viernes 21 enero
LA CRÓNICA HORIZONTAL   |   |

Errores imperdonables en el 'manicomio'

La falta de calma en el momento más necesario, la doble amonestación de Vezo, acelerado; o un banquillo con pocos recursos fueron artífices del empate en Sevilla · La recuperación para el miércoles "no es problema" para Jémez

Atzili intenta consolar a Ponce después de fallar el penalti que pudo suponer el 2-3. Foto: LOF

Atzili intenta consolar a Ponce después de fallar el penalti que pudo suponer el 2-3. Foto: LOF

Aunque de poco sirva ya fustigarse con lo que no salió y dejó de salir en el Benito Villamarín al Granada CF, el equipo rojiblanco sí analizará a buen seguro los errores imperdonables que se cometieron en un manicomio en el que los de Jémez fueron el 'loco 1' y los de Poyet, el 'loco 2'. El punto pudo ser bueno si se atienden a las ocasiones del Betis, malo si se presta atención a las equivocaciones de los granadinistas.

Sin calma cuando más falta hacía

El Granada CF comenzó el partido mejor que nunca. Dio serias muestras de la calidad que tienen algunos jugadores como Alberto Bueno y Carcela y ante eso consiguió ponerse con un 0-2 en el marcador. Era la primera vez que esto sucedía en lo que va de temporada, por tanto solo había que esperar a ver cómo manejaba esta situación el equipo de Jémez.

Mal. El gol anotado por el Betis solo a los dos minutos del 0-2 de Alberto Bueno, fruto principalmente por un despiste defensivo de la banda derecha y también de Tabanou, que debía tapar a Álex Alegría, provocaron una sensación de acongoje en el Granada CF difícil de manejar y que provocó los minutos más nerviosos en la primera parte y los de más sufrimiento.

Una expulsión controlable

Sin embargo, el segundo periodo el Granada CF parecía estar más firme en defensa. Al menos se mostró con otro carácter y no como un flan. Quiso ser tan sólido el equipo granadinista hasta el punto de que Vezo vio dos amarillas en menos de cinco minutos, una situación evitable.

El defensa central dejó con 10 a su equipo y, sin embargo, el orden defensivo mostrado en la recta final fue tal que se dio la circunstancia de ser el momento en el que menos sufrió el equipo.

Sin recambios en el banquillo

En la convocatoria se quedaron en Granada jugadores como Uche, que puede actuar como central; y Sanunier, quien aún no sabe lo que es vestirse de corto antes de un partido.

En situaciones como las de Vezo hubiera sido necesaria la presencia de cualquiera de ellos para tratar de evitar que Khrin tuviera que jugar en la línea defensiva, aunque cumplió con el papel encomendado. Mientras, Javi Márquez sí formó parte de una convocatoria en cuyo banquillo también estaba Boga. Pocas opciones iba a tener el catalán de jugar.

No es de Primera

Empieza a ser un discurso manido para muchos aficionados el que Paco Jémez sostiene tras cuatro jornadas, de que el Granada CF no está a la altura de la categoría. No es para menos si se tienen en cuenta según qué situaciones planteadas durante el partido en el Villamarín, pero quizás la verdad haya a quien no le guste. Ni eso ni las palabras directas o los continuos mensajes de queja. Medirlos también es tarea del técnico rojiblanco.

Solo queda recuperarse para el miércoles, algo que el técnico granadinista no cree que suponga un problema porque dice que el calendario le ha sido benévolo. No todo son quejas en la cabeza del cordobés.

Número Cuaderno Rojiblanco 01

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrolado por La Sastrería