martes 18 mayo
VALLADOLID - GRANADA CF  |   | Nacho Santana

El dogma rojiblanco apuntala la permanencia

El Granada CF remonta al Valladolid para imponerse por 1-2 · El delantero empató en el minuto 78 y el lateral hizo el tanto definitivo en el 86

Quini celebra el tanto que supuso el 1-2 en el partido. Foto: Pepe Villoslada (Granada CF)

Mostró sus dos caras el Granada CF en su duelo frente al Valladolid. Insistentes e incisivos en el inicio, los rojiblancos supieron dictar el ritmo hasta que encajaron gol desde los once metros. Decayeron entonces hasta los compases finales, cuando ocho minutos de oro les llevaron a sumar tres puntos más.

Con el gol de Orellana, los granadinistas quedaron condenados a la zozobra propia de un equipo ramplón y pasivo. Se mecieron al ritmo de los locales una y otra vez, esperando que el daño no fuese a más y soñando con tener la oportunidad de meterse en el partido. Lo harían, finalmente, gracias a un gol de Jorge Molina. Cerró la remontada Quini. 

Vivieron los rojiblancos una primera parte cruel. Comenzaron dando el do de pecho, mandando y marcando galones ante un Valladolid que luchaba por alejarse de los puestos de descenso, un dominio de balón que se tradujo en una ocasión antes de que el marcador reflejase los dos minutos de juego. Centró Fede Vico desde la banda derecha, pero no encontró por muy poco a Puertas primero y Jorge Molina después. 

Tendría la más clara para el Granada CF de forma casi inmediata Yan Eteki. El mediocentro recogió dentro del área un mal rechace de la defensa vallisoletana y, casi sin ángulo, buscó puerta para obligar a Masip a estirarse y despejar el disparo a saque de esquina. Poco después, Machís recortó en la zona de pena máxima antes de sacar un latigazo cruzado que se fue por poco.

Terminaría ahí el dominio rojiblanco, con méritos para soñar con ir por delante en el marcador. Recogió el testigo el Valladolid, que se acercó más a la portería de un Rui Silva al que no tardó en incomodar. Tuvo que aparecer el portugués para despejar un disparo potente de Olaza, pero dejó muerto el rechace. Lo recogió Toni Villa, que no encontró puerta en una acción que habría quedado invalidada por fuera de juego. 

Lo intentó ya al borde de la media hora Sergi Guardiola con un testarazo a escasos metros de la línea de gol. Pudo reaccionar a tiempo el portero granadinista para atrapar el remate, centrado, sin ningún problema. Un centro lateral que no encontró rematador en Kodro por muy poco fue el último aviso de los pucelanos.

A cinco minutos del final de la primera mitad, con un Granada CF falto de profundidad y errático en los controles, el Valladolid encontró el premio de un gol para el que no había hecho tantos méritos como su rival. Cometió Vallejo un penalti tan infantil como evitable sobre Kodro que se encargó de convertir un Fabián Orellana siempre inspirado contra los rojiblancos. 

No hubo tiempo para más en una primera mitad en la que los visitantes se perdieron en la intrahistoria del fútbol. No encontraron su toque habitual en ese control que permite iniciar la jugada, ese toque del pase que deja solo al delantero o esa pisada que convierte una finta en regate. A base de pequeños fallos, los de Diego Martínez se marcharon al descanso por debajo en el marcador.

En busca del acierto perdido

Fue consciente el técnico vigués del punto de acierto que requerían los suyos y lo buscó moviendo el banquillo de cara a la segunda mitad. Dejó el campo Yan Eteki tras una buena primera mitad y entró por él Yangel Herrera, de corte más ofensivo para dar al equipo una vertiente más ofensiva. No hubo reacción, obligando nuevamente a tirar de los suplentes con la entrada de Montoro por Fede Vico justo tras un disparo de Machís que se fue por poco.

Tardó casi una veintena de minutos en dar señales de vida el Granada CF. Ramplón, impreciso y cada día más gris, el conjunto rojiblanco solo despertó mediante una acción ensayada a balón parado que mandó fuera Puertas, que encontró remate sin oposición. En busca de más, Diego Martínez metió al campo toda la artillería con la entrada de Luis Suárez por Gonalons. 

La entrada del colombiano no espoleó a los visitantes, sino a los locales. Maduró con calma el Valladolid una jugada entre imprecisiones rojiblancas hasta que un centro por la derecha que acarició Kodro dentro del área. El remate del delantero acabó por tocar en el larguero de la portería de Rui Silva antes de irse a saque de puerta. 

Por fin logró encontrar el gol el Granada CF, pero no subió al marcador. Buscó Jorge Molina en el segundo palo a Machís, que remató de cabeza y se topó con Masip. Corrió a empujar el rechace Antonio Puertas, pero el de Benahadux se encontraba en posición antirreglamentaria en el testarazo del venezolano.

Sería el preámbulo de la verdadera explosión de júbilo para los rojiblancos. En la siguiente jugada hizo acto de presencia Jorge Molina, pichichi del equipo. Inició la jugada con un pase que dejó correr Puertas, lo recogió Foulquier, que se internó en el área y la puso al corazón para que la mandase a las redes el veterano delantero. 

A punto estuvo de culminar la remontada el conjunto visitante con una llegada de Machís, que aprovechó un pase de Jorge Molina para plantarse solo ante Masip. La cruzó el extremo venezolano ante la salida del guardameta, pero el disparo se fue fuera rozando el poste. 

Al igual que en la ocasión anterior, tras el aviso llegó el zarpazo para terminar de darle la vuelta al marcador. Recibió el esférico a cinco minutos del final Quini en la esquina del área. Tocó una vez, tocó dos, tocó tres y se la acomodó a la perfección para sacar un zapatazo directo a la escuadra del cuadro vallisoletano. 

Abrió el camino en el 78 Jorge Molina y lo recorrió el lateral cordobés por segunda vez en el 86. En ocho minutos de partido, un Granada CF volcado en ataque y con todos sus efectivos ofensivos sobre el campo supo tirar de épica para darle la vuelta a un partido gris, sufrido y complicado. 

Con estos dos tantos en ocho minutos mágicos, los rojiblancos hicieron justicia en el marcador a lo visto sobre el campo y sumaron tres puntos vitales. Miran hacia arriba tras volver a ganar fuera de casa, conscientes de que la permanencia queda casi sellada gracias a la remontada en el José Zorrilla

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
VITHAS LA SALUD
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería