lunes 16 mayo
Deportes  |   | Juanjo Martín

El primer ascenso en casa rompe la maldición del Palacio

El Covirán Granada sube a la ACB ante el calor de su grada, algo que no había disfrutado hasta el momento al subir siempre en partidos como visitante

El equipo rojinegro celebró el ascenso a la LEB Oro en Navarra. Foto: Fermín Rodríguez (Fundación CB Granada)

En su corta pero intensa historia, la Fundación CB Granada ha gozado hasta el momento cuatro ascensos. Esas alegrías en su escasa década de historia habían tenido hasta el momento un denominador común, el hecho de que nunca se produjeron en la ciudad de la Alhambra. Una especie de maldición que condenaba a los aficionados a peregrinar en el caso de que quisieran ser testigos directos de esas proezas. Sin embargo, esa tendencia se ha roto por fin esta temporada con el acceso del cuadro nazarí a la ACB ante un Palacio de los Deportes lleno hasta la bandera.

El club rojinegro no tuvo que esperar mucho para festejar su primer ascenso, pues en su campaña de estreno en Primera Nacional (2012/13) logró sellar su pasaporte a la Liga EBA. Superó en la ronda definitiva al SDI Baza, que contó con el factor cancha en esa eliminatoria. No obstante, el plantel dirigido ya entonces por Pablo Pin remontó la derrota sufrida en la ida en el pabellón Veleta (65-68) y se impuso en tierras bastetanas (76-86).

Dos años después, en el curso 14/15, se produjo el segundo hito en la trayectoria de la Fundación al conquistar en Albacete un inesperado ascenso a LEB Plata. Después de una irregular temporada que no invitaba demasiado al optimismo, los nazaríes sorprendieron en una fase final a la que no llegaron como favoritos pero de la que salieron reinantes tras doblegar a Collblanc (71-105), al cuadro anfitrión (76-80) y al filial del UCAM Murcia (67-68). El veterano Jesús Fernández fue la estrella indiscutible de un equipo al que aterrizó en el tramo final otro ilustre como Nacho Ordín para dar el empujón definitivo hacia la categoría superior.

La siguiente satisfacción se materializó en la campaña 17/18, con el Covirán Granada triunfando en la tercera categoría nacional y conquistando una primera plaza que le catapultó a la LEB Oro de manera directa, sin necesidad de disputar ‘play offs’. Los hombres de Pin eran los grandes favoritos y lo demostraron con suficiencia durante toda la temporada, culminando la gesta en Pamplona ante el Basket Navarra (74-78). El interior Devin Wright marcó diferencias en la pintura, si bien no puede desdeñarse el papel fundamental de otros jugadores como ‘Carlinhos’ de Cobos, Eloy Almazán o ‘Ale’ Bortolussi.

Cuatro años después de ese último subidón a domicilio ha tenido lugar el ascenso a la ACB, un hecho histórico por la categoría a la que se accede y por haber roto la maldición del Palacio. El pabellón del Zaidín no había sido talismán en dos eliminatorias muy recordadas por los aficionados nazaríes, que se habían resignados a echarse a la carretera para vivir en primera persona el éxtasis de subir.

La temporada pasada el choque ante Breogán fue un fiasco. Foto: Álex Cámara

Primera decepción

La primera decepción en casa tuvo lugar en 2017, en la imprevisible eliminación en semifinales de LEB Plata ante el Zornotza. Con el pívot David Iriarte en plan estelar con la elástica del cuadro vasco, el Covirán sucumbió en el quinto partido de esa eliminatoria (81-92) en la que surgió el miedo escénico en el Palacio.

La pasada campaña se produjo el segundo fiasco en otro cara o cruz por el ascenso. El rival fue el Río Breogán, quien venció en el pabellón del Zaidín en un encuentro para olvidar de los nazaríes (57-83). El plantel de Pin desperdició de ese modo el factor cancha de esa ronda final a tres partidos en la que golpeó primero (67-53) para después hincar la rodilla en Lugo (81-78) y en el ya mencionado desenlace en el Palacio. 

Ahora, gracias a la victoria sobre Almansa en la penúltima jornada de la Liga regular en LEB Oro, el Covirán destierra al fin la maldición que pesaba sobre su feudo y festeja diez años después con su afición un ascenso. La euforia crece aún más si cabe al tener en cuenta que no se trata de cualquier categoría intermedia, sino que se accede a una añorada ACB que retorna once años después a Granada.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand