miércoles 18 mayo
La Capital  |   | Redacción aG

El San Cecilio incorpora dispositivos de monitorización de última generación para detectar arritmias

Los nuevos ‘holter’ se colocan justo debajo de la piel, mediante un proceso mínimamente invasivo

Un sanitario coloca un dispositivo de monitorización de última generación para la detección de arritmias. Foto: Hospital Clínico San Cecilio

El Hospital Universitario Clínico San Cecilio, en el Parque Tecnológico de la Salud de Granada, ha implantado este jueves por primera vez un nuevo modelo de dispositivo insertable -conocidos como 'holter'- para la monitorización continua de ritmo cardíaco, en pacientes con alto riesgo de padecer arritmias cardíacas.

Su principal novedad es la posibilidad de realizar reprogramación del dispositivo de forma remota durante el seguimiento del paciente, evitando así la necesidad de acudir al hospital para ajustar su configuración durante el periodo de duración de la batería, que puede llegar hasta cuatro años y medio, según ha informado el Clínico en una nota de prensa. De igual forma, este nuevo modelo tiene mayor capacidad de memoria, nuevos algoritmos y mayor precisión diagnóstica.

Los nuevos 'holter' son pequeños dispositivos inalámbricos que se colocan justo debajo de la piel, mediante un proceso mínimamente invasivo. Su implante se realiza en la parte superior izquierda del pecho a través de una pequeña incisión de menos de un centímetro.

Este monitor se caracteriza por su reducido tamaño pudiéndose realizar su inserción fuera de quirófano o salas de electrofisiología. Además, a través de él se pueden programar los criterios de detección de arritmias con una tableta electrónica y su seguimiento se pueda realizar mediante un pequeño monitor colocado en el dormitorio del paciente o mediante una aplicación desde el propio teléfono móvil del paciente.

El doctor José Miguel Lozano, responsable de la Unidad de Arritmias del Clínico San Cecilio, ha destacado "la importancia de poder ofrecer a los pacientes recursos seguros, confiables y programables a distancia para controlar la evolución de sus patologías, evitándoles desplazamientos innecesarios al hospital, especialmente en un contexto como el causado por la actual pandemia." Este dispositivo se ha instalado por primera vez en España en una decena de hospitales del territorio nacional y es el primero con estas características que se está utilizando en Europa.

La colocación de estos dispositivos está indicada fundamentalmente en tres tipos de pacientes: aquellos que presentan pérdidas de conciencia (síncopes o caídas inexplicadas) con sospecha de causa arrítmica; los que han padecido ictus de causa desconocida y sospecha de fibrilación auricular asintomática; y los que tienen enfermedades cardíacas en riesgo de arritmias graves (como estratificación de riesgo arrítmico). Está indicado y recomendado por las principales guías de práctica clínica en estos contextos.

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand