lunes 25 enero
Fuente Vaqueros  |   |

El acusado de matar al marido de su expareja en Fuente Vaqueros admite que le disparó tras una discusión

La Fiscalía ha rebajado su petición a 11 años y 9 meses de prisión al calificar los hechos como homicidio y no asesinato, a lo que se han sumado tanto la acusación como la defensa

El presunto autor de los hechos, durante la vista oral que se ha celebrado este martes. Foto: L. F. R.

El hombre acusado de matar al marido de su expareja en la localidad metropolitana de Fuente Vaqueros ha admitido este martes en el juicio que le disparó tras una discusión, si bien aunque inicialmente ha dicho que fue accidental luego ha dado la razón a la versión de dos testigos, que han indicado que el tiro mortal se produjo con posterioridad a la pelea entre los dos hombres.

La Audiencia Provincial de Granada ha acogido la primera sesión de la vista oral que se celebra con jurado popular para este juicio, en el que en solo un día han comparecido el acusado, dos testigos, guardias civiles que practicaron las pesquisas y los forenses que realizaron la autopsia al fallecido.

La Fiscalía de Granada ha modificado su petición de 22 a 11 años de prisión para el único procesado por esta causa, al calificar lo ocurrido como un homicidio y no como asesinato como inicialmente había señalado en su escrito de acusación, además de nueve meses de prisión por tenencia ilícita de armas. A esta petición se han adherido tanto la acusación particular, que ejerce la familia de la víctima; y la defensa.

El hombre acusado ha mostrado su arrepentimiento por lo sucedido y en su declaración ha reconocido que huno una pequeña discusión con su expareja por un compañero suyo, en la que también participó el marido de la mujer.

"No entiendo por qué discutimos", ha dicho el procesado, quien ha asegurado que estaba "un poco mareado" en la noche de los hechos, en abril de 2018; y que se enfadó después de que viera a su exmujer dentro de la casa sacando ropa de su invitado: "No sé por qué se metió en casa".

Así, en el forcejeo "se disparó el arma, un rifle pequeño", ha afirmado el presunto autor del disparo mortal, que se ha retractado respecto a su declaración ante la Guardia Civil, en la que dijo que usó un bastón pistola. En la sesión de este martes ha dicho que era otro arma y que tenía porque vive en un "barrio conflictivo" y que estaban "robando con muchas casas".

Aunque inicialmente ha asegurado que no es cierto que volviera la víctima con posterioridad al lugar de los hechos y que se pusiera en una esquina para dispararle, con posterioridad ha dado la razón a dos testigos que han respaldado la versión que indicaba que fue después de la primera discusión cuando, al aparecer junto a su mujer y su suegro; disparó a una "larga distancia" al ahora fallecido.

Un sobrino de la mujer y su hija confirman el disparo mortal

Después de un receso de cinco minutos a instancia de la presidenta del Tribunal de este juicio, han comparecido como testigos un sobrino de la viuda del acusado y su propia hija, quienes han respaldado la versión de que primero hubo una pelea y forcejeo entre ambos en la que el arma se disparó al aire y que el tiro mortal se produjo cuando la víctima reapareció transcurridos unos minutos junto a su mujer y su suegro, que supuestamente iba a mediar en lo ocurrido.

Los forenses que practicaron la autopsia al fallecido han ratificado que el disparo pudo hacerse a una "larga distancia", si bien han descrito que esta definición puede comprender como mínimo entre 60 centímetros y metro de longitud, entrando la bala por el abdomen y cuya parte exterior no tenía restos que sí se pueden dar en un disparo a quemarropa.

Por otra parte, los guardias civiles que instruyeron o hicieron la inspección ocular se han ratificado en su informe y que la descripción que hizo el acusado del arma "podría valer" para un bastón pistola.

Modificación de las conclusiones

Dadas estas circunstancias y descripción de los hechos, la Fiscalía de Granada ha modificado sus conclusiones sobre el escrito de acusación, suprimiendo la calificación como asesinato de lo ocurrido para rebajarlo a homicidio al considerar que no ha quedado demostrado que hubiera alevosía por parte del procesado.

Es por ello que ha pasado de pedir de 22 a 11 años de prisión por lo ocurrido, a lo que hay que añadir otros nueve meses más por tenencia ilícita de armas al disparar a la víctima con lo que el propio acusado ha definido como un rifle durante la vista oral y no con un bastón pistola, ilegal en el uso de armas reglamentarias.

A esta petición se han sumado tanto la acusación particular como la defensa para un juicio en el que este miércoles el jurado se retirará a deliberar con el objeto de las cuestiones que han de responder como hechos probados o no probados, además de si es declarado culpable o no culpable el procesado del delito de homicidio o asesinato.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada6Años
#AHORAGRANADA6AÑOS

Seis años de historias que ya son historia

'ahoraGranada' cumple su sexto aniversario con la misma implicación del primer día en llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Diseño Web La Sastrería