martes 18 junio
Granada CF  |   |

Victoria balsámica ante un nulo rival

Los de Alcaraz sorprendieron al Villarreal en la primera mitad con la novedad de Riki en el once, quien protagonizó todo juego de ataque

El Granada sale victorioso de la batalla de bajas

El-Arabi celebra el segundo gol del partido. Foto: Álex Cámara

La espada con la que el Granada inició el partido a las 22:00 horas, tras ver como el descenso se acercaba con la victoria del Valladolid frente al Barcelona, le sirvió de reacción frente a un Villarreal que no dio imagen del puesto en la clasificación que ocupa.

Las bajas protagonizaban un choque en el que Alcaraz sorprendió con la presencia de Riki en el once ante la baja de Piti. El delantero gestionó todo el ataque del equipo rojiblanco, aportando mucha velocidad en la salida al contragolpe.

FICHA DEL PARTIDO
Granada CF: Roberto; Nyom, Bryan Angulo, Coeff, Murillo; Recio, Iturra, Fran Rico; Brahimi (Dani Benítez, 80’), Riki (Foulquier, 83’) y El-Arabi (Pereira, 68’).
Villarreal: Asenjo, Mario, Gabriel, Bruno, Jaume Costa, Pina, Trigueros (Trigueros, 57’), Moi Gómez (Cani, 45’), Óliver Torres; Pereira (Perbet, 57’) y Uche.
Goles: 1-0, m.22. Fran Rico trasforma un penalti cometido por Bruno sobre Riki. 2-0, m.32. El-Arabi define un contragolpe tras pase en profundidad de Fran Rico.
Árbitro: Muñiz Fernández (Colegio Asturiano). Amonestó a los locales Iturra, Riki, Brahimi y Recio. Éstas dos últimas acarrean suspensión por acumulación; y al visitante Gabriel.
Incidencias: Partido correspondiente a la decimoséptima jornada de Liga disputado en Los Cármenes ante 13.612 espectadores.

Las bajas del Villarreal se notaron mucho más, sobre todo en el centro de la defensa, ya que la reconversión de Bruno a central no dio el resultado esperado. El habitual centrocampista hizo el penalti sobre Riki, además de permitir la movilidad de El-Arabi, quien se intercambió perfectamente con el ex del Deportivo, entrando éste desde la banda.

El Villarreal tuvo la primera ocasión del partido en las botas de Uche, quien a los tres minutos se plantó ante Roberto, pero le cazó en el suelo el último recorte. Desde ese momento, fue el Granada quien protagonizó todas las ocasiones, contando con la aparición de Riki, quien llegó el mayor peligro.

El madrileño fue quien llevó el peso del ataque rojiblanco. De esa forma protagonizó la jugada del penalti, al llevarse a Bruno en velocidad dentro del área hasta la línea de fondo, cuando el del Villarreal barrió al atacante (22’).

Fran Rico transformó la pena máxima, dando al aire a una grada que volvió a responder. La superioridad fue a más, basada en la velocidad en los contragolpes, poco habitual en anteriores encuentros, y mostrando el equipo saber qué hacer para batir a un rival teóricamente superior.

Posible penalti

Los visitantes pidieron una pena máxima por una entrada de Riki sobre uno de sus delanteros, pero Muñiz sacó la jugada fuera del área, una acción muy protestada por el equipo de Marcelino, quien podría haber puesto la igualada en el marcador.

Antes del 2-0, Riki, Brahimi y el autor del tanto que daba total seguridad, tuvieron ocasiones. Asenjo tuvo que poner los puños en una buena entrada al área del argelino, mientras que los otros dos no acertaron en remates que se marcharon alejados de la portería.

La siguiente carrera hacia el área rival llevó a la tranquilidad. Fue El-Arabi quien aprovechó un pase en profundidad para cabalgar hasta el área y dentro lanzar de manera extraña para batir a Asenjo (32’).

Ya en la segunda mitad, el Villarreal buscó la reacción con la entrada de Cani en el centro del campo, pero éste notó en exceso la falta de ritmo tras estar tres meses fuera por lesión. Las ocasiones no llegaban para los visitantes, mientras que el Granada supo parar el ritmo del juego y darle velocidad cuando sabía que podía pillar a su rival al contragolpe.

Recio, Brahimi y el propio Riki, el mejor del partido para los rojiblancos, pudieron aumentar la ventaja, pero no estuvieron acertados. La única mala noticia para Alcaraz en el encuentro fueron las amarillas que Recio y Brahimi vieron, lo que les priva de disputar el partido del próximo viernes frente al Getafe.

Con la victoria, los rojiblancos cerrarán la jornada a la misma distancia del descenso: cuatro puntos, debido a la sorpresa protagonizada por un rival directo por la salvación como el Valladolid frente al Barcelona.

Galería de la noticia

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=1428