viernes 9 diciembre
Movilidad  |   | Redacción AG

El 87% de los conductores desconoce cómo realizar un correcto mantenimiento de su vehículo

El 97% de los conductores opina que los frenos son el sistema de seguridad más importante de su coche, sin embargo, sólo el 13,5% sabría detectar si tienen algún problema

El sistema de frenado es fundamental en la puesta a punto de un vehículo. Foto: Alex Cámara

El sistema de frenado es el elemento de seguridad más importante del vehículo y por este motivo es uno de sus once puntos fundamentales de revisión en cada visita al taller.

Pero además, la red de talleres Speedy ha elaborado un ranking con las 8 averías más habituales que en el día a día se encuentra en sus diferentes centros profesionales.

Uno de los problemas más habituales que los conductores detectan enseguida es que los frenos chirríen o hagan ruido. Es importante acudir siempre a un taller profesional cuando surjan los primeros síntomas de avería en este elemento del vehículo.

En caso de escuchar ese chirrido al pisar el pedal de freno, sin duda, se debe a que las pastillas de freno se habrán desgastado y hay que sustituirlas (excepto durante los 20 primeros km después de un cambio de pastillas; hasta que la pastilla se acople al disco de freno).

Cuando el pedal de freno hace más recorrido del habitual. Este problema está asociado al mal estado del sistema de líquido de frenos o al desgaste de las pastillas.

Si el pedal de freno hace menos recorrido es síntoma de que existen piezas del sistema que están dañadas, como puede ser que el pistón del cilindro no vuelve a su lugar.

El conocido fading o pérdida de la capacidad de frenar en caliente también es otra avería recurrente en el sistema. Si se ha sometido a los frenos a un uso excesivo llegará un punto en el que estos pierden eficacia al aumentar la temperatura. No obstante, este problema también puede estar causado por unas pastillas de mala calidad.

Si al pisar el pedal se nota demasiado duro y obliga a ejercer más fuerza de lo habitual, es posible que el servofreno o el depresor en vehículos diésel estén averiados. En cualquier caso, urge ir a un servicio de mantenimiento.

Si al pisar el freno se nota que la rueda se bloquea, se trata posiblemente de un fallo en el sistema de ABS, alguna pastilla de freno está defectuosa o incluso que el cable del freno de mano se haya quedado enganchado (ruedas traseras).

Si el coche se va de lado al pisar el freno es necesario revisar la presión de inflado de las ruedas, la presión de cada cilindro de freno y el estado de las pastillas de freno.

Al frenar, el volante vibra. Esto suele ser debido al estar los discos alabeados o los rodamientos de las ruedas se encuentran gastados o sueltos.
El frenado es junto a las ruedas y los amortiguadores uno de los elementos más importante de la seguridad.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand