lunes 23 mayo
Granada CF  |   | Nacho Santana

El Granada CF traza el sendero al peor camino posible

Los rojiblancos caen ante el Levante por 1-4 en un encuentro en el que terminaron con diez hombres tras la expulsión de Germán

Germán, Machís y Petrovic se lamentan tras encajar el primer gol del partido. Foto: Álex Cámara

Una nueva final, una nueva ocasión de redimirse ante la grada del Nuevo Los Cármenes y una nueva decepción para los aficionados del Granada CF. Los rojiblancos salieron sonrojados de su encuentro tras ser goleados por el Levante en un encuentro en el que trazaron el sendero hacia el peor camino posible.

Siguiendo su dinámica de las últimas jornadas, los rojiblancos tiraron los primeros 45 minutos y se marcharon al descanso por debajo. Mejoraron en la segunda mitad, pero un penalti castigado con la expulsión de Germán terminó de decantar el partido para los visitantes.

Tras un tercer tanto al contragolpe, Collado logró estrenarse como goleador en Primera, pero finalmente Soldado se encargó de dar la puntilla e igualar el golaverage entre ambos conjuntos. Hubo mucha polémica en un encuentro en el que los locales reclamaron numerosas penas máximas, pero su fútbol no convenció.

Una vez más el Granada CF se vio superado desde los primeros compases del partido. Menos de 60 segundos tardó Maximiano en hacer la primera parada tras un disparo de Morales, algo que se convertiría en la tónica durante los 45 minutos.

Machís y Milla presionan a un jugador del Levante. Foto: Álex Cámara

Instantes después un córner a favor de los rojiblancos se convirtió en un contragolpe gracias a una cabalgada del 'comandante' que terminó por abortar Quini mandando el esférico a saque de esquina. Una vez más, el '11' granota apareció sin oposición para golpear desde dentro del área, nuevamente con el lateral derecho granadinista despejando en línea de gol.

Sin embargo, los de Torrecilla no lograron aguantar más de un cuarto de hora. Morales, un puñal constante, se midió con Víctor Díaz en carrera para hacerse con un pase en profundidad. Llegó a la línea de fondo, se quitó al capitán del Granada CF y dejó el gol en bandeja a Dani Gómez, que solo tuvo que empujarla. Pudo el jugador del Levante doblar la ventaja dos minutos después con un nuevo remate a placer, pero Maximiano apareció para evitarlo.

Con desventaja en el marcador los locales desaparecieron del partido. Incapaces en la creación, sin ocasiones al contragolpe y frágiles en defensa, los rojiblancos quedaron reducidos a escombros ante su afición, soportados únicamente por su guardameta, condenado a la desesperación.

Ni siquiera las instrucciones durante el 'cooling break' sirvieron para mejorar al equipo, que solo fue capaz de despertar en los últimos cinco minutos gracias a una falta que mandó al larguero Escudero. El posterior rechace lo golpeó Milla, pero atrapó con facilidad Cárdenas.

Cambio y expulsión

Torrecilla dio entrada en la segunda mitad a Collado por Víctor Díaz, cambiando el dibujo del equipo. Sirvió la sustitución para mejorar la imagen del Granada CF, que se acercó con cierta asiduidad a la portería rival e incluso pidió un par de penaltis en los primeros instantes.

Sin embargo, el equipo que encontró el premio fue el Levante. El colegiado, tras consultarlo con el VAR, señaló un más que dudoso penalti de Germán sobre Morales que le costó la segunda cartulina amarilla, dejando al equipo con un hombre menos y dos goles por debajo tras lograr el capitán granota batir a Maximiano.

Se fueron escapando los minutos con el conjunto local volcado en ataque y los visitantes encomendados a su guardameta, que fue clave a 15 minutos del final parando un mano a mano con Montoro. La respuesta fue inmediata en forma de contragolpe finalizado por Malsa, que solo tuvo que empujar el esférico para poner el 0-3 en el electrónico.

Ya en el descuento maquilló el resultado Collado con un disparo desde la frontal que no atinó a despejar Cárdenas. Los rojiblancos lo habían rondado con varias llegadas consecutivas, pero al final fue el jugador del Barcelona el que se encargó de mandar el esférico a la red para devolver el golaverage a los locales.

Esa última esperanza a la que aferrarse también se esfumó enseguida. Un par de minutos tardó Soldado en marcar rematando a placer en el segundo palo ante una nueva muestra de fragilidad defensiva, volviendo a igualar la diferencia de goles entre ambos conjuntos en la última ocasión del encuentro.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand