viernes 14 junio
SUCESOS  |   | Luis F. Ruiz - Noelia S. Lorca - Samuel Molina

El hombre de Huétor Tájar se suicidó cuando la Guardia Civil entró a la casa al no tener noticias de los niños

Un negociador estuvo hasta las 05.00 horas abordando la situación con el presunto homicida · Los cuerpos fueron hallados en habitaciones diferentes y solo uno de los dos menores tenía heridas por arma de fuego

La autoridad judicial permanece en la zona para el levantamiento de los cuerpos. Foto: A.S.

El presunto homicida de sus nietos en Huétor Tájar se quitó la vida cuando las unidades especiales de la Guardia Civil decidieron entrar al interior del inmueble en el que se encontraba atrincherado después de no tener noticias de los dos niños, que han muerto presuntamente a manos de su abuelo.

Así lo ha indicado el delegado del Gobierno en Andalucía, Pedro Fernández, quien ha señalado a preguntas de los periodistas que la situación se desencadenó supuestamente después de una discusión entre el padre de los niños y el abuelo, en torno a las 21.45 horas de este domingo en el interior de la vivienda de este último.

Entonces, se "exhibió un arma y el padre se fue del domicilio", ha señalado Fernández, quien no obstante ha pedido prudencia hasta conocer los "matices y las circunstancias" en las que se habría producido esta situación de conflicto, que derivó en llamadas de los vecinos a emergencias.

Fue el 112 el que dio aviso a la Guardia Civil, cuyos agentes se desplazaron hasta las inmediaciones de la vivienda, situada en la calle Alfredo Nobel y tras cuya llegada el abuelo lanzó "dos disparos al aire" con una escopeta de caza. Entonces se activó el protocolo especial para este tipo de situaciones, desplazándose desde Madrid la Unidad Especial de Intervención (UEI) del Instituto Armado con un negociador.

Este agente permaneció dialogando con un "contacto permanente" con el hombre hasta las 05.00 horas, momento en el que "anuncia que va a dejar de hablar porque en un rato tenía que preparar a los menores para que asistieran al colegio". Según el delegado, en ese momento se confió y se estaba a la espera con una "vigilancia permanente, usando todos los medios tecnológicos al alcance".

Los guardias civiles esperaron a las 08.00 horas, el momento "más difícil y complicado", y al comprobar que "no había movimiento" por parte de los menores, que en ese momento tenían que acudir al colegio y al instituto, a las 08.20 se decidió entrar al interior del inmueble, momento en el que "se produjo el suicidio".

Una vez dentro, los agentes hallaron los cuerpos de los dos niños, de 10 y 12 años, fallecidos y en habitaciones diferentes. Aunque será la autopsia la que determine la causa de la muerte, el delegado ha avanzado que solo había heridas por arma de fuego en uno de los dos menores, mientras que en el otro "no aparecen".

Hace mes y medio que el presunto homicida perdió a su mujer y a su hija en un accidente de tráfico en Loja, si bien el delegado ha recalcado que este extremo "no es determinante para la investigación".

Pedro Fernández ha trasladado el pésame a los familiares por esta "trágica pérdida" que ha dejado al municipio "absolutamente consternado".

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand
https://ahgr.es/?p=256712