viernes 24 septiembre
La Cínica Interviú  |   | Francisco Barajas

“El teatro no está cada vez más deteriorado, está maltratado”

Carmen Huete, actriz: “Una actriz no lo es hasta que no se da cuenta que lo menos importante para su oficio es la fama”

La actriz Carmen Huete es miembro de la compañía 'Teatro para un Instante'. Foto: Antonio Ropero

La actriz Carmen Huete es miembro de la compañía 'Teatro para un Instante'. Foto: Antonio Ropero

Carmen Huete es una actriz granadina sólida e importante. Una actriz versátil que coge un papel, teatral, televisivo o cinematográfico, y va y lo borda en las tablas, en el plató y en los estudios. Mujer que conoció el “gusanillo” teatral durante sus estudios universitarios, y que hoy es una actriz importante y profesora de teatro. Miembro de la compañía “Teatro para un Instante”. Exitosa actriz de series de televisión y largometrajes cinemátograficos. Y alma viva y puntera de los proyectos “Poesía para empezar” y “De mar a mar”. Mola hacerle una entrevista a las personas, en este caso a Carmen Huete, grandísima actriz, que saben hablar de su trabajo, de su oficio. Y que hablan con propiedad y sin afectación ni engolamiento. Mucho éxito, dama del teatro para el presente y el futuro de esta ciudad de almendras garrapiñadas tan amargas como la hiel y de esta España que navega en lo proceloso de los políticos, de quita y pon, que no tienen la más mínima idea de lo que es la educación y la cultura. Y que la lucha, en todos los campos vivenciales, siga viva e intacta en usted. Y aunque la vida intente dárnosla con queso y jamón. Siempre hay que luchar, lo dijo Cesare Pavese, y porque los enemigos siempre están acechando. Y muchas gracias por esta entrevista tan humana e inteligente. Ha sido un placer cierto. ¡Ah! Y eso del IVA en la cultura es, por lo menos, de cromañones políticos que son tan cultos que aúllan con luna y con sol.

Pregunta.- Actuar debe de ser algo como hacer que la vida privada se convierta en pública ante un auditorio de personas que pagan por ver y oír la actuación… ¿Una actriz es esa mujer que se desnuda sin desnudarse, otras veces también hay que desnudarse, ante un público que la oye y observa en un escenario de diversas formas?

Respuesta.- Si, por supuesto. Un actor debe darse por completo, debe dar lo mejor que tiene; pone su cuerpo y su alma al servicio de su personaje. Parte de su propia voz, de su cuerpo, de su manera de caminar, de su experiencia de vida y poco a poco, con el estudio del texto, las pautas del director y el trabajo de ensayo encuentra la voz, la mirada, el alma del personaje; que son las suyas propias pero que estaban escondidas. Para el actor su personaje es también un descubrimiento; y solo “desnudándose” puede ofrecerlo al público.

P.- El teatro es la vida misma… ¿El teatro cada vez está más deteriorado porque no existe una cultura teatral en el público, y que debería de asistir a las representaciones entusiasmado?

R.- El teatro no está cada vez más deteriorado, está maltratado. Maltratado por los que no entienden que la cultura no es una cifra, no es un artículo de lujo, no es entretenimiento. También hay ese tipo de productos, de consumo rápido diríamos, pero la cultura de verdad, con mayúsculas, es totalmente necesaria para la esencia del hombre, es alimento, nos mantiene conectados con nosotros mismos y con el otro. Por eso las instituciones, los que gobiernan, están obligados a cuidarlo, a respetarlo y a ofrecerlo de la mejor manera. El público no existe como tal para mi, existe cada una de las personas que se sientan en una butaca. Debemos responsabilizarnos de lo que consumimos, culturalmente hablando, porque somos lo que pensamos y la cultura está directamente relacionada con eso, con lo que pensamos, y por tanto con lo que deseamos y sentimos. En épocas de crisis es cuando se hacen mejores propuestas.

P.- Granada y sus circunstancias… ¿Existe cultura teatral en Granada?

R.- Si, por supuesto. Hay una buena programación teatral en general y un público empeñado y amante del teatro que responde. Ahora bien, no todo lo que se programa es cultura teatral. Insisto con eso, muchas veces es “producto teatral”, teatro de baja calidad muy bien “envuelto” pero sin corazón, y que solo busca entretener y facturar.

P.- Más circunstancias de Granada… ¿Deberían de existir más teatros para representar obras teatrales en Granada?

R.- Bueno según la ley de oferta y demanda lo que debería haber es más público agotando entradas, más propuestas interesantes que lo logre y más apoyo. Después si, después más salas que contengan todo eso. He visto teatros increíbles en pueblos modestísimos, sin programación, vacíos. Eso me da mucha pena, se ha jugado mucho a ofrecer grandes obras pero no grandes contenidos. En Buenos Aires, dónde he tenido la suerte de vivir, hay más de 500 salas que ofrecen teatro en diferentes circuitos y todas están llenas todas las noches. Algunas veces he tenido que comprar una entrada con meses de antelación porque antes no había; me daban ganas de llorar de emoción.

P.- Granada en un cuerno mocho de la luna… ¿Y no será que Granada es mucho menos cultural de lo que pinta la oficialidad y lo que no es oficialidad cultureta?

R.- En Granada hay una dificultad muy grande para sacar un proyecto cultural para adelante. Por un lado la ciudad es muy apetecible para el que tiene proyectos culturales pero por otro lado el apoyo privado a la cultura, fuera de la administración, no existe o es casi invisible; y lógicamente la administración tiene que hacer malabarismos para acudir a todos lados; necesitamos también implicación del sector privado, y si el mecenazgo no se incentiva no lo vamos a conseguir. Son muchos los factores que hacen que una ciudad sea cultural. Granada lo es pero empujando mucho por parte de unos pocos; sería necesario el consenso y el aunar fuerzas. Yo ahora, por ejemplo, estoy sacando con iniciativa privada una producción preciosa “Jueves Musicales en el Alhambra Palace”, un ciclo de conciertos íntimos con artistas de primera línea; he contado con el apoyo del Hotel Alhambra Palace y otras empresas granadinas pero cuesta mucho, el tejido empresarial de aquí no es el de Cataluña por ejemplo, no está acostumbrado a apoyar la cultura, solo a asistir de invitados.

P.- El dinero solo busca dinero fácil… ¿Y cómo puede subsistir la compañía teatral “Teatro para un Instante”, y dado que la crisis económica va a terminar con todo, aunque no con los bancos que son los culpables de la crisis?

R.- Pues como va a ser, dejándonos la piel! Desde su administrador y director Miguel Serrano, que quiere seguir manteniendo la calidad y el cuidado de sus proyectos, hasta el último actor que ha visto cómo los sueldos han bajado, o se cobra a taquilla o tiene que esperar meses para cobrar. Tenemos el apoyo de la administración en varios proyectos pero no es suficiente. Esta compañía es muy antigua y tiene espectáculos con muchos actores; es muy fácil hacer versiones de Lorca, por ejemplo, con dos o tres actores, o hacer monólogos; lo difícil es lo que hace Miguel, un espectáculo como La Barraca con 15 actores y 15 músicos, más técnicos. Eso no hay nadie que lo haga con las condiciones mínimas en las que se hace. Y el público de todos los pueblos emocionado y diciéndonos cuando nos vamos “Federico Vive, claro que vive…” Pues eso, con mucho amor por lo que hacemos y quedándonos con lo positivo, así subsistimos.

P.- Éxito, éxito, éxito… ¿Qué obra será el próximo éxito teatral de “Teatro para un Instante”?

R.- Todavía no puedo decírtelo pero te adelanto que después del éxito de “Casa con dos puertas mala es de guardar” de Calderón, con la que el público se desternilló, ( y ojo con un texto en verso sin adaptaciones modernas, que hay que ver el merito que eso tiene) volveremos a los clásicos en el verano. Y hasta aquí puedo leer.

P.- Las comparaciones son odiosas, pero hay que denunciarlas… ¿Y por qué la pornografía paga menos IVA que el teatro, no será porque la pornografía es más cultural que el teatro?

R.- No tengo idea de quienes son los “expertos” que deciden lo que es o no cultura. Desde luego para cualquiera con dos dedos de frente la pornografía no lo es, el teatro si. Pero desde hace tiempo esto es el mundo del revés. Es vergonzoso.

P.- Hablemos de usted… ¿Qué piensa del amor, de la política y de los bocadillos de calamares?

R.- Es muy fácil, los bocadillos de calamares van muy bien con el amor pero no con la política; está claro que con la política, hoy por hoy, no van los bocatas, más bien los restaurantes de lujo. La política se debería ejercer desde el amor a ese oficio, el amor a los ciudadanos y al “querer ayudar al otro”, no a uno mismo. El amor si, el amor siempre va bien con todo.

P.- Sigamos hablando de cosas poco maravillosas... ¿Existe machismo en el teatro español?

R.- Existe machismo en todos sitios, han sido muchos años de prevalencia del hombre y claro, quedan muchos vestigios aún. Pero lo importante es darse cuenta, cuando leo o veo la tele o veo un espectáculo o simplemente estoy hablando con alguien, a veces me doy cuenta y me digo, “ay, mira, esto es una machistada”. Asi lo rechazo.

P.- La prensa rosa es como una rosa que es de papel rosado… ¿Una actriz no lo es hasta que no sale todas las semanas en la llamada prensa rosa?

R.- Una actriz (o un actor claro) no lo es hasta que se da cuenta que lo menos importante para su oficio es la fama. La fama solo es una ayuda para hacerte una carrera. Pero el prestigio solo te lo da la calidad de tu trabajo y el reconocimiento de los que conocen este oficio de verdad.

P.- La última pregunta siempre es la más difícil de buscar, y por adecuada… ¿En los premios teatrales para actrices y actores siempre existe el consabido “enchufe”?

R.- No tengo ni idea, nunca me han dado ninguno… ¿Será por eso? Ja, ja, ja…

Publicidad

Comentarios

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
#AhoraGranada7Años
#AHORAGRANADA7AÑOS
1

Siete años de firme compromiso con las historias de Granada

'ahoraGranada' cumple su séptimo aniversario con la misma implicación del primer día para llevar a sus lectores los relatos de la actualidad de Granada y el Área Metropolitana, ya como un medio consolidado y arraigado con el territorio y que cada día eligen más ciudadanos para informarse

Desarrolado por La Sastrería