sábado 24 febrero
Sierra Nevada  |   | Luis F. Ruiz - Noelia S. Lorca

El desprendimiento en la A395 provoca cambios en las reservas de Sierra Nevada

Alrededor de 4.000 personas trabajan a diario en la estación, si bien no todos se desplazan a diario hasta Pradollano · Los empresarios destacan la rápida actuación de la Junta

La situación ha generado unos desvíos alternativos. Fotos: Álex Cámara

El desprendimiento registrado el pasado domingo en el kilómetro 16 de la A395 hacia Sierra Nevada ya ha provocado la modificación de reservas de visitantes de la estación de esquí, aunque no su cancelación; al tiempo que ha disminuido la visita y afluencia este lunes.

La situación generada, que ha obligado a habilitar desvíos alternativos durante unos días mientras duran los trabajos de estabilización de la ladera, no ha causado grandes contratiempos en el día a día de la estación, más allá del rodeo que deben dar los vehículos que suben y bajan de ella.

Fuentes de Cetursa han explicado a ahoraGranada que son unos 4.000 los trabajadores que trabajan en Pradollano y la estación, si bien no todos se desplazan diariamente hasta el núcleo urbano de Sierra Nevada, por lo que no es cuantificable el número de personas y vehículos que se ven afectadas por estas circunstancias.

Personal de alquileres, trabajadores de Cetursa, escuelas de esquí, chalés, bares, restaurante u hoteles son algunos de los puntos cuyos empleados tendrán que coger la ruta alternativa mientras se procede a despejar la vía, en la que repartidores y autobuses podrán usar la A395 durante varias horas al día con el control de la Guardia Civil.

La situación, según las mismas fuentes, sí ha provocado la modificación, que no cancelación, de reservas que tenían distintos visitantes a la estación invernal y sus hoteles y espacios hosteleros, dado que los tenían para comienzos de esta semana y los han pospuesto para finales de la semana, para cuya apertura se trabaja a destajo.

Del mismo modo, la estación recibió este lunes unos 5.000 esquiadores, una cifra inferior para un lunes de enero con 60 kilómetros de pistas, según las fuentes.

En este sentido, desde la Asociación de Empresarios de Sierra Nevada, su vicepresidente, Enrique de la Higuera, ha resaltado la "rápida" intervención de la Junta de Andalucía que ha evitado más repercusión por el desprendimiento.

"No ha habido una incidencia importante, más allá de este domingo, por la prisa que se han dado en activar el plan desde primera hora de este lunes", ha señado de la Higuera, que ha subrayado cómo han estado informados en todo momento de los desvíos.

Continuación de los trabajos

El equipo de alrededor de 30 personas, entre geólogos, topógrafos, ingenieros de la Junta, expertos en geotecnia y movimiento de tierras, además de personal de obra y de conservación de Sierra Nevada trabajan en una primera etapa en estabilizar el material suelto.

Según el parte de obra facilitado por la Consejería de Fomento, Articulación del Territorio y Vivienda, tres geólogos han inspeccionado la zona del Peñón para realizar un informe de evaluación para su estabilización.

En paralelo, con una retroexcavadora de gran tonelaje, se ha hecho una pista de acceso a la parte superior y, desde ese punto, "una plataforma horizontal, desplazando todas las piedras que estaban sueltas hacia abajo", para así "evitar desprendimientos".

Al mediodía de este lunes ya se encontraba la primera plataforma ejecutada. Por la tarde han comenzado los trabajos en un segundo nivel para hacer una nueva en forma de bermas y "movilizar todas las rocas sueltas hacia la carretera".

Con estos trabajos los técnicos van a conseguir que todo el material que está con riesgo de deslizamiento esté cerca de la carretera y sin posibilidad de desprendimiento. Este martes, de hecho, está previsto que continúen los trabajos y puedan estar "terminados y todo el material suelto estabilizado".

Una vez estabilizado, se va a eliminar el saliente que quedó en la cornisa tras la caída del bloque que provocó el desprendimiento, de forma que todo el macizo quede estable y evitando nuevos desprendimientos. Estos trabajos se desarrollarían a partir del miércoles.

Por otro lado, todo el material desprendido se va a usar como muro de contención al pie de la ladera, han agregado en el parte de obras.

Además, en la calzada hay una línea de fibra óptica y de telefonía que se ha visto afectada por una de las rocas que cayó en la carretera. Para subsanar estos daños, se va a realizar un bypass para pasar este cableado a la otra margen. Estos trabajos se van a acometer entre este martes y este próximo miércoles.

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand