miércoles 26 junio
ELECCIONES MUNICIPALES | ÁREA METROPOLITANA  |   |

El pactómetro del Área Metropolitana

Una quincena de Ayuntamientos quedan pendientes de los acuerdos postelectorales para decidir quién ostentará el bastón de mando desde el próximo 15 de junio

Pulse para ampliar

Las Elecciones del pasado domingo han dejado en el aire los gobiernos de una quincena de municipios, en donde desde el domingo las sumas y las restas forman parte de las posibles coaliciones de gobierno o simplemente investidura que deben producirse ante el pleno que se celebrará en todas las localidades el próximo 15 de junio.

En hasta 17 pueblos del 'Cinturón' metropolitano está garantizada la tranquilidad en esa mañana tarde, siendo los que se han logrado mayorías absolutas, mientras que en el resto son las sumas y circunstancias de cada municipio las que pueden decantar la balanza hacia un lado o hacia otro.

De este modo, gobernarán con mayoría absoluta los candidatos electos del PSOE en Alfacar, Cenes de la Vega, Cijuela, Cúlar Vega, Fuente Vaqueros, Gójar, Jun, Maracena, Otura, Pulianas y Valderrubio. Le ocurre lo mismo al PP en Dílar, Cájar y Alhendín; a IU en Víznar; al partido independiente en Pinos Genil y a Ganemos en Peligros.

Uno de los aspectos importantes en la investidura es quién ha ganado las Elecciones, pues con ello se tiene garantizado un voto más de forma figurada respecto al resto de partidos, que deben sumar mayoría absoluta o más si quieren desbancar a la lista más votada en la Alcaldía.

Sucede en casos como Armilla, donde Dolores Cañavate puede ser alcaldesa sin necesidad de recibir ningún apoyo, pues Cs, PP y Vox no llegan a los once ediles requeridos para la mayoría y necesitarían sumar a la edil de Podemos, Sofía Díaz, quien no obstante no ha mantienido una estrecha relación con el ejecutivo municipal socialista.

El otro municipio con 21 concejales también pendiente de pactos es Las Gabias, aunque en este caso la suma es clara: Ciudadanos debe decantarse entre Merinda Sábada (PP) o María Jesús Muñoz (PSOE). Los tres ediles 'naranjas' permiten a los dos otros partidos llegar a los once necesarios para la investidura. En caso de que se abstengan, los 'populares' accederán por vez pimera a esta Alcaldia.

Entre pactos 'tripartitos' y a un edil de la mayoría

En Albolote el escenario parece bien claro con un pacto a la 'andaluza' entre el aspirante del PP, Salustiano Ureña, y Ciudadanos y Vox, si bien primero debe negociarse el acuerdo entre las tres formaciones. La otra suma posible, que beneficiaría a la socialista Montserrat Bailón es la de PSOE, con Cs e IU.

Pedro Martínez se quedó a las puertas de la mayoría absoluta el pasado domingo en Atarfe, feudo que los socialistas recuperarán con que un concejal del resto de partidos o se vote así mismo o se abstenga. También les vale el apoyo del edil de IU, los dos de PASI o de Ciudadanos. Para poder evitar el gobierno del PSOE deberían sumar los cinco partidos que no ganaron las elecciones.

Antonio Narváez se quedó rozando también la mayoría absoluta en Churriana de la Vega, feudo tradicionalmente 'popular' y en el que se abre la incógnita de si Ciudadanos será su muleta en la investidura, en tanto en cuanto el número dos de la lista, Luis Miguel Gómez, fue concejal del PP hasta marzo de este año, sin que la relación con el ahora alcalde en funciones terminase demasiado bien. Si el PSOE quiere la Alcaldía necesita, como mínimo, el voto de Ciudadanos, además del de Adelante Andalucía.

En Huétor Vega la suma aparentemente más lógica es la que tendría Mariano Molina (PP) con la edil electa de Ciudadanos, María Dolores Aguayo. Su abstención o votarse así misma también dejaría la Alcalía en manos de 'populares'. Sin embargo si decide votar a la aspirante del PSOE, Carolina Higueras, junto a IU y Podemos, producirá el vuelco político en el municipio.

Situaciones menos claras

El escenario más complejo aparentemente está en La Zubia, donde los cinco concejales obtenidos por PSOE, ganador de los comicios con Purificación López; y PP, con Inmaculada López; les dejan a cuatro ediles para la mayoría absoluta necesaria para la investidura. En este sentido será esencial a quién apoyará el partido del acual alcalde en funciones, Antonio Molina (GLZEC), con el que daría ocho votos a una de las dos listas más votadas. Luego cada una buscaría su respaldo en el resto de cuatro fuerzas con un edil: IU, Avanzamos, Cs y Vox.

El acuerdo de Gobierno que han mantenido este mandato PP y APPO en Ogíjares puede allanar ahora el camino a la investidura de Estefano Polo, ganador con los 'populares' y con seis concejales. Ambos alcanzan once ediles, dos más de los necesarios para la mayoría absoluta. Si Plata quiere mantenerse con el bastón de mando necesita, como mínimo, al PSOE y a un edil entre Cs, Podemos y Vox.

En Pinos Puente Enrique Medina fue ganador con el PSOE, pero sus diferencias con IU y Ciudadanos pueden complicar un pacto de investidura de cara al día 15. Aquí las sumas posibles pasan en cualquier caso por dos partidos. Bien el PSOE e IU, adversarios en los comicios; entre PSOE y Cs o entre IU y Cs, que llegan a la mayoría absoluta necesaria.

El también socialista Manuel Gil parece tener más despejado el camino en Santa Fe, donde IU tiene en su poder los dos ediles que necesita el PSOE para mantener la Alcaldía. Ciudadanos también puede convertirse en cooperador a favor de Gil, que perdería el bastón si pactan los cuatro partidos que no han ganado: PP, Cs, Vox e IU.

De entre los pueblos con más población, el último con escenario incierto es Vegas del Genil, en donde el PSOE tiene seis concejales, uno más que hace cuatro años que ha perdido casualmente Ahora Vegas, aunque ambos pueden sumar para dar la Alcaldía a Leandro Martín. Al igual que en otros pueblos, solo la suma entre todos los partidos no ganadores evitaría la investidura del actual alcalde.

Municipios con menos población

Marina Martín aspira a ser alcaldesa de Chauchina con el PSOE y para ello puede abrir su negociación con dos bandos diferentes: Somos Chauchina o IU. Estas dos fuerzas solo suman con el PP para impedir la investudra de la socialista.

En Monachi hay tres formaciones de centro derecha representadas en el Consistorio, pero José Morales solo tiene que volver a reeditar el pacto con IU para mantenerse al frente del ejecutivo municipal. La opción dos solo pasa por la suma de PP con Cs o Vox y los dos ediles de IU, a priori poco probable.

En Láchar, al igual que hace cuatro años, el PP volverá a tener la llave de la gobernabilidad e investidura y salvo que la formación 'popular' respalde al socialista Pedro Sánchez, Mari Nieves López apunta como alcaldesa cuatro años más.

El último escenario pendiente de pactos y algo más es Güevéjar, donde este viernes se resuelve hacia quién va el undécimo concejal y si UPG o PSOE han ganado los comicios, algo que puede ser determinante ante la investidura.

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
Diseño Web La Sastrería