viernes 27 enero
Magazín  |   | Redacción aG

El Centro Guerrero acoge una exposición que reflexiona sobre el color y el daltonismo

'Los Dalton' es el resultado de la colaboración entre los artistas Miguel Fructuoso, María Sánchez y Miguel Ángel Tornero, y se podrá visitar hasta el 9 de abril

La muestra podrá verse hasta el próximo 9 de abril en el Centro José Guerrero. Foto: Álex Cámara

'Los Dalton' es el título de la exposición que se inaugura este jueves en el Centro José Guerrero de la Diputación de Granada, y que permanecerá abierta hasta el 9 de abril, tomando como punto de partida el daltonismo, resultado de la colaboración entre los artistas Miguel Fructuoso, María Sánchez y Miguel Ángel Tornero y el equipo curatorial de Dilálica.

Se trata, por tanto, de vídeos, pinturas e instalaciones que permiten reflexionar sobre la empatía y la exclusión, el individualismo y la colectividad, mediante una serie de ejercicios formales y conceptuales en relación al color para "constatar que todo puede ser cuestionado".

La vicepresidenta primera de la Diputación de Granada y diputada de Presidencia, Cultura y Memoria Histórica y Democrática, Fátima Gómez, ha asistido a la presentación de esta exposición, junto a los artistas, el comisario, Louis-Charles Tiar, y el director del Centro Guerrero, Francisco Baena.

Durante la presentación de la exposición, la diputada ha explicado que la idea de la muestra surgió cuando equipo curatorial de Dilálica encargó a Miguel Ángel Tornero y María Sánchez un trabajo de investigación artística sobre el color, "y después de una serie de tentativas, cuando supieron que a su amigo Miguel Fructuoso le habían diagnosticado daltonismo, decidieron concentrarse en ese asunto".

En este sentido, Gómez ha destacado que será "muy interesante" asistir a la explicación del proceso de creación de las obras expuestas por parte de los artistas, en particular de la instalación que se exhibe en la segunda planta, creada 'in situ' en colaboración con un grupo de personas daltónicas.

"En conjunto, la exposición está compuesta, además de la instalación, por media docena de vídeos y ocho piezas pictóricas que se distribuyen por las distintas plantas del Centro, tres de las cuales dialogan con otras tantas obras de José Guerrero", ha resaltado la diputada.

De esta forma, "trabajar con las obras de Guerrero como referencia para hacer ensayos de percepción cromática y buscar el consenso en torno al color, ofrece tanto un acercamiento original a la producción de este artista como un marco incomparable desde el que ampliar el proyecto original para dotarlo de nuevos significados", ha añadido Gómez.

Por su parte, el comisario de la exposición, Louis-Charles Tiar, ha señalado que este proyecto tiene como peculiaridad que todas las obras son cofirmadas. "En el cine o en la música es común el trabajo en equipo, pero en las artes plásticas no, por eso surgió la curiosidad de saber qué podía surgir con la colaboración, cuando se suspende la posibilidad de promocionar la carrera individual de uno mismo. El resultado es esta muestra de autoría es compartida".

Sobre el proceso de creación de la exposición, Tornero ha comentado que, después de varias reuniones, "tuvimos claro que queríamos enfrentar por primera vez a Miguel Fructuoso a la pintura tras conocer su diagnóstico. Nos pareció interesante centrarnos en el ejercicio básico, sencillo y austero de que Miguel tratara de reproducir los test de Ishihara (unos dibujos circulares utilizados para el diagnóstico del daltonismo). El resultado fue muy sorprendente, porque al final el original y la reproducción son muy parecidos".

Mientras tanto, María Sánchez ha destacado que las obras "son el resultado de largas jornadas de diálogos para lograr un consenso entre los tres y sentirnos cómodos trabajando juntos, en ámbitos que quizá nunca habíamos incursionado".

Precisamente, Fructuoso ha resaltado que "la parte más emocionante del proyecto es disolución de la autoría y poder trabajar con otras áreas como el vídeo o la fotografía, en ámbitos que a priori no me pertenecen". Como resultado, la muestra está compuesta, por ejemplo, "por vídeos que documentan el proceso de creación, láminas, una instalación que acoge los restos de una acción en la que ha participado un grupo de personas daltónicas de Granada, y pinturas que dialogan con la obra de Guerrero, para ofrecer una nueva aproximación a su trabajo", ha explicado.

El museo de arte contemporáneo granadino también acoge desde este jueves la instalación fotográfica 'Entre la casa y el faro', de Pablo López para El Cuarto Lúcido. De acuerdo al artista, se trata de una documentación del territorio que circunda el faro de Mesa de Roldán (Almería), un lugar donde el autor vivió entre los años 2020 y 2021.

La exposición es resultado de la colaboración entre los artistas Miguel Fructuoso, María Sánchez y Miguel Ángel Tornero y el equipo curatorial de Dilálica. Foto: Álex Cámara

Los parajes desnudos y áridos de la Andalucía Oriental están en el origen de este proyecto. También la observación de una montaña y un faro en el horizonte, cuya luz atraviesa cada noche el territorio. Bajo los ciclos luminosos del faro, los elementos del paisaje surgen y se muestran en penumbra: árboles, ruinas y caminos son visibles solamente cuando la luz los alcanza.

Pablo López es fotógrafo documental granadino cuyo trabajo se centra en la observación de la naturaleza y la relación entre paisaje e historia. Estudió fotografía en las Escuelas de Arte de Granada y Huesca. Ha obtenido premios y becas como los del Seminario de Fotografía y Periodismo de Albarracín o las Ayudas Iniciarte de la Junta de Andalucía.

Su trabajo ha sido expuesto en Almería, Valencia, Santander y Nueva Delhi, entre otros lugares. Desde 2009 imparte talleres teóricos y prácticos donde la fotografía se pone en relación con otras disciplinas, como la literatura y la filosofía.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand