jueves 22 agosto
GRANADA CF - MÁLAGA | LA CRÓNICA  |   |

El mejor regalo para soplar 88 velas

El Granada CF celebra su cumpleaños con una victoria de autoridad ante un Málaga que arreó en la recta final sin concretarlo en ocasiones para poder igualar el décimo gol de Antonio Puertas, que fue titular

Puertas celebra el tanto anotado que supuso la victoria ante el Málaga. Foto: Álex Cámara

El Granada CF ha cosechado este sábado un importante triunfo ante el Málaga que le da permiso para seguir soñando con el vuelo alto en la categoría y que mantiene a los rojiblancos en la segunda posición de ascenso otra jornada más después de doblegar al Málaga con un tanto de Puertas.

La gran sorpresa en el once inicial planteado por Diego Martínez en el encuentro fue la presencia de Antonio Puertas y la primera suplencia de la temporada de Vadillo, el perjudicado del debate para que regresara el de Benahadux a la titularidad, junto a Montoro y Germán.

No se equivocó el gallego, pues el almeriense le dio razones para confiar en él a los cuatro minutos del inicio. Un balón de Dani Ojeda lo dejó para Fede Vico a la izquierda para buscar el balón colgado al área, donde se posicionaban Ramos en primera instancia y Puertas en el segundo. Fue el pichichi rojiblanco en que metió la cabeza para lograr el uno a cero en el marcador y condicionar el resto del partido.

El arreón inicial habitual del equipo granadino tuvo sus frutos a las primeras de cambio y eso facilitó algunas llegadas más de los locales, como un centro de Víctor Díaz que no llegó a rematar Quini en el segundo palo o una llegada de este por la parte izquierda que Fede Vico no logró controlar de tacón en el área.

Lo que quedó patente fue el dominio del Granada CF en el arranque del partido en Los Cármenes, momento tras el que el choque derivó en lances duros en cuanto a faltas que al final del primero periodo dejaron cinco jugadores amonestados. Lo más tranquilo para los rojiblancos era que los de Muñiz eran incapaces de llegar a tres cuartos con claridad y en esas apenas generaron peligro a Rui Silva.

Con esas el partido se quedó apenas sin llegadas ni ocasiones en la recta final de un primer tiempo en el que Montoro basculó el centro del campo rojiblanco a su antojo, pero en el que Munir apenas tuvo que intervenir más veces.

Segunda parte con uno más

El segundo tiempo tuvo un factor a favor del Granada CF a raíz de la expulsión por doble amonestación de N'Diaye, lo que abrió un poco más el partido tras la reanudación, si bien el Málaga dio el paso adelante de forma decidida a por el empate.

Ocurrió en un centro al área que remató Ricca con asistencia de Luis Hernández. El balón se marchó fuera pero era el primer aviso del paso que estaba decidido a dar el equipo blanquiazul con más participación en ataque.

Diego Martínez decidió mover ficha y metió a Vico y a Azeez, para quitar a Dani Ojeda y a Montoro, o que dio algo de frescura que no terminó por concretarse. En ese contexto hubo una llegada de Puertas que dejó el balón para que Fede Vico rematase. Aunque Munir mandó a córner con una gran parada la jugada estaba invalidada por fuera de juego del portugués.

La recta final del partido apenas tuvo juego y ocasiones, si bien el Granada CF manejó la situación a su antojo el Málaga no arrojó la toalla con varias llegadas que incordiaron a la portería granadina.

Al final tres puntos que se quedan en casa y que permiten distanciarse a los granadinos del Málaga, un rival directo en el objetivo que ya no se puede esconder: luchar por el ascenso a Primera División.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
Publicidad
Diseño Web La Sastrería