domingo 2 octubre
La Capital  |   | Europa Press

Finaliza la declaración de imputados en el caso de la subida de sueldo de directivo de CajaGranada

El juez ahora tendrá que decidir si llamar a más personas como imputados o comenzar a pedir testimonios de testigos, diligencias que por ahora no ha ordenado

El Juzgado de Instrucción 5 de Granada ha dado este martes por finalizada la primera fase de declaración de imputados por la subida de sueldo del que fuera director general de CajaGranada, Ramón Martín, con la comparecencia del presidente de la Comisión de Retribuciones de la entidad, Gonzalo Sánchez Vizcaíno.

Según han informado fuentes del caso, con la de Sánchez Vizcaíno han concluido los testimonios de imputados inicialmente previstos por el juez, que ahora tendrá que decidir si llamar a más personas como imputados o comenzar a pedir testimonios de testigos, diligencias que por ahora no ha ordenado.

Sánchez Vizcaíno ha declarado en la misma línea que lo hicieron los otros tres imputados anteriores --el presidente de CajaGranada, Antonio Jara, el secretario y componente del Consejo de Administración, Antonio Montilla y el propio Ramón Martín--, defendiendo la subida de sueldo al directivo, por el esfuerzo "extraordinario" que estaba realizando para propiciar la integración de CajaGranada en BMN.

El alto cargo de la entidad, que ha comparecido por un periodo de hora y media, ha señalado que el promotor de la medida fue Antonio Jara, que elevó la propuesta a la Comisión de Retribuciones.

La investigación judicial se abrió tras la denuncia presentada por UPyD contra 15 miembros del Consejo de Administración de la entidad, entre ellos su presidente, Antonio Jara. Según la formación, la mayoría del Consejo de Administración votó a favor de que Ramón Martín percibiera una prima equivalente al 25 por ciento de todos sus ingresos, con carácter retroactivo, y que se le blindara su salario, de 208.000 euros al año, para que pudiera seguir cobrándolo aunque dejara de desempeñar ese cargo, cosa que ocurrió un año y medio después, cuando CajaGranada se integró en el grupo BMN.

Lo que más le llamó la atención a UPyD fue que ese punto se aprobara "en una situación que no lo aconsejaba en absoluto". Era el 24 de febrero de 2011 y CajaGranada estaba en pleno proceso de reconversión, lo que se tradujo en cierre de oficinas, "traslado forzoso de personal a Madrid", prejubilaciones, petición de fondos al Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB).

En junio del año pasado, el Juzgado de Instrucción número 5 ya llamó a declarar como imputados por este caso a Antonio Jara, presidente de CajaGranada; Antonio Montilla, secretario y componente del Consejo de Administración, y al propio Ramón Martín.

El pasado mes de diciembre la Sección Segunda de la Audiencia Provincial emitió un auto en el que observó indicios de delitos societarios en la importante subida de sueldo respecto a las "ya generosas retribuciones económicas fijas" del director general, y autorizó al juez a seguir investigando y a UPyD a continuar personado como acusación.

La Audiencia entendió que los hechos denunciados podrían tener repercusión penal "al resultar visible y evaluable" el "gratuito perjuicio causado a la entidad y por ende a los clientes depositarios de los fondos, bienes y valores confiados a la administración de la misma".

Publicidad

Comentarios

 

©Queda totalmente prohibida la reproducción total o parcial del contenido de esta noticia sin autorización expresa de la dirección de ahoraGranada
Publicidad
DÍA A DÍA
Desarrollado por Neobrand