sábado 1 octubre
La Capital  |   | Redacción aG

El Clínico San Cecilio incorpora una consulta para tratar a pacientes con alteraciones de la voz

Profesionales de Otorrinolaringología y Neurofisiología trabajan en la mejora del diagnóstico y tratamiento de pacientes con problemas de movilidad en la laringe

La consulta ha comenzado a funcionar con una periodicidad mensual. Foto: Hospital Clínico San Cecilio

El Hospital Universitario Clínico San Cecilio de Granada ha incorporado recientemente una nueva consulta que trabaja en el diagnóstico y tratamiento de pacientes con alteraciones en la movilidad laríngea, que afectan a su voz.

Su objetivo principal es "analizar posibles lesiones en la laringe de manera que se pueda mejorar el diagnóstico y ofrecer un tratamiento precoz cuando se detecten", según ha informado el Clínico en una nota de prensa este miércoles.

La nueva consulta tiene un carácter multidisciplinar ya que participan en ella profesionales de Neurofisiología Clínica y de Otorrinolaringología, que trabajan conjuntamente para ofrecer atención a pacientes que hasta ahora no disponían de un tratamiento específico para su patología. Actualmente, se está atendido a los primeros pacientes derivados desde las consultas de Neurología y Otorrinolaringología.

Su funcionamiento se basa en el análisis de la laringe que se realiza a través de la Electromiografía Laríngea (EMG), una técnica neurofisiológica que permite estudiar eléctricamente el estado de los nervios y músculos de la laringe y realizar el diagnóstico de un importante número de afecciones.

Concretamente, la aplicación de la EMG está indicada para abordar las alteraciones en la movilidad de las cuerdas vocales, las parálisis laríngeas sin causa orgánica y también para determinar la evolución de paresias y parálisis.

Además, la EMG permite tratar distintas alteraciones de la movilidad laríngea como, por ejemplo, las disfonías espasmódicas (movimiento tenso y forzado de las cuerdas vocales que genera problemas en la voz). Para ello, esta técnica permite delimitar de forma segura la zona que requiere ser tratada para, posteriormente, "realizar la infiltración de toxina botulínica y poder controlar así esta patología".

La realización de una EMG requiere, por un lado, de la colocación de unos electrodos y de un pequeño estímulo eléctrico para detectar alteraciones en los nervios de la laringe y, por otro lado, la inserción de un electrodo de aguja para analizar el estudio de musculatura de la laringe.

Se trata de una prueba realizada con un equipo de electromiografía (del que ya disponía el hospital), que dura alrededor de 30 minutos y cuyos resultados son analizados por especialistas en Neurofisiología Clínica y Otorrinolaringología. Posteriormente, cuando así se indica, los pacientes atendidos asisten a sesiones de rehabilitación desarrolladas por los logopedas del servicio de Otorrinolaringología.

La consulta, en la que ya se han visto alrededor de una veintena de pacientes, ha comenzado a funcionar con una periodicidad mensual. Se prevé, en función del volumen de demanda que se genere, ajustar su periodicidad para dar respuestas a las necesidades de los pacientes que requieran este tipo de atención.

El equipo de la nueva unidad está formado por ocho profesionales del Clínico San Cecilio. Cuatro especialistas en Otorrinolaringología (los doctores Francisco Chiquero, Dolores Alonso, Dionisio Guillamón y Marta Martínez); dos logopedas (José Antonio Pineda y Alba Saida García); y dos especialistas en Neurofisiología Clínica (doctores Esther Miralles y Adrián Egea).

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand