domingo 16 diciembre
AGRICULTURA  |   | Redacción aG

El laboratorio agroalimentario de Atarfe deja de hacer análisis de acidez de la aceituna

Asaja Granada lamenta que esta situación se produzca "en plena campaña" pese a que los cortijos lo necesitan · La Junta asegura que en los próximos días resolverá la "eventualidad"

El centro ha dejado de hacer análisis “por falta de recursos”

Asaja Granada ha criticado que el Laboratorio Agroalimentario de Granada, con sede en Atarfe, haya anunciado que “por falta de recursos” no analiza la acidez de la aceituna y advierte de que esta “repentina medida deja tirados” a los olivareros en plena campaña de recogida. La Junta asegura que en los próximos días quedará resuelta la eventualidad.

Los agricultores también han sido informados desde el laboratorio, perteneciente a la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de la Junta, de que “hay un número limitado de muestras diarias de otros tipos de análisis (rendimientos, suelos, hojas) cien por cliente” y que se debe informar previamente antes de llevarlas a analizar.

Desde el colectivo lamentan en una nota que esto se produzca cuando los olivares “más necesitan este laboratorio público de la Junta de Andalucía como referencia para cotejar los análisis que realizan almazaras y cooperativas de la acidez y rendimientos de la aceituna para determinar los precios que reciben”.

Desde el colectivo reclaman que el laboratorio siga funcionando como hasta ahora con el fin de que los agricultores no tengan que recurrir a centros privados que, aunque autorizados y registrados por la Junta, no forman parte de la Red de Laboratorios y Estaciones Enológicas (Relae), e imponen tasas mucho más caras.

El delegado de Agricultura, José Manuel García Cerezo, ha informado a través de las redes sociales que esta situación ha correspondido a un “malentendido” y la empresa ha retirado el cartel que indicaba esta circunstancia, de modo que en los próximos días “quedará resuelta la eventualidad”.

Publicidad

Comentarios (2)

  1. Antonio Milán dice:

    Después de leer su denuncia en internet y de tomarme un par de pastillas para bajarme la tensión, no puedo dejar de decir lo que pienso:

    En su propia web queda bien claro:

    “ASAJA se constituye para la representación, gestión, defensa y fomento de los intereses profesionales del sector agrario en general y de sus organizaciones miembro con plena personalidad jurídica y sujeta a principios estrictamente democráticos …”

    Y esta denuncia parece que va en esa línea de defensa y fomento de los intereses profesionales del sector agrario; pero, ¿están seguros de que con esta denuncia están defendiendo dichos intereses?; mi respuesta es que NO y después se entenderá el por qué. Pero primero, ¿se han molestado en ponerse en contacto con el Laboratorio de Atarfe antes de realizar esta denuncia para conocer y entender las motivaciones que han llevado a su director a tomar la medida denunciada?; la respuesta es NO y ahora soy yo el que no entiende el porqué.

    El titular de la denuncia dice:

    “Desde ASAJA GRANADA denunciamos esta repentina medida que deja tirados a los olivareros en plena campaña de recogida, precisamente cuando más necesitan este laboratorio público de la Junta de Andalucía como referencia para cotejar los análisis que realizan almazaras y cooperativas.”

    Y yo digo: la medida es tan repentina como repentina es la avalancha de muestras de aceituna que se reciben precisamente por estar en época de aceituna. Lo que NO es repentino es el desinterés mostrado a lo largo del tiempo, por los políticos de la Junta de Andalucía cada vez que la dirección del laboratorio les hacía llegar sus quejas por la falta de recursos tanto materiales como humanos. Y me pregunto yo: ¿No son ustedes, ASAJA, entre otros, los que año tras año dejan tirados a los olivareros ante aquellas almazaras y cooperativas que intentan abusar de ellos jugando con las cifras de rendimiento y acidez de su aceituna, que es justamente por lo que necesitan cotejar dichos análisis?

    Mas adelante, en su denuncia dicen:

    “El director del Laboratorio Agroalimentario de Granada, … ha anunciado que por falta de recursos no analiza la acidez de la aceituna y que hay un número limitado de muestras diarias de otros tipos de análisis (rendimientos, suelos, hojas, etc.), cien por cliente, debiendo informar por teléfono, fax o correo electrónico antes de llevarlas al laboratorio …”

    Y digo yo: ¿se han preocupado ustedes, ASAJA, entre otros, de saber cuántas muestras se pueden recibir al día en plena campaña de aceituna?, ¿saben cuántas muestras se pueden analizar al día en el laboratorio en condiciones normales de personal y material?, ¿y en las condiciones actuales, con un 60% menos de personal y con verdaderos problemas para conseguir el material necesario para realizar los análisis de las muestras? Cuando se le pide al agricultor que informe previamente al laboratorio del número de muestras que va a llevar no es un capricho sacado de la mente perversa de alguien que quiere dejar tirados a dichos agricultores, sino todo lo contrario, es precisamente para organizar el trabajo interno del laboratorio y evitar así que cientos de muestras se queden almacenadas sin poder ser analizadas el mismo día en que entran en el laboratorio, evitando así que dichas muestras se deterioren y se vean alterados los resultados de los análisis perjudicando así al agricultor que las lleva.

    Lo siguiente que digo es GRACIAS ASAJA, por el reconocimiento que hacen en el siguiente párrafo de su denuncia:

    “La labor de este laboratorio público, … es encomiada por la alta precisión de sus resultados y por su importante trayectoria, destacándose entre sus logros … destacando que el tiempo medio entre el registro de muestras y la obtención de datos por parte del solicitante era poco más de dos días y no se registraban stocks de nuestras sin analizar. Parece que ahora faltan recursos y se toma una medida drástica en el momento más inoportuno”

    Bueno, aunque sobre el final ya he dicho anteriormente lo que he dicho.

    Y, en el mismo sentido del último párrafo de su denuncia:

    “Desde ASAJA GRANADA reclamamos que el laboratorio siga funcionando como hasta ahora con el fin de que los agricultores no tengan que recurrir a laboratorios privados que, aunque autorizados y registrados por la Junta, no forman parte de la Red de Laboratorios y Estaciones Enológicas (RELAE), e imponen tasas mucho más caras. Hemos trasladado nuestro malestar y queja al delegado provincial de Agricultura para que arbitre una posible e inmediata solución.”

    Digo que desde este laboratorio reclamamos (mejor dicho, reclamo yo, porque aunque es un sentir común, aquí sólo hablo en mi nombre), que para que el laboratorio siga funcionando como TODOS queremos es necesario que se dote de los recursos necesarios (aunque sea ahora de prisa y corriendo porque la imperiosa necesidad de quedar bien con el electorado lleve las montañas a Mahoma) y estas medidas denunciadas sean rectificadas y los agricultores no tengan que recurrir a los laboratorios privados y esto no parezca (y menos ahora en campaña electoral) una más de las medidas de privatización de servicios que está llevando la Junta de Andalucía, y el Delegado pueda así solucionar de manera inmediata el motivo de la queja y malestar que tan eficazmente le han trasladado.

    Por último, digo dos cosas: la primera es que si buscan en internet “laboratorio agroalimentario de Atarfe” verán donde está y como ponerse en contacto con sus RESPONSABLES, por si se les ocurriera querer saber y entender del trabajo que se realiza allí y de las condiciones en que se lleva a cabo antes de hacer la próxima denuncia.

    Y la segunda cosa que digo es: PERDÓN, si en algo de lo que he dicho alguien se ha sentido ofendido; de verdad, que no es mi intención, pero ¿qué habrían hecho ustedes en mi lugar?

    Antonio Milán.
    Trabajador del Laboratorio Agroalimentario de Atarfe.

  2. JESUS GARCIA MOYANO dice:

    Es triste que tengamos que esperar a que se convoquen elecciones para que, noticias de esta envergadura tomen la importancia que realmente tienen.
    Es cierto que el Laboratorio Agroalimentario de Atarfe ha decidido no realizar la determinación de la acidez en la aceituna para esta campaña, es cierto que se pretende limitar el registro diario de muestras, pero también es cierto que el Laboratorio cuenta con otros Departamentos que están desarrollando funciones tan importantes en otros sectores como el desarrollado en la campaña de la aceituna y que también están corriendo peligro por los mismos problemas (equipos averiados durante meses o que no se pueden reparar por falta de presupuesto…), falta de medios en general. También es cierto que el Laboratorio Agroalimentario de Granada cuenta con una amplia acreditación de ENAC, mantenida día a día con el trabajo y tesón de todo su personal, esto garantiza a TODOS LOS NIVELES la alta calidad analítica allí desarrollada. Es por todo esto, después de años sufriendo estas carencias y con el fin de seguir garantizando nuestros resultados, se ha tomado esta decisión. Entre nuestros objetivos, como Administración que somos, están la imparcialidad y la eficacia de los resultados.
    Para finalizar, quisiera decir que me adhiero totalmente a lo comentado por mi compañero Antonio Milán.

    Jesús García.
    Trabajador del Laboratorio Agroalimentario de Granada.

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
Diseño Web La Sastrería