Quini al lateral.

Replegó filas el Sevilla, con renta suficiente para permitirse ahorrar energías. Aprovechó ese margen el Granada CF para mejorar su presencia, llegando al menos a asomarse por las inmediaciones de un Bono que solo se vio forzado a intervenir para atajar los centros al área que colgaban los rojiblancos, con más fe que peligro.

Solo llegaron a incomodar al conjunto de Nervión los visitantes en los compases finales del partido. Precisamente en uno de esos centros laterales conectó Roberto Soldado un cabezazo que tocó en el codo de Acuña. Revisó la jugada el VAR y concedió la pena máxima, que se encargó de materializar el propio ariete para recortar distancias y dar emoción a la recta final del partido.

Se apuntó a la fiesta De Burgos Bengoetxea, con un arbitraje cuestionable durante todo el partido, que terminó de dar la nota señalando el final un minuto antes de lo debido. Protestaron los rojiblancos esos 60 segundos, haciendo que los sevillistas tuviesen que volver al campo y disputar ese último instante de tiempo reglamentario.

Pese a todo, no ocurrió nada en el minuto de la discordia. Finalizó así un partido en el que el Granada CF no fue capaz de encontrarse a sí mismo, firmando una primera parte para olvidar y recuperando sensaciones en la segunda. Perdieron los rojiblancos la ocasión de acercarse a la séptima plaza ante un Sevilla metido en la lucha por el título.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
VITHAS LA SALUD
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería