jueves 28 enero
GRANADA CF - OSASUNA  |   | Nacho Santana

Dos mordidas apuntillan a un Osasuna malherido

El Granada CF suma tres puntos tras imponerse por 2-0 a los rojillos · La pegada de los rojiblancos decidió un partido más gris de lo que indica el marcador

Los jugadores del Granada CF celebran el tanto de Machis. Foto: Álex Cámara

Como un animal salvaje firmó el Granada CF su partido. Emuló al depredador frente a su presa, con un Osasuna herido por una inercia que, antes del inicio del encuentro, llegaba a once partidos consecutivos sin conocer la victoria. Olió sangre, valoró el entorno y supo asestar con sigilo dos mordidas letales para su rival. 

Sin confiarse, pero conocedor de la situación de los rojillos, los rojiblancos supieron medir el riesgo del partido y no perderle la cara. Dos goles en acciones aisladas y a balón parado fueron los clavos en el ataúd de un conjunto, el de Arrasate, que no logra levantar cabeza pese a firmar un partido serio. Como muestra, el segundo tanto, en propia puerta de Sergio Herrera.

Fue el Granada CF de menos a más en una primera mitad que finalizó con un resultado más que alentador. Los rojiblancos comenzaron el encuentro buscando arriba a un Osasuna que acumulaba ya once jornadas sin conocer la victoria, tan necesitado de goles como de puntos. 

Precisamente ese hambre de victoria fue el que hizo que los rojillos se volcasen en el contragolpe como un lobo hambriento. Cinco minutos tardaron los de Arrasate en oler la sangre gracias a una contra fulgurante dirigida por su banda izquierda. Llegó rápido en la cobertura defensiva Kenedy, aunque el colegiado señaló posición antirreglamentaria antes de que finalizase la jugada. 

Se llevó el gato al agua Osasuna en los primeros minutos con esas veloces salidas y algún disparo lejano tímido firmado por Oier, vanos avisos de los pamplonicas, que no llegaron a incomodar a Rui Silva pese a la facilidad para llegar a la zona de peligro. Sin embargo, cuando el marcador mostraba veinte minutos transcurridos, Pepe despertó a los suyos con un disparo desde la frontal que se marchó a saque de esquina por poco.

Recogieron el guante sus compañeros, poniendo por delante al Granada CF poco después. Centró Machís en busca del área, pero desvió el balón la zaga. La esperaba en el segundo palo Luis Suárez, el más listo de la clase, que amoldó el cuerpo a la perfección para golpear de primeras con la zurda pese al marcaje. El disparo, raso y pegado al poste, fue una quimera inalcanzable para Sergio Herrera. 

Pudo ampliar la ventaja casi inmediatamente el extremo venezolano. Lanzó el cuadro rojiblanco un contraataque con un balón cruzado a la espalda del lateral derecho rojillo, la cazó el ‘11’ y pisó área, pero Sergio Herrera respondió con una parada descomunal en el uno contra uno. 

Entró desde entonces el encuentro en una fase de menor intensidad, consciente el Granada CF de que tenía a su rival donde quería. Osasuna, forzado a buscar un resultado positivo, cayó en la trampa de los locales y perdió minutos sin generar excesivo peligro, más allá de un par de jugadas en las que faltó contundencia atrás. 

Cuando ya ambos conjuntos pensaban en el descanso, volvió a marcar el equipo rojiblanco. Centró al primer palo un saque de esquina Darwin Machís, donde atacó sin piedad Domingos Duarte. Se ‘comió’ el despeje el defensor del primer palo y despistó a Sergio Herrera, que tocó el esférico antes de verlo entrar en su propia portería en la que sería la última jugada de la primera mitad. 

Pepe fue titular ante Osasuna en el último minuto. Foto: Álex Cámara

Gonalons y el infortunio

Tras la reanudación apretó el acelerador Osasuna, consciente de que un 2-0 es un marcador especialmente complicado en Los Cármenes. Los rojillos llegaron a probar a Rui Silva hasta en dos ocasiones en los primeros cinco minutos, pero el guardameta portugués supo responder con seguridad blocando sendos disparos.

Corría el minuto 53 cuando Diego Martínez se vio obligado a mover el banquillo. Se midió Gonalons en carrera con Oier cuando notó un pinchazo que le hizo irse al suelo inmediatamente. El ‘4’ tuvo que dejar su lugar en el campo a Yan Eteki. Diez minutos después, Montoro y Kenedy dejarían su lugar a Luis Milla y Antonio Puertas.

A medida que avanzaron los partidos en un partido dormido con tímidas llegadas rojillas, el técnico del Granada CF interpretó la situación y optó por una visión más conservadora del partido. Nehuén y Soldado tomaron el lugar en el campo de Pepe y Machís, dejando al equipo en busca de un contragolpe con el marcador favorable.

Cantó la nana el conjunto rojiblanco todo lo que pudo. Arropó al partido, lo meció e intentó dormirlo con todas sus armas, una de sus especialidades siempre que va por delante. No logró Osasuna descifrar el entramado defensivo ni hizo el Granada CF por romper el de su rival, dejando el crono correr hasta llegar al minuto noventa y agotar la prolongación. 

Así se agotó la arena restante en el reloj del encuentro correspondiente a la cuarta jornada, aplazado por competición europea en su día. Los de Diego Martínez lograron sumar tres nuevos puntos en un partido gris, de mucha pizarra y poco verde, pero tan difícil de ganar como de jugar. Pese a ser frente a un rival herido, que lucha por no hundirse y en plena dinámica negativa, los jugadores granadinistas supieron dar la cara y evitar confiarse en un encuentro trampa.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada6Años
#AHORAGRANADA6AÑOS

Seis años de historias que ya son historia

'ahoraGranada' cumple su sexto aniversario con la misma implicación del primer día en llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Diseño Web La Sastrería