viernes 28 enero
Granada CF  |   | Nacho Santana

El Granada CF apuntala su pretemporada en el reencuentro con su afición

Los rojiblancos se llevan el Trofeo Ciudad de Granada tras imponerse al Málaga por 3-1 · Abram abrió la lata, Milla desempató y Puertas sentenció el partido

Antonio Puertas, en la acción del tercer gol. Foto: Pepe Villoslada (Granada CF)

Se reencontraba el Granada CF con, al menos, parte de su afición. Con jugadores nuevos y algunos ya icónicos que dejaron el club sin poder despedirse de una grada otrora rugiente, los rojiblancos se 're presentaron' ante los pocos miles agraciados por el sorteo de las entradas.

Quisieron brindarles una alegría a modo de reencuentro, y se esforzaron en hacerlo cuanto antes, tanto que la primera ocasión se convirtió en gol local. Centró por banda izquierda Carlos Neva, preciso, que encontró con facilidad en el segundo palo al recién llegado Luis Abram. Lo tuvo fácil, sin marca, para rematar a placer y abrir el electrónico ante un Málaga casi juvenil.

Sin embargo, igual que volvió el público lo hizo la costumbre de encajar poco después de anotar. Dos minutos tardaron los 'boquerones' en devolver las tablas al marcador tras un centro lateral mal defendido por los locales. Salvó en primera instancia Aarón en un intento de reclamar la titularidad, pero no pudo evitar que Quintana empujase el rechace a puerta vacía.

Dejó entonces el Málaga de gozar de ocasiones. Se agrandó el Granada CF, especialmente en una medular en la que Milla y Monchu volvieron a mezclar bien. Precisamente a pase del primero estuvo a punto de encontrar el segundo tanto Luis Suárez, que encontró espacio para correr y pisar área. Tuvo tiempo de pensar el colombiano, que optó por una vaselina que supo leer a la perfección Gonzalo, guardameta rival.

La tuvo Bacca poco después. Activo, el delantero recuperó un balón en campo rival y dribló a su par para entrar en la zona de pena máxima, escorado. No consiguió encontrar el ángulo para chutar y buscó el palo corto del guardameta, que reaccionó a tiempo para enviar el balón a córner.

Milla, por todo lo alto

A los 20 minutos de juego apareció Luis Milla para romper el empate. Recibió, ganó metros y, pese a contar con un compañero abierto, disparó desde la frontal. Potente y directo a la escuadra, el esférico sobrepasó a Gonzalo para hacer el segundo gol, un golpeo que valió una ovación para el '5' rojiblanco.

No dejó mucho más de sí el encuentro a lo largo de la primera mitad. Tampoco ganó especial intensidad en el comienzo de la segunda, con cambios en ambos equipos. Sí superó el conjunto local a su rival en intensidad, veteranía y fútbol, pero no encontró la pegada para aprovecharlo.

Sin embargo, a la hora de partido, uno de los cientos de pases que buscó el Granada CF en la frontal del área rival terminó por penetrar en la defensa malaguista. Allí esperaba, tan oportuno como siempre, Antonio Puertas. El de Benahadux recogió el esférico, levantó la cabeza y la picó sobre la salida del guardameta para poner el tercero en el marcador.

Insistió en su asedio el equipo de Robert Moreno, con mayor facilidad en la creación que en la finalización. No encontró la forma de responder el Málaga, dejando morir poco a poco la intensidad del partido. Enmudeció pese al tiempo la grada, que solo reaccionó en los minutos finales para corear a los suyos una última vez.

No dio más de sí un partido que terminó como el amistoso que es, con una tregua prácticamente firmada por ambos conjuntos. Venció el Granada CF, que exhibió fútbol en un encuentro en el que, al fin y al cabo, quizás el fútbol fuese lo de menos.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrolado por Neobrand