domingo 24 octubre
La Capital  |   |

El Plan de Movilidad cumple un año en boca de los viajeros

Las opiniones de los granadinos se dividen entre los elogios por una Gran Vía despejada y las críticas al sistema de trasbordos

El colectivo de ancianos se divide entre la comodidad de la LAC y la dificultad para entender el nuevo mapa. Foto: Álex Cámara.

El colectivo de ancianos se divide entre la comodidad de la LAC y la dificultad para entender el nuevo mapa. Foto: Álex Cámara.00

"Es una idea que a mucha gente le ha desagradado pero supongo que habrá otra gente a la que le ha venido bien. Cuestión de intereses". Manuel acude todos los días al instituto en la Línea de Alta Capacidad (LAC), junto a sus compañeros Chema y Carmen. Con sus palabras resume el sentir de muchos de los usuarios consultados por ahoraGranada con motivo del primer aniversario del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS). "A la gente que vive en el centro le parece una idea estupenda porque es cierto que descongestiona mucho. Pero para la gente que vive en zonas un poco más alejadas de lo que es centro es un inconveniente, porque tienen que hacer trasbordo", dice Manuel.

Para Carmen, el sistema es "una tontería y un malgasto de dinero". Atribuye su opinión a los intercambios, como Chema, quien prefiere "las líneas de antes" pero reconoce que el centro "está más despejado de autobuses". Por otro lado, Enrique y su hija Martina, que también hacen referencia a la descongestión del tráfico, necesitan hacer trasbordo cada día y aseguran que el trayecto "sigue durando lo mismo".

Irene, que trabaja en Gran Vía, también se sube en dos autobuses, lo cual ha supuesto "que antes tardaba media hora" y ahora completa el trayecto en "45, 50 minutos". Pide que se avise de los cortes de tráfico a través de la aplicación móvil. "Lo veo algo absurdo, ya que tienen un medio de comunicación directo con el ciudadano que no están usando", explica. Además, señala otro problema: "a veces en las horas puntas hay un colapso increíble, no se puede entrar en el LAC. Tienes que dejar pasar los autobuses de dos en dos o de tres en tres porque no hay forma de montarse en Gran Vía y otros puntos críticos".

En ello coinciden Álvaro, que coge tres autobuses para ir al instituto, y Luis, que opina que el autobús está "un poco prensado. Mucha gente subiendo y bajando, un poco lío. Me gustaba más el anterior". Este joven, que vive en La Chana, explica que tarda "media hora más" si se sube en el SN3 que haciendo intercambio en la LAC. Como aspecto positivo, destaca que si pagas con efectivo "te permite hacer trasbordo, que antes no se podía".

La implantación del PMUS supuso también una novedad, al menos para los viajeros de la LAC: el pago en la parada, antes de subir al bus. Varios sectores se quejaban de la dificultad añadida que esto supondría para las personas mayores. Sin embargo, Rosario y Paco afirman que "no cuesta trabajo", ya que tienen el bonobús de pensionistas. Lo que sí les "viene mal" es tener que coger "otro autobús para ir más lejos". "Al cabo de tantos años no lo entendemos", comentan.

Lo mismo cree Emilio, un hombre de mediana edad que alerta de que la gente mayor "tiene ciertas dificultades porque no están preparados para ello". "Pero yo lo veo estupendamente", asegura, "es muy rápido porque tiene las conexiones para distintos puntos muy bien". Emilio vive en Maracena, por lo que tiene que hacer trasbordo. Afirma categórico: "va muy rápido".

 

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Noticias relacionadas

Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería