viernes 20 mayo
La Capital  |   |

El Ayuntamiento de Granada ofrece sus servicios a las familias de Lepanto

El alcalde Francisco Cuenca insiste en que será un juez quien dicte las próximas actuaciones a seguir respecto a la ocupación

Un grupo de personas permaneció este miércoles en la calle Lepanto para intentar evitar el desalojo de las familias. Foto: Álex Cámara

El Ayuntamiento de Granada ha ofrecido sus servicios a las familias que ocuparon un edificio de la calle Lepanto, una de las cuales todavía sigue allí, y ha supeditado "los próximos pasos" a la Justicia.

Así lo ha trasladado este jueves el alcalde de la capital, Francisco Cuenca, a preguntas de los periodistas tras el intento de desalojo ocurrido en la tarde de este miércoles.

"Ahora mismo, dos menores están en la Residencia Fernando de los Ríos, como servicio municipal, y otra familia sigue ahí y se le está ofreciendo cobertura básica en alojamiento porque los derechos de los niños deben estar cubiertos. A partir de ahí, quedamos en manos de un juez, que será el que dicte las próximas actuaciones y pasos a seguir", ha recalcado.

De este modo, Cuenca ha asegurado que el Consistorio "garantizará" el cumplimiento de ley y la normativa preservando el derecho de las personas y el de los niños, así como "el derecho que tiene todo el mundo a poder proteger su espacio privado". "El Ayuntamiento, desde el primer momento, no solo ha estado pendiente de la situación de las familias, especialmente de los menores, y la atención ha sido constante, directa y priorizando esos derechos de los menores", ha insistido.

El regidor municipal ha explicado que estas familias estaban en un alojamiento municipal, eran prestatarias de un servicio municipal, pero "renunciaron a ese servicio para ocupar una vivienda". "Son familias usuarias de los recursos de derechos sociales y renunciaron para propiciar una situación incómoda para todo el mundo, pero tenemos claro que debemos garantizar los derechos y el cumplimiento de la ley", ha subrayado.

En la tarde de este pasado miércoles, agentes del Cuerpo Nacional de Policía y de la Policía Local de Granada intervinieron en el desalojo de un edificio de la calle Lepanto, antigua sede de Emuvysa, en el que residían dos familias con menores.

Durante el mismo se vivieron momentos de tensión, después de que los agentes realizaran varias cargas para disolver a un grupo de personas que trataba de impedir el desalojo. No obstante, la propietaria del inmueble terminó por permitir que los menores sí pudieran permanecer en el interior del edificio.

Por otra parte, Stop Desahucios Granada 15M ha criticado la "violencia policial" que sufrieron las personas que acudieron a "defender el derecho a la vivienda de estas familias y a denunciar la impunidad de las instituciones para saltarse la legalidad y echar gente a la calle sin orden judicial". "Los gobiernos no tienen palabra, prefieren malvender un edificio antes que ponerlo disponible para viviendas sociales; los agentes de policía protegen propiedades y no personas y a las personas las echan a la calle y golpean si protestan", han manifestado.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand