sábado 14 diciembre
TRIBUNALES  |   |

El principal acusado por el crimen de Sara Correa dice que la halló malherida en la calle

Niega que tramase la muerte de la chica, a la que asegura que quería "con todo" su "corazón" · La Fiscalía incide en las contradicciones entre su declaración en la vista y lo que dijo en la instrucción

"Soy inocente, siempre he dicho la verdad". El principal acusado por el crimen de Sara Correa, la chica que falleció en noviembre de 2016 a manos presuntamente de su pareja, ha negado que matara a la chica, a la que quería "con todo" su "corazón" y a la que encontró malherida en la calle después de que ella misma le realizara una llamada pidiéndole auxilio.

Así lo ha asegurado en la primera sesión del juicio que se celebra con jurado popular hasta el próximo jueves, en el que también está acusado como encubridor un amigo suyo, quien también ha negado que ayudase al principal procesado a bajar a la mujer a la calle para dejarla junto al contenedor de basura, punto donde fue atendida por las emergencias.

A preguntas de la Fiscalía, el principal encausado ha recordado que él y Sara comenzaron la relación en mayo de ese mismo año y que vivían "todos los días" en el piso ubicado en la calle Alcalá la Real de Granada capital. De este modo ha negado que en algún momento discutiera con ella y ha ido relatando los hechos ocurridos desde su versión el 26 de noviembre de 2016.

Ese día, ha relatado, quedó con la víctima a las 20.45 horas, hora en la que también había citado a su amigo, con el que subió al piso para secar el agua que se había derramado en el interior del inmueble donde cultivaban marihuana. Al poco subió Sara quien les aseguró que "iba a preparar la cena".

Tras entrar en la cocina ella "fue a tirar la basura", al poco de lo que el acusado recibió una llamada telefónica de la chica pidiéndole que bajara y que la ayudara. "Salimos a la puerta y la vimos a ella de rodillas, mirando al bloque, le pregunté que qué le pasaba y ella sólo me señalaba a los arbustos y jardines", ha relatado.

El procesado ha afirmado que entonces no sabía lo que ella tenía, si era un disparo o no, que la vio cómo se ponía "más pálida" y que sólo se dedicó a intentar que "no se durmiera", para lo que le puso una gasa en la herida y una chaqueta que le había bajado su amigo desde el piso. Fue entonces cuando llamó a su padre para que le ayudara, al tiempo que no llamó a emergencias porque estaba "en shock", sin separarse de ella "ni un minuto".

Del mismo modo ha asegurado que lo "único" que quiso fue ayudarla y ha subrayado que sometió a tantas pruebas como la Policía le requirió, entre ellas las de pólvora o ADN. La Fiscalía ha puesto el acento en varias contradicciones entre lo que el acusado dijo en instrucción y ha reconocido este lunes en la vista oral, entre ellas que

El otro encausado en este procedimiento, acusado de encubrimiento, ha respaldado la versión de su amigo y ha dicho no considerarse autor de nada de lo que se le imputa. Del mismo modo ha defendido sus contradicciones, sobre las que el fiscal también ha incidido, porque "en esas circunstancias quién es capaz de mantenerse con sangre fría y cuerdo".

"Es una situación que estás pero no estás, tu cabeza no sirve para nada", ha explicado a preguntas de cada una de las partes, al tiempo que ha afirmado que no llamaron al 112 porque no sabían que el asunto iba a ser "tan grave".

Momento en que los familiares han gritado contra el principal acusado del caso. Foto: Álex Cámara

Gritos de "asesino" entre los familiares

Los familiares y allegados de Sara Correa se han concentrado en las inmediaciones de la Audiencia Provincial para pedir "justicia" hacia la chica y le han gritado "asesino" al principal acusado a su llegada a los Juzgados, momentos en el que se han vivido algunos enfrentamientos verbales con la familia del procesado.

La hermana de la fallecida, Olga Correa, ha explicado a los periodistas que con su ella se hizo "una injusticia tan cobardemente", motivo por el que han pedido al jurado que "sean coherentes y revisen bien todas las pruebas" y apliquen "todo el peso de la ley".

"Nadie es dueño de nadie", ha señalado esta familiar, que ha mostrado su confianza en la Justicia, al tiempo que ha relatado la situación que viven los hijos de Sara. "Gracias a Dios hay una investigación que dice todo lo contrario de lo que dicen estas personas", ha indicado.

Correa se ha preguntado "dónde dejaron la dignidad" se su hermana, a la que le "quitaron la vida" dejándola "tirada al lado de un contenedor", sin llamarles a la familia "dos calles más arriba". "Hay que ser muy cobarde y muy poco hombre para hacer lo que hicieron", ha concluido, al tiempo que ha reivindicado que se reconozca a su hermana como víctima de la violencia de género.

· Más noticias sobre tribunales

Publicidad

Comentarios

 
©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada

Te puede interesar

Publicidad
Publicidad
Publicidad
DÍA A DÍA
Diseño Web La Sastrería